Full width home advertisement

 

BÉISBOL VENEZOLANO

GRANDES LIGAS

Post Page Advertisement [Top]

EL EMERGENTE. ¿Quién puede con Shohei Ohtani, el predestinado MVP?


EL EMERGENTE
Por Ignacio Serrano

Somos privilegiados. En una era del beisbol súper especializado, en la que hasta hace muy poco era irreal pensar en peloteros capaces de hacerlo todo, aparece de pronto Shohei Ohtani y, libre ya de las lesiones de 2019, con la experiencia recabada en tres temporadas en las Grandes Ligas y otras cinco en Japón, toma por asalto la MLB y nos prueba que es el mejor pelotero del planeta.

Y sí, es una afirmación grandilocuente, y habrá quien diga que es exagerada. Pero ¿qué otra cosa puede ser alguien que batea como Ohtani batea, y lanza como lanza él?


El nipón ha llegado al extremo de sacudir un cuadrangular a más de 110 millas por hora en el mismo encuentro donde suelta rectas a más de 100.

Eso era absolutamente impensable desde hace casi un siglo. Antaño existían esos peloteros irreales, capaces de hacerlo todo, como Vitico Davalillo en los años 60 y especialmente Vidal López, Martín Dihigo o Cocaína García décadas antes. Todos dejaron huella profunda en los diamantes venezolanos y del Caribe, aunque solo Vitico llegó a jugar en las Grandes Ligas. 

El zuliano es el único en ese grupo que realmente no hizo carrera como pitcher. Es injusto ubicarlo en la misma lista de su compatriota López y de los dos míticos cubanos. Pero es leyenda en Venezuela, ciertamente.

Y antaño, claro, existió Babe Ruth.

Ohtani sacudió dos jonrones más este martes. Desplazó del liderato absoluto en las Ligas Mayores al quisqueyano Vladimir Guerrero Jr. Llegó a 28, contra 26 de su ahora escolta. Estuvo a punto de volver a arruinarle el día a los Yanquis de Nueva York.


EN CIFRAS
Shohei Ohtani está inspirado. Ha dado 13 cuadrangulares en junio y suma 5 en sus últimos 5 juegos. Para más inri, lleva 3 días consecutivos poniendo la pelota en órbita y tiene 5 bambinazos de 115 millas por hora o más, líder absoluto en la Gran Carpa, por encima de Giancarlo Stanton (4) y el venezolano Ronald Acuña Jr. (3). 

El japonés es anunciado por los Ángeles de Los Ángeles para abrir sobre el morrito este miércoles, nuevamente en el Yankee Stadium. El solo hecho de subir al montículo será un hecho histórico. Y vayamos por partes, porque requiere de varios párrafos.

Primero, vuelve a hacer lo que ya consiguió en una ocasión, hace semanas: desde el mismísimo Ruth hace exactamente un siglo, el 13 de junio de 1921, no era pitcher iniciador el mismo jugador que encabezaba su circuito en vuelacercas. Ya Ohtani suma en más de una vez esa hazaña. 

Segundo, está a punto de arrebatarle al Bambino el privilegio de ser el serpentinero con más bombazos en su cuenta al momento de ir a la loma. El Sultán de Swat tenía 33 cuando lanzó el 1° de octubre de 1933 para los Yanquis. El asiático tiene 5 menos, pero de no lesionarse, ¿cómo no pensar que dejará atrás, muy atrás, la suma de su memorable antecesor?

Ohtani va a ser en cualquier momento el tirador con más estacazos fuera de parque al momento de ir a hacer su faena. Es solo cuestión de tiempo. Con un añadido: ni en 1921 ni en 1933 era ya Ruth un integrante estable de la rotación de Nueva York. Ni siquiera lo era del staff de relevistas. A partir de su llegada a la Gran Manzana, en 1920, procedente de los Medias Rojas de Boston, fue convertido en patrullero de manera definitiva. No más el doble rol. En sus 15 años con los Bombarderos del Bronx apenas haría 5 apariciones como lanzador. Fueron meras anécdotas. Excepciones.

El oriental está haciendo lo suyo mientras juega a diario como bateador designado de los Ángeles y toma su turno habitual en la rotación cada cinco o seis días. Y eso es lo más notable en él. Vidal, Cocaína y Dihigo lo hicieron también en los años 20 y 30, pero era otro beisbol y fue en otros circuitos. Este lo está haciendo al más alto nivel y con plena titularidad en ambos roles.


Es líder jonronero con 28 y además encabeza la Liga Americana en slugging (.688). Es segundo en el viejo circuito tanto en OPS (1.049) como en bases totales (183). Es tercero en empujadas (63) y carreras creadas (67). Y como colofón, es el número uno en triples (4) y, por no dejar, tiene ya 11 robos en 14 intentos.

De tener el mínimo de innings (por algunas molestias físicas "solo" ha hecho 11 aperturas, por lo que está en proceso de volver a acumular el número de entradas exigido para también pelear los lideratos del pitcheo), en fin, de tener los innings necesarios, sería segundo de la Americana en efectividad (2.58) y menos hits por cada nueve episodios (5,6), así como tercero en ponches por cada nueve actos (12,4). No son muchos los tramos que le separan de entrar en carrera por esos lideratos: apenas 20. 




Si la salud le acompaña y puede llegar a 162 pasajes en 2021, va a ser candidato al Cy Young. Es decir, que el máximo jonronero de la MLB podría ser también ser elegido el mejor lanzador de su liga, o al menos pudiera ser uno de los más votados. No es descabellado, al paso que va. 

Es por eso que el japonés tiene un WAR de 5.7, algo casi irreal para estar aún en junio, tratándose de una estadística acumulada.

Ohtani enseña un OPS ajustado de 175. En otras palabras, es un bateador 75 por ciento mejor que ¡la media de todo el beisbol! en aquellos estadios donde ha jugado. Solo Guerrero le supera en eso. Y su efectividad ajustada es de 177, es decir, que ha sido 77 por ciento superior al promedio de los monticulistas de las Grandes Ligas en los parques donde ha lanzado. Ha sido realmente brillante en los dos roles y está predestinado a ser el MVP, de seguir a este paso. No importa que Anaheim pierda 100. La única duda estará en ver si alcanza la unanimidad.

Ignacio Serrano

Ayuda a que El Emergente no se pierda un juego. Colabora con este proyecto en la página patreon.com/IgnacioSerrano

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

Bottom Ad [Post Page]

| Colorlib