Full width home advertisement

BÉISBOL VENEZOLANO

GRANDES LIGAS

Post Page Advertisement [Top]

EL EMERGENTE. ¿Quién será el próximo piloto venezolano en las Grandes Ligas?

Carlos Mendoza (izquierda) y Aaron Boone

EL EMERGENTE
Por Ignacio Serrano

¿Quién será el próximo manager venezolano en las Grandes Ligas?

Omar Vizquel parece haber salido de la carrera, Oswaldo Guillén luce lejos de completar un regreso y aspirantes de un pasado relativamente reciente, como Luis Sojo o Carlos García, vieron terminadas sus estadías como coaches en la Gran Carpa y sus posteriores experiencias como pilotos en las Ligas Menores.



Una nueva generación de técnicos criollos viene creciendo desde hace algún tiempo y es posible que en ella esté el próximo elegido, si descartamos casos fugaces como los de Miguel Rojas o Martín Prado, que oficialmente dirigieron un juego en las Mayores cada uno, siendo todavía peloteros, como premio de Don Mattingly al liderazgo de ambos en los Marlins.

Oscar Morales, quien es patrono de ElEmergente.com y miembro del Consejo Ampliado de Redacción, nos pidió un análisis en busca de aquellos que pudieran ser candidatos hoy. Y aquí estamos.

Guillén abrió la escueta lista de nativos que han conducido oficialmente en la MLB y Alfredo Pedrique siguió sus pasos (hoy, como coach de tercera base de los Atléticos, no deja de ser alguien a mantener en cuenta). Pero ¿quién vendrá después?

Carlos Mendoza es el obvio ocupante del primer puesto de la fila. Hace meses fue ascendido en el staff de los Yanquis y se estrenó durante el Spring Training como coach de banca de Aaron Boone.

Es el segundo cargo de mayor responsabilidad en el mando de una divisa. Es el lógico sucesor, en caso de repentina o transitoria ausencia del titular. Pero más importante todavía, su posición le da mayor exposición ante los medios de comunicación y las gerencias rivales. Si lo hace bien, será llamado para alguna entrevista, conforme se abran posibilidades de dirigir en algunas plazas.


Omar López tiene recorrido como exitoso timonel en las granjas de los Astros. Después de promociones, coronas y premios como Manager del Año, fue llevado a Houston por los siderales, que le nombraron coach de primera base para 2020.

Con más tiempo arriba, Henry Blanco todavía parece tener un caso. Su experiencia como estratega se limita al beisbol invernal y sus tareas con los Diamondbacks, Cachorros y Nacionales han sido en cargos de segunda fila, como instructor asistente de bateo, coach de calidad y coach de bullpen.

Otros han vivido un retroceso o salieron a la ruta, como Vizquel, que ahora tiene contrato en México.

José Alguacil estaba muy bien considerado por los Gigantes, especialmente por el veterano Bruce Bochy. Su recorrido en las sucursales de San Francisco fue positivo y era apreciado arriba, pero el retiro de Bochy y la llegada de Gabe Kapler le mandó de regreso a Doble A este año.

Carlos Subero era mencionado hace meses como un técnico bien considerado, pero los Cerveceros le removieron al comenzar el receso invernal y hoy está al frente de la Selección Nacional de adultos. Eduardo Pérez dejó el staff de los Bravos para sumarse a la oficina, como asistente especial de la gerencia  general, dejando atrás ese tiempo en que era llamado por otras divisas para entrevistas en busca de pilotos.

Otros como Rouglas Odor, Lipso Nava, Ramón Borrego o Dennis Malavé están más atrás en la fila, en instancias medias o bajas de las Ligas Menores.

Ahora puedes apoyar a ElEmergente. Haz click aquí y sé parte de esta comunidad. La cantidad más pequeña cuenta

Mendoza, López y Blanco lucen como los mejor posicionados ahora mismo. Comparten el hecho de ser jóvenes, inteligentes y están abiertos al nuevo análisis, algo que es fundamental conocer y dominar hoy.

Nadie que rechace abiertamente eso que algunos peyorativamente todavía llaman sabermetría va a recibir una oportunidad de pilotar en las Grandes Ligas por primera vez. Es falsa la sospecha de quienes acusan a las gerencias de buscar a desconocidos geeks, fanáticos de las nuevas fórmulas estadísticas, cuando la verdad es que los nuevos managers son ex bigleaguers que además entienden la necesidad de mezclar lo meramente atlético, el ojo para evaluar a un pelotero, el instinto, con la imprescindible ayuda adicional, a veces decisiva, que ofrecen los numeritos: el propio Kapler, Rocco Baldelli, Charlie Montoyo y varios más son ejemplos de ello.

No es casualidad que Mendoza sea quien haya asumido con mayor decisión y menos excusas esa necesaria mezcla de la tradición y lo moderno. Por eso está en la primera fila y, en este momento, es el principal candidato criollo a dirigir algún día en las Mayores.


Pero dejaremos aquí otros dos nombres, que no deben olvidarse, para evitar ser sorpresas.

Jorge Velandia es realmente bien considerado en la oficina de los Filis, de la que forma parte, y ya fue entrevistado para el cargo hace unos tres años. También tiene inteligencia, juventud, deseo de aprender y dominio de las nuevas métricas.

Martín Prado, como Velandia, no será citado por muchos aficionados al preguntarles qué venezolano puede tomar las riendas de algún club de la MLB algún día. Pero su rigor para el trabajo, su madera de líder y el aprecio que le tienen en Miami --como antes en Atlanta o en Arizona-- debería pronto darle un puesto como coach, o al menos esa posibilidad. Tiene también el perfil para eventualmente ser tan bien considerado como parece serlo Mendoza.

Ignacio Serrano

Revisa aquí el archivo de columnas

3 comentarios:

  1. Excelente análisis. Muchas gracias, Ignacio.

    ResponderBorrar
  2. Sería bueno tener otro mánager en MLB otra vez, de verdad que siempre he pensado que Vizquel puede ser un buen mánager algún día en MLB, este paso por México deber darle una experiencia y una visión de lo que luego pudiera poner en práctica.

    ResponderBorrar

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

Bottom Ad [Post Page]

| Colorlib