Full width home advertisement

 

BÉISBOL VENEZOLANO

GRANDES LIGAS

Post Page Advertisement [Top]

EL EMERGENTE. Lo que gana y lo que pierde el Caracas en el cambio con el Zulia


EL EMERGENTE
Por Ignacio Serrano

La afición caraquista ha sido insistente en los últimos años al pedir a la gerencia de los Leones que tenga mayor actividad en el mercado de cambios de la LVBP. Hoy, a medio camino entre uno y otro campeonato, debería mirar con optimismo el hecho de que los melenudos sean uno de los tres equipos más activos en el actual mercado de canjes.

Es cierto que tan solo han sido dos transacciones y seis los peloteros involucrados a partes iguales entre los que se han ido y los que han llegado. Pero los antecedentes de los felinos nos dicen que son cifras significativas, especialmente cuando van acompañadas de la reiterada promesa que desde la oficina vienen haciendo a partir de febrero, al hablar del remedio que necesita la divisa para corregir sus recientes malos resultados.


Hay que ir cinco años atrás para encontrar la última vez qué los melenudos fueron todavía más activos que en esta receso entre temporadas. Han sido varias las razones, pero una misma constante: los metropolitanos se mueven poco a la hora de sellar cambalaches, por lo que quizás sea cierto que estamos frente a un posible, aunque todavía tímido, golpe de timón.

¿Qué busca el Caracas? Hasta ahora eso puede resumirse en dos cosas: pitcheo, por un lado, y hombres que estén dispuestos a reportarse a la pelota invernal y contribuir con la causa de la novena.

Hay que evaluar lo sucedido bajo ambas ópticas, que son las que dan sentido a los recientes movimientos. Lo que gana y lo que pierde la escuadra más laureada en la historia de nuestros diamantes pasa por esa lista de deseos.

Allí está este convenio con las Águilas del Zulia para sostener lo dicho.

Los Leones pierden, si se compara estrictamente hombre a hombre, a partir del estatus que el jardinero Luis Alexander Basabe y el lanzador Eduardo Paredes tienen en el beisbol organizado.

Basabe, ciertamente, jugó en las Grandes Ligas la temporada pasada y es candidato a hacerlo nuevamente en la segunda mitad de la justa actual. Paredes, en cambio, firmó contrato para lanzar en México y durante 2021 ha tenido desempeños discretos, tanto en la tierra de los manitos como con la Selección Nacional.

El conjunto que dirigirá José Alguacil, sin embargo, no carece de ofensiva, sino todo lo contrario. Sus problemas en los últimos tiempos han tenido más que ver con la falta de brazos que sostengan la labor de los bateadores.

Paredes, en ese sentido, agrega algo que urge en la cueva izquierda del estadio Universitario: gente capaz de tomar la pelota y sacar los outs para proteger ventajas. ¿Es confiable el ex grandeliga? Depende de cómo se mire. En Durango dirán en este momento que no tanto, pero en el pasado torneo, lanzando en la división más competida de la LVBP, trabajó en la mitad de los encuentros de los aguiluchos entre (20 de 42) y dejó una estupenda efectividad de 3.13, que permitió recordar que su pasantía por la Gran Carpa ocurrió hace relativamente poco.

Los felinos apuestan por ese monticulista experimentado y seguro. A cambio, aceptaron ceder a alguien con mayor jerarquía.

Pero ¿cuánto vale, realmente, la jerarquía en la LVBP, cuando se mide a partir de la situación del pelotero en el sistema MLB?

Basabe es quizás un ejemplo de eso. Mientras estaba en las Ligas Menores, se le vio en Venezuela. Después de su graduación en las Mayores, prometió reportarse y nunca llegó.


Los elencos de la pelota caribeña tienen que lidiar con esa incertidumbre desde inicios del siglo 21. Es la pregunta que constantemente se hacen muchos gerentes. ¿Qué vale más? ¿El talento emergente y bien colocado en el norte o los veteranos que sin dudas dirán presente, sin sufrir de restricciones?

Este pacto responde a las dos aparentes prioridades caraquistas y permite volver a justificar la anterior transacción con los Tigres de Aragua, aquella en la que cedieron a Luis Díaz, un pitcher en teoría muy útil para este beisbol, pero que en los últimos años simplemente no se reportó.

Falta mucho, todavía. Paredes y Luis Ysla son apenas dos de las varias piezas que necesitan adicionar los Leones. Falta aún lo más importante: añadir pitcheo abridor. En la última ronda eliminatoria vimos un conjunto capaz de recorrer con éxito la primera mitad, gracias a su cuerpo de bomberos, y desmoronarse al acercarse el cierre, cuándo esos mismos relevistas se desplomaron, agotados ante el poco y deficiente trabajo de la rotación.




Si el Caracas puede seguir sumando lanzadores y consigue estructurar una rotación con tres o cuatro criollos de largo metraje, estará más cerca de lograr su objetivo de este receso entre temporadas. 

Será necesario seguir sacrificando talento, pero para esperanza de sus seguidores, la promesa de nuevos canjes está allí. Queda medio camino por recorrer, antes del próximo Día Inaugural. Lo que suceda en este lapso restante nos dirá si en verdad la meta se cumplió.

Ignacio Serrano

Ayuda a que El Emergente no se pierda un juego. Colabora con este proyecto en la página patreon.com/IgnacioSerrano

1 comentario:

  1. Buen día el cambio en cierto modo es 50-50;ya que Leones suma un lanzador probado en esta liga que ha demostrado dominio y control después del 6to inning quedando pendiente mejorar el control y alguno que otro lanzamiento,por otra parte el Zulia gana un jardinero que pueda ayudar a futuro por no tener profundidad atrás cosa que si tienen Leones con la adición de Solorzano y Leonora que sanos rinden una enormidad. Ya es hora de salir de jugadores de peso que poco aportar del lado izquierdo del universitario y traer gente con peso en la Liga que vengan comprometidos a jugar y divertirse y no hacer berrinche de niño malcriado.

    ResponderBorrar

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

Bottom Ad [Post Page]

| Colorlib