Top Menu

 

EL EMERGENTE. 4 obstáculos casi imposibles de remover conducen a la cancelación de la LVBP


EL EMERGENTE
Por Ignacio Serrano

El comunicado que este martes dio a conocer el beisbol venezolano parece ser la antesala de un último parte, todavía pendiente, en el que --ojalá no-- pudiera informarse sobre la cancelación definitiva del campeonato 2020-2021 del pasatiempo nacional.

¿Qué amenaza con evitar la voz de playball en la pelota criolla por primera vez desde su fundación, en 1946?


1) El protocolo de salud.
Para jugar en esta pandemia, si no se ha encontrado y distribuido la vacuna definitiva contra la covid-19, es necesario acordar con el ministerio de Salud un plan similar al que está aplicando la MLB, que incluye miles de exámenes cada semana para detectar el coronavirus originado en la ciudad china de Wuhan.

Tales pruebas deben realizarse con una frecuencia que ahora mismo pudiera copar la capacidad del Estado para detectar la enfermedad entre los ciudadanos que acusan los síntomas. Solo hay dos laboratorios habilitados para llevar a cabo los despistajes, según reportes, y el mal se encuentra en su peor momento en Venezuela, con una línea ascendente en el número de casos, todavía.

¿Qué se requiere? La garantía de poder realizar las pruebas a jugadores, técnicos y personal de todos los equipos, amén de la factibilidad misma para llevarlos a cabo sin demora. ¿Cuál es el problema? Que el Estado no ha dado una respuesta sobre cómo sería ese protocolo.

2) El estatus de Aragua y Magallanes.
Se puede jugar con una minoría de escuadras vetadas por las Grandes Ligas. Así pasó en enero. Es difícil, obligaría a tomar ciertas medidas, pero pudiera darse. El problema es que, ante la contingencia de la pandemia, sería intolerable que la Gran Carpa desapruebe jugar en los estadios José Pérez Colmenares y José Bernardo Pérez, ya que la idea, con escenarios obligatoriamente vacíos y dificultades para viajar, la LVBP planifica un campeonato en el centro del país, con los ocho elencos distribuidos en cuatro plazas: las dos sancionadas, más Caracas y La Guaira.

Ese plan B es inaplicable si la mitad de esos cuatro parques se mantiene sin el visto bueno de las Mayores.

¿Qué se requiere? Que solamente haya accionistas privados en la directiva de los Tigres y los Navegantes. La gobernación aragüeña tiene que ceder el control sobre el 60 por ciento que maneja en los bengalíes, y otro tanto deben hacer la gobernación carabobeña y la alcaldía valenciana con el 3 por ciento aproximado que cada uno de esos entes maneja en la nave. ¿Cuál es el problema? Que al parecer ninguno de esos despachos está dispuesto a salir, y sin eso, no hay trámite posible ante la OFAC ni bendición de la MLB.

Si te gusta El Emergente, quizás puedas apoyarme con una mínima colaboración mensual. Haz click aquí y sé parte de esta comunidad

3) La conectividad con el Extranjero.
Los vuelos desde y hacia Venezuela están suspendidos desde marzo. No hay perspectiva de que eso vaya a cambiar. Y sin la posibilidad de venir al país, incluso en una campaña donde no hubiera importados, ¿como traer a los centenares de grandeligas, ligamenoristas, peloteros de ligas independientes, técnicos y umpires que se encuentran en el exterior? Si hasta hay ejecutivos que no han podido regresar, tras ser sorprendidos fuera de las fronteras por el SARS CoV-2.

¿Qué se requiere? La reapertura de los vuelos. De nuevo, eso está en manos del Estado. Y no hay señal de que pronto pueda relajarse el cierre de las fronteras aéreas.


4) El patrocinio.
Es el único obstáculo que no corresponde resolver al Estado. Aunque la ruinosa manera de manejar la economía ha hecho que muchos patrocinadores no tengan músculo o capacidad para invertir en el beisbol. Es un aspecto sobre el que se está trabajando, pero que se presenta más cuesta arriba que hace 12 meses.

La LVBP no puede recibir aportes de entes ni empresas oficiales, so pena de caer en desgracia ante la OFAC. Las divisas sostienen que desean llevar a cabo la justa. Hasta ahora, solamente cuentan con su voluntad.

Todo esto excluye el caso de los Bravos. En los hechos, la intervención se ha quedado en amenaza, sin concretarse, por lo que también se mantienen en modo de mera advertencia las palabras en contra de una medida así que envió la Confederación de Beisbol del Caribe a a través de un comunicado.

Todo aquello también excluye el hecho de que al menos tres equipos tuvieron importantes pérdidas económicas en la 2019-2020.


Miles de personas son empleadas directa o indirectamente por el beisbol profesional venezolano. No jugar la nueva campaña sería una calamidad financiera para muchos hogares, la mayoría muy humildes, en tiempos en que la pobreza extrema arrecia. Pero para que haya acción tienen que darse las respuestas adecuadas en esos cuatro puntos.

Visto así, se entiende el comunicado de la liga y no parece exagerado pensar, cuando faltan tres meses para el posible inicio, que solo un milagro podrá salvar el campeonato.

Ignacio Serrano

Revisa aquí el archivo de columnas

Comparte este artículo:

6 comentarios :

  1. Qué triste no poder escucharlo a Ud cada día desde noviembre en la radio.. :s

    ResponderBorrar
  2. Aquí, si no estámos presos, nos están buscando y lamentablemente para nosotros, todo lo que toca el gobierno, lo destruye,duelale a quién le duela....

    ResponderBorrar
  3. Además de todos esos inconvenientes y quizás tengan que hacer el campeonato tan o más chucuto que el del año pasado y además inventen modificar algunas reglas o normas que desmejoran la escencia del béisbol tal cual lo hicieron en la LMB.por todo lo anterior, lo más sano es suspender el campeonato

    ResponderBorrar
  4. Lo mas sano por el bien de la liga es suspender el campeonato aqui estamos acostumbrados a ver béisbol de calidad y para hacer un campeonato como el que vimos el año pasado es mejor suspender.

    ResponderBorrar
  5. Es triste conocer que nuestro principal pasatiempo nacional no será de la partida este año, pero debemos reconocer que el oaiz por razones obvias está en el suelo, así no se puede jugar.

    ResponderBorrar

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.