Full width home advertisement

BÉISBOL VENEZOLANO

GRANDES LIGAS

Post Page Advertisement [Top]

Los Extrabases de Alfonso Saer: la Serie Mundial bajo la lupa



EXTRABASES 
Por Alfonso Saer

CÁNTARO roto. El mejor equipo del Oeste en la segunda década de este siglo se adjudica el esquivo cetro. Siete títulos de división desperdiciados, antes de concretar el objetivo en el octavo intento. Los Dodgers tienen la mas completa plantilla de Grandes Ligas, pero verificarlo en el campo no fue fácil, especialmente regresando del 1-3 frente a los Bravos de Atlanta, el enconado opositor en la final de liga. La segunda nómina más alta del beisbol le hace honores a los esfuerzos financieros. A todo pulmón en California pueden gritar que ganó el mejor... LA Serie Mundial fue el careo entre la opulencia y la austeridad. El grupo millonario contra los peloteros sin mucha nombradía. La batalla entre la sequía de 32 años y la ambición de una escuadra mucho más joven en el cotarro peloteril. Se anticipaba que Tampa vendería caro su revés. Cayó en seis juegos, pero nunca con la cabeza gacha. Siempre vio el gallardete de cerca y estuvo a punto de generar un séptimo encuentro. Los Dodgers eran favoritos desde el principio y el 43-17 de la eliminatoria resultó la confirmación de los pronósticos. Ha sido un gran año para el beisbol. La pandemia cayó derrotada en los diamantes. Un torneo que asomó con dudas terminó con éxito. Novedoso al extremo, retando malos augurios, sobreponiéndose a la adversidad que azota al planeta. 


ESTA vez los managers no fueron actores de reparto. Dave Roberts y Kevin Cash resultaron frecuentes tendencias en Twitter. Las mayorías no digieren la sustitución de Blake Snell tras 5.1 entradas dictatoriales y solo 73 pitcheos dispensados en el sexto y decisivo enfrentamiento. Hoy en día la analítica domina casi en su totalidad. No hay corazonadas ni instinto. Hay un plan previo y muchos managers se aferran a ello estrictamente. La sabermetría en exceso se hace sofocante. Cash la jugó así en toda la temporada y las cosas no funcionaron cuando más se requería su éxito. Una figura tiránica en la lomita de los Rays y un bullpen masivo trabajando triunfante del otro lado. Ese era el juego seis. Roberts ganó la pugna porque sus hombres, bien barajados, hicieron el trabajo. Su colega, probable manager del año, arriesgó el pellejo --matemática en mano-- y perdió. Miles de mensajes de redes sociales crucificaron a Cash. Ese oficio es así. 


EN 1960, Bobby Richardson bateó .367, empujó doce carreras y fue designado MVP de la Serie Mundial, aunque sus Yanquis cayeron en siete juegos tras aquella recordada batalla contra los Piratas. Cuando observamos a Randy Arozarena abatido tras la caída final ante los Dodgers, recordamos aquel hecho singular. Su Serie Mundial no fue espectacular, pero la postemporada global resultó un nicho de récords con 29 hits y 10 jonrones en 20 juegos, arrasando con marcas diversas. Habíamos anticipado en la entrega anterior que Corey Seager era el candidato máximo --delante de Betts y Kershaw-- lo cual ratificó al empujar la rayita que daría ventaja decisiva en el sexto inning del sexto choque. MVP por partida doble --conquistó el lauro en la Serie de Campeonato-- remolcó cinco --16 en total--, corrió de maravilla las bases y desarrolló una defensiva impecable. Venció en los sufragios a un Mookie Betts esplendoroso en todos los órdenes del juego, con atrapadas de feria, juego agresivo en las veredas y batazos oportunos, entre ellos el doble que abrió fuegos cuando Cash sacó a Snell y llamó al relevista Anderson en el sexto fatídico de los Rays... EL mexicano Julio Urías, quien cerró dos juegos claves, tuvo una postemporada de ensueño. Ganó dos sin reveses y solamente toleró once hits y tres anotaciones en 23 episodios de trabajo. Taponó las deficiencias de los cerradores titulares. 


INMERECIDA la rechifla contra el Comisionado Rob Manfred en la ceremonia de cierre del clásico. Sus innovaciones le dieron vida y colorido a una campaña que se antojaba gris, desabrida. Sacó de la chistera un éxito indiscutido con innovaciones de postemporada que nos sustrajeron de tribunas vacías, amenaza creciente del virus y un evidente desinterés inicial. El hombre no es popular, pero negarle vítores resulta un acto de mezquindad. Salvó lo que parecía un año sin beisbol tras la pega con la Asociación de Peloteros. Para nosotros, veinte puntos en el 2020... Cumplió 45 años el yaracuyano Marco Scutaro, utílity de alto rango que estuvo en seis clubes de liga mayor durante trece calendarios, terminando con average de .277. Con los Gigantes fue MVP de la Serie de Campeonato de 2012 ante San Luis, conectando para .500 (28-14)... A 60 arribó José Escobar, campeón con Lara en la 90-91, guante virtuoso. En ese mismo 1991 se tomó su cafecito en las Mayores, 10  juegos con los Indios de Cleveland. Su fildeo en el partido del título ante el Caracas fue una faena para enmarcarla... Y la llamada desde Washington no se recibe aún. La LVBP espera la buena pro de la OFAC para anunciar el campeonato 20-21. Los preparativos siguen, la definitiva en ascuas. Calendario probable dependiendo de ese mismo aviso telefónico. O correo electrónico en todo caso.

--

Publicada en La Prensa de Lara. Aquí reproducida con autorización del autor.

Alfonso Saer tiene más de 50 años en los medios de comunicación venezolanos. Es la voz más reconocible del Cardenales de Lara desde hace décadas y uno de los periodistas de mayor trayectoria en el país. Su columna es la más veterana de la prensa deportiva local actualmente.
Síguelo en @alfonsosaer

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

Bottom Ad [Post Page]

| Colorlib