Top Menu

 

Houston comienza y termina con jonrones y la serie contra los Rays toma otro color [+VIDEOS]



George Springer empezó con cuadrangular que dio ventaja tempranera al novato venezolano Luis Heibardo García, uno de los ocho reclutas que vieron acción en el encuentro, un récord de postemporada. Pero la mayor emoción quedó para el final, gracias a Carlos Correa. Súbitamente, Houston se ve enorme

Por Ignacio Serrano
ElEmergente.com

La proverbial ofensiva de los Astros tuvo este jueves la primera y la última palabra en el quinto juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana. Y gracias a eso, el duelo contra los Rays se ve completamente diferente ahora.

Houston jugó sin errores ni despistes por segundo día consecutivo y por segundo día consecutivo contó con el pitcheo necesario para respaldar a sus experimentados maderos. Así, Tampa Bay pasó de estar a un triunfo de la Serie Mundial --que todavía lo está-- a quedar contra las cuerdas.


Sí, eso puede pasar en un duelo tan corto como este. Cualquier ventaja ayuda generalmente de manera decisiva a una escuadra disciplinada como los floridanos. Pero el texano es un club que desde 2017 viene demostrando ser un peligro para cualquier rival, no importa la presión. Saben dónde están jugando, porque esta es la cuarta campaña consecutiva que pelean el banderín del joven circuito.

En un día de relevistas, el manager Dusty Baker salió avante, aunque no tiene el mejor bullpen. Pero el abridor venezolano Luis Heibardo García le dio dos buenos innings, y sus seis auxiliares aislaron tres carreras --todas por cuadrangulares solitarios-- en siete tramos.


Uno de esos vuelacercas, el de Ji-Man Choi, empató la pizarra en el octavo. De pronto pareció posible que se impusieran los Rays, pese a que desde el primer turno de los Astros habían estado persiguiendo a sus oponentes.

Pero no. Así como George Springer empezó la jornada poniendo la pelota del otro lado de la barda, ante el primer pitcheo que vio, así la depositó en las gradas su compañero Carlos Correa, para dejar a los acuáticos en el terreno.


Houston estaba obligado a seguir el más simple de los guiones beisboleros: un juego a la vez, sin pensar en mañana.

Luego de caer abajo 3-0 en la serie, debía evitar el miércoles  la barrida. Listo.

Con las cosas 3-1, le tocaba pensar en descontar otro, nada más. Listo.


Ahora todo cambia, porque al pensar en la meta de este viernes llega también la visión del paraíso mismo, de carambola: ganar el tercero pone las cosas en cero y forzaría una definición sabatina entre un grupo de veteranos inspirados y unos inexpertos contrincantes.

Sí, hasta ese punto puede cambiar las cosas un triunfo como este que llegó ante cuatro apagafuegos de Tampa Bay, que usó a sus relevistas desde la primera entrada.


El dominicano Framber Valdez tomará la pelota en este resurgir de Houston. Y si hay séptimo cotejo, le tocará a Lance McCullers Jr. No se ve mal.

Pero tampoco será fácil. Enfrente estarán el as Blake Snell y, de ser necesario, Charlie Morton. Los Rays todavía cuentan. Sólo que desde el miércoles no han encontrado una brecha por donde colarse, único modo que parece haber de ganarles.

EL DATO: Los ocho novatos usados por ambos equipos, cinco de ellos de Houston, marcan un récord para unos playoffs. "Aquí no tenemos veteranos en el bullpen, solo un montón de muchachos a los que les ha tocado aprender sobre la marcha", apuntó el manager ganador, Dusty Baker, citado por The Associated Press


Ignacio Serrano

Comparte este artículo:

Publicar un comentario

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.