Top Menu

 

Pablo López completa su primera gran temporada como abridor en Grandes Ligas


El derecho venezolano de los Marlins cerró con elogios su tercer torneo arriba, convertido ya en un pitcher más que confiable en la rotación de su equipo. Deja cifras elitescas en ponches propinados, control y menos jonrones recibidos

Por Ignacio Serrano
ElEmergente.com

El manager Don Mattingly repitió durante dos años una especie de mantra respecto al pitcher venezolano Pablo López: su talento era real, pero necesitaba aprender a lanzar, mejorar su plan de juego y la precisión de sus lanzamientos, para convertirse en un verdadero as, ese tipo de monticulistas que pueden enfrentar tres veces al mismo lineup en un mismo juego y salir avante en el reto.

Este 2020, en su tercera campaña arriba, López demostró cuánta razón tenía su piloto.




El derecho zuliano cerró la campaña regular como el legítimo número uno en la rotación de los Marlins de Miami, luego de 11 aperturas en las que mejoró todos sus promedios respecto a 2018 y 2019.

Su última faena fue impecable y llegó cuando los peces más lo necesitaban: nada menos que frente a los difíciles Bravos de Atlanta, el lineup más bateador de las Grandes Ligas, y en plena lucha por lograr un inesperado lugar en los playoffs.

El resultado fue una línea de cinco innings en blanco y solamente dos hits, con un par de boletos y seis ponches más.

"Esto significa muchísimo", exclamó el nativo de Cabimas a la agencia The Associated Press y otros medios de comunicación, luego de su dominante desempeño. "Obviamente todos los encuentros son importantes en una temporada tan corta, pero sabíamos que este iba a ser el más importante de todos hasta ahora".

Si te gusta El Emergente, quizás puedas apoyarme con una mínima colaboración mensual. Haz click aquí y sé parte de esta comunidad

Miami se puso a un tris de avanzar a la postemporada y lo hizo ante el líder de la division.

Mattingly solo tuvo elogios para su pupilo: "Creo que fue impresionante lo que hizo", dijo, de acuerdo con el diario Miami Herald.

López fue el único serpentinero de los Marlins con 11 inicios. Debido a lesiones, covid-19 o por empezar en el campo alterno, sus colegas trabajaron poco más de la mitad de las veces, respecto a él.

Su efectividad de 3.61 es la mejor para él en su trayecto como bigleaguer y encabezó a su escuadra con 1.19 de WHIP, 3.08 de FIP y 0,6 jonrones por cada nueve entradas.

Mantuvo su buen control, con 2,8 boletos por cada nueve actos, pero mejoró a nivel de élite su media de 9,3 abanicados en ese mismo trayecto.


Su cambio de velocidad se convirtió en uno de los más engañosos del beisbol, de acuerdo con los datos de Fangraphs. Multiplicó su capacidad para lograr swings fallidos, respecto a los dos torneos pasados.

Tantos progresos llegaron, además, en un campeonato especialmente difícil para Miami, que en un momento llegó a perder a medio equipo debido al coronavirus originado en la ciudad china de Wuhan, y particularmente duro para él, que perdió a su padre cuando comenzaba la justa.

López cierra con una efectividad ajustada de 123. Es la primera vez que termina arriba de 100, lo que significa estar por encima del promedio que ponen todos los pitchers en la MLB. En su caso, cierra como un tirador 23 por ciento mejor que la media de las Mayores, y esa es la última demostración palpable de que esta termina siendo su primera gran temporada en el Big Show.


Por Ignacio Serrano

Comparte este artículo:

Publicar un comentario

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.