Top Menu

 

Polémica en el Spring Training por pelotazos contra los Astros


Tres grandes medios deportivos estadounidenses resaltaron este jueves el alto número de bolazos recibidos por los bateadores de Houston, pero hay argumentos en contra de quienes ven en eso una retaliación por el robo ilegal de señas ocurrido en 2017 y parte de 2018

Por Ignacio Serrano
ElNacional.com

Alex Bregman, uno de los bates principales en el lineup de los Astros, fue golpeado el miércoles por un pitcheo de Ramón Santos, un dominicano que fue llamado ese día del complejo adyacente de San Luis, para completar el roster de ese juego. Se trató del séptimo desbol sufrido por un toletero de Houston en la pretemporada y desató una polémica, horas después.

¿Están sufriendo una retaliación los texanos, debido a su conjura para robar ilegalmente las señas de los rivales en 2017 y parte de 2018?


Tres grandes medios de comunicación estadounidenses coincidieron este jueves en lo que pareció ser una sugerencia que respalda la sospecha. En un raro calco a través de sus cuentas de Twitter, raro por tratarse de medios que se hacen competencia directa, tanto ESPN como FOX Sports y Sports Illustrated tuitearon que, después de cinco días de acción, los siderales eran el equipo con más bolazos recibidos por parte de los pitchers contrarios.

Periodistas y bigleaguers han advertido que los miembros de Houston serán blanco de la ira en 2020, por haber diseñado un sistema que usó la tecnología más allá de lo permitido por la MLB, a fin de sacar ventajas ilícitas sobre sus contrarios. Ya el comisionado Rob Manfred ha alertado explícitamente sobre la aplicación de rigurosos castigos para quienes lancen intencionalmente al cuerpo de sus adversarios.

El diario Washington Post pareció unirse a las dudas, al titular este jueves: “Los Astros, es seguro, están siendo muy golpeados en los entrenamientos primaverales”. Pero hay voces contrarias. Un reporte en Yahoo! Sports lo desmintió en su encabezado, antes de aportar opiniones y hechos: “No, ese liderato en pelotazos no significa una retaliación por haber hecho trampa”.

El ex grandeliga Will Middlebrooks, ahora analista de TV, lo explicó en muy pocas palabras a través de su cuenta en Twitter: “Cinco de los siete desboles han sido con pitcheos quebrados o cambios. Dos de los bateadores con bolazos pertenecen al roster de Doble A. Así que dejen de sentir morbo por todos esas publicaciones que resaltan lo sucedido”.

Los numeritos antes de disputarse la jornada de este viernes respaldan la idea de que es mayor el ruido que la cantidad de nueces. Según la sección de estadísticas de MLB.com, el sitio oficial de la Gran Carpa, los Cardenales lideran el doloroso departamento, con ocho golpeados, y tienen a los texanos a la zaga. Luego, con seis, aparecen los Rojos, Tigres, Dodgers y Filis. Los Ángeles acumulan cinco.

No parece haber una diferencia drástica respecto a lo que pasa entre la divisa que trampeó hace tres años y el resto de las Mayores.


El venezolano José Altuve fue la primera víctima de Houston, esta semana. Trotó luego hacia la primera base, sin hacer aspavientos. Luego de eso, su manager Dusty Baker dio una explicación que debería haber aquietado las aguas.

“El bolazo fue en un pie”, precisó Baker en rueda de prensa, aludiendo que ese tipo de venganza suele aplicarse con rectas duras y a la zona media del cuerpo. “No fue nada, ¿saben a qué me refiero? Ese no fue un pelotazo intencional”.

Aunque la polémica persista.

--

Publicado en ElNacional.com, el jueves 27 de febrero de 2019.


Ignacio Serrano

Comparte este artículo:

1 comentario :

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.