Top Menu

 

Criollos tratan de acostumbrarse a jugar pelota con las mascarillas puestas


Franklin Barreto decidió seguir los pasos de Robinson Chirinos, que fue el primer venezolano que anunció su determinación a mantener el protector facial en pleno juego, para proteger a sus compañeros, rivales y umpires

Por Ignacio Serrano
ElEmergente.com

Aunque los peloteros no están obligados a jugar con la mascarilla puesta en esta temporada recortada de las Grandes Ligas, ya son dos los venezolanos que han decidido extremar las precauciones y llevarla puesta en todo momento, para cuidar a sus compañeros, rivales y umpires.

El infielder Franklin Barreto manifestó al diario San Jose Mercury News que está aprovechando los encuentros interescuadra para acostumbrarse a la novedad.


Barreto se unió en ese sentido a su compatriota Robinson Chirinos, que la semana pasada ya declaró al USA Today que también llevará el tapabocas detrás de la máscara de receptor, por motivos semejantes.

"Quiero ver si soy capaz de llevarlo todo el tiempo, porque estoy muy cerca del bateador y de los árbitros", comentó Chirinos, catcher titular de los Rangers de Texas. "Va a ser un desafío para nosotros mantener la distancia necesaria, hablarnos durante el juego".

Ahora puedes apoyar a ElEmergente. Haz click aquí y sé parte de esta comunidad. La cantidad más pequeña cuenta

"Estoy tratando de hacer mi parte", añadió el falconiano. "También espero que los umpires se pongan su mascarilla, atrás de mí, y espero que no se pongan tan cerca".

Los jugadores están obligados a llevar tapabocas cuando no estén en el campo, bien sea que estén en el dugout, en el clubhouse o en los demás espacios de los estadios.

Pero aunque los exámenes ya son constantes, el riesgo existe. Por eso Barreto decidió aplicar la misma medida.

"Quiero cuidar a mis compañeros", indicó el camarero de los Atléticos, sabedor de que la utilización del protector reduce sensiblemente la transmisión de la covid-19, de acuerdo con innumerables estudios médicos realizados en los últimos meses.


No es fácil acostumbrarse a los cambios. Es común por estos días ver notas en las que los peloteros hablan sobre cómo les ha costado escupir, celebrar con sus compañeros, chocar las manos o pasarse los dedos por la lengua, en el caso de los lanzadores.

Barreto agrega a ello la dificultad de expresarse y pasar señas con el rostro a sus compañeros del infield de los Atléticos, en pleno juego, pero cuenta que está tomando la pretemporada para ver si será capaz de hacerlo, sin dejar de usar la mascarilla.


Por Ignacio Serrano

Comparte este artículo:

Publicar un comentario

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.