Top Menu

 

Chris Sale se somete a la Tommy John entre preguntas y dudas por el coronavirus


La cirugía electiva que le fue recomendada por especialistas no estuvo a cargo del reputado traumatólogo James Andrews, debido a que este decidió no operar durante la pandemia del covid-19

Por Ignacio Serrano
ElPlaneta.com

Los Medias Rojas perdieron a Chris Sale hace casi dos semanas, cuando se supo que necesitaba someterse a la Cirugía Tommy John. Once días después anunciaron su paso por el quirófano, en medio de dudas y una pequeña polémica relacionada con la crisis causada por la pandemia del coronavirus.

Sale requería que le fuera reconstruido el codo izquierdo por un especialista. Se trata de una intervención casi rutinaria en el beisbol, aunque requiera normalmente más de un año para su total recuperación, pues implica nada menos que el trasplante de un ligamento, usualmente de la muñeca o de un talón, para suplir otro dañado.



“Fue operado en medio de cuestionamientos éticos”, sostuvo el periodista Pete Abraham en su cuenta de Twitter, al divulgar la nota publicada por el diario Boston Globe.

La rápida y peligrosa expansión del covid-19, la enfermedad que ha paralizado a decenas de países en todo el globo, ha llevado a la postergación de cirugías no urgentes, aquellos procedimientos electivos que no revisten urgencia.

Los patirrojos necesitan que Sale cumpla lo más pronto posible con su rehabilitación. Demorar su entrada al quirófano hasta el fin de la crisis de salud que afrontan los Estados Unidos podría dar al traste con su aporte no solamente en 2020, sino también con su eventual actuación en 2021, pues un pitcher que pasa por la Tommy John necesita como mínimo 12 meses para recuperarse, aunque lo más frecuente es que le tome entre 14 y 16 meses para regresar.

Haberse puesto en manos del cirujano ahora hace que todavía sea candidato a ayudar a los bostonianos después de Juego de Estrellas de 2021.

Los Medias Rojas admitieron que llevaron el caso en silencio precisamente debido a la pandemia.

“Sabíamos que programar esta o cualquier otra cirugía en este momento no sería una simple rutina, que podría haber dificultades de programación o logística”, declaró el gerente general  del equipo, Chaim Bloom, citado por el periodista Bill Koch en el diario Providence-Journal. “Ni nosotros ni Chris queríamos superar ninguno de esos obstáculos potenciales en público, por lo que decidimos permanecer en silencio hasta que se completara la cirugía”.

El doctor Neal ElAttrache llevó a cabo la intervención en el Instituto Kerlan-Jobe, en Los Ángeles.

La sola escogencia del traumatólogo a cargo tuvo que ver con la afectación causada por el covid-19. El reputado James Andrews, cuya moderna clínica queda en Birmingham, no está operando durante la pandemia, reportó Koch. El condado de Los Ángeles recomendó públicamente no realizar intervenciones que carezcan de urgencia o sean electivas, hasta tanto ceda la emergencia que vive el sur de California.

“Ambos estaban muy familiarizados con él”, dijo Bloom sobre apelar a ElAttrache y no esperar por Andrews. “Ambos, obviamente, son muy buenos cirujanos. Cualquiera de los dos hubiera sido una excelente opción”.

La decisión no garantiza que Sale pueda ayudar de algún modo el año entrante. Si le toman los 18 meses que puede requerir la rehabilitación, en los casos más extremos, su despedida será hasta 2022, con o sin polémica por el nuevo coronavirus.

--

Publicado en El Planeta de Boston, el martes 31 de marzo de 2020. Aquí la nota original.

Comparte este artículo:

Publicar un comentario

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.