Top Menu

 

Recordando la "Fernandomanía"


Por Joaquín Villamizar
Historias del diamante

Hoy vamos a hablar acerca de algunos tips del beisbol de las Grandes Ligas entre 1980 y 1984.

En 1980, Nelson Doubleday, un editor de libros de Nueva York, quien afirmaba ser descendiente de Abner Doubleday, adquirió a los Mets en sociedad con el ingeniero especialista en bienes raíces Fred Wilpon. Pagaron 21,1 millones de dólares. Wilpon compró, años después, las acciones de Doubleday y quedó como único dueño.



En 1981, la huelga de más duración en la historia de este deporte hasta entonces terminó el 31 de julio, a los 50 días de haber iniciado. El punto de mayor discordia había sido el de la compensación que recibían los equipos por los Agentes Libres. Cuando llegaron a un acuerdo en ese sentido, decidieron reanudar la campaña el 10 de agosto de ese año, después del Juego de las Estrellas en Cleveland. Pasaron 712 juegos a la historia, sin realizarse. El nuevo líder sindical de los bigleaguers, Marvin Miller, había anunciado el estallido del paro el 12 de junio. Otra discusión relevante era el tope salarial que pedían los dueños de equipos, a lo cual se han opuesto los dirigentes de los peloteros.

Cuando el 16 de junio de 1981 vendieron los Cachorros de Chicago al diario Chicago Tribune por 20,5 millones de dólares, terminó el reinado de 66 años de la familia Wrigley en el beisbol del norte de la Ciudad de los Vientos.

En 1981 ocurrió una de las actuaciones más brillantes de pitcher alguno en una temporada. Y fue de un latinoamericano. El zurdo mexicano Fernando Valenzuela, de 21 años de edad, fue el primer novato en ser elegido ganador del Cy Young. Además, fue escogido como Novato del Año y terminó quinto para el premio al Jugador Más Valioso. Su récord de 13-7, con 11 juegos completos y 8 blanqueos en 25 apariciones (en una justa recortada por esa huelga), efectividad de 2.48 y WHIP de 1.045 en 192.1 innings.

El 1° de noviembre de 1982, en una reunión realizada en Chicago, y después de 14 años de exitosa gestión, los dueños de equipos, decidieron no renovarle el contrato al comisionado Bowie Kuhn. Fue el comienzo de la búsqueda de un propietario de equipo para ese puesto, es decir; uno de ellos mismos para el cargo.

El 27 de agosto de 1982 Rickey Henderson, de los Atléticos de Oakland, robó 4 bases en Milwaukee, pero lo realmente relevante, fue que llegó a 122, para así convertirse en dueño absoluto del récord en una temporada. Superó a Lou Brock de los Cardenales, que había sumado 118 años antes. Rickey, terminó la campaña con 130 estafas, que es el actual récord del beisbol moderno (iniciado en 1903). La de todos los tiempos, impuesta en el Siglo XIX, la tiene, Hugh Nichol, de los Rojos de Cincinnati, con 138 en 1887.

A Mickey Mantle, ya retirado como pelotero, le prohibieron, el 8 de febrero de 1983, toda conexión con el béisbol, por haber aceptado trabajar en la publicidad de un Hotel-Casino en donde se apostaba. Esta expulsión fue eliminada en 1985.

Apoya a El Emergente. Haz click aquí y sé parte de esta comunidad. La cantidad más pequeña cuenta un montón

Las cadenas ABC y NBC se unieron el 7 de abril para pagar 1.200 millones de dólares por los derechos de transmisión durante 6 años para transmitir el Juegos de Estrellas, los playoffs y las Series Mundiales.

Cuatro de los más notables peloteros de los Reales de Kansas City fueron sentenciados en 1983 por un magistrado federal a cumplir 3 meses de prisión. Willie Wilson, Willie Mays Aikens, Jerry Martin y Vida Blue, resultaron culpables de intento de compra de cocaína.

Pete Ueberroth, investido con su éxito como presidente del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de 1984, fue contratado el 3 de marzo de 1984 para ocupar el cargo de comisionado de las Grandes Ligas, en sustitución de Kuhn. Por primera vez el cargo no era ocupado por un hombre de beisbol, sino por un especialista en los negocios. Tomó posesión el 1° de octubre.

Ueberroth, no resultó exitoso, desde el punto de vista del beisbol, pero si convirtió el espectáculo en un mundo recargado de operaciones comerciales de todo tipo. Comenzó la era del dinero por delante del beisbol en el interés de los ejecutivos de las Grandes Ligas. Los cinco Comisionados anteriores eran defensores de la pelota: Kenesaw Mountain Landis, Albert Happy Chandler, Ford Frick, William Eckert y el mejor de todos hasta el día de hoy, Kuhn.

La primera decisión que tomó Ueberroth fue que el año siguiente eliminó la expulsión de Willie Mays y de Mickey Mantle por publicitar casinos en donde se apostaba, alegando que ambos eran demasiado importantes para el beisbol y no podían quedar por fuera, ya que su presencia en los campos de juego atraería fanáticos.

El relevista zurdo Guillermo Willie Hernández, de los Tigres de Detroit, logró tal temporada, que ganó a la vez los honores de Jugador Más Valioso y Cy Young de 1984. Apareció en 80 juegos, con 9 ganados y 3 perdidos, 32 salvados y efectividad de 1.92. Así encabezó la marcha del equipo hasta ganar la Serie Mundial a los Padres de San Diego en 5 juegos, ese año. Es historia, amigos.

Joaquín Villamizar

Fuentes: Bill Felber, 125 Years of Professional Baseball. Cinco mil años de Beisbol por Juan Vené.

Revisa aquí el archivo de columnas de Joaquín Villamizar.

Comparte este artículo:

Publicar un comentario

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.