Top Menu

 

El primer grandeliga de América Latina… pero el primero de verdad


Suele tenerse al colombiano Juan Castro como el precursor de América Latina en las Mayores, pero no es así. Décadas antes, en el siglo XIX, jugó allí un cubano llamado Esteban Bellán

Por Joaquín Villamizar
Una cita con la historia

¿Quién fue el primer latinoamericano en jugar en las Grandes Liga? Y quién fue el segundo?

El primer latinoamericano en jugar en las Grandes Ligas fue el cubano Esteban Bellán, nacido en La Habana, el 1° de Octubre de 1849. Jugó entre 1871 y 1873 con los Troy Haymakers, equipo del estado de Nueva York, y con los New York Mutuals, en la National Association, que fue la primera Liga Grande de la historia.


Bellán era rico de cuna en Cuba y ésta aún estaba bajo dominio español, pero comenzaban los primeros brotes independentistas y también aumentó la inseguridad personal.

Sus padres lo enviaron a estudiar en Estados Unidos en 1863, al St. Louis College, en el Bronx. Allí estudia hasta 1868. Es reclutado por el equipo Union Morrisania, campeón del beisbol amateur. En 1869 es contratado por el Unions de Lansinburgh, que se cambia el nombre en 1871 por los Troy Haymakers y se crea este año la primera liga mayor, la National Association, convirtiéndose en ese momento Bellán en el primer latino en la gran carpa.

De hecho estuvo entre los peloteros fundadores de las Grandes Ligas. Ese año, en 29 juegos, bateó .248, con 32 hits, y anotó 72 carreras. Como tercera base, cometió 41 errores (lo que sería un escándalo hoy). Pero hay que recordar que se jugaba con la mano limpia, en terrenos pedregosos.

Sus errores fueron más que todo de precisión (con tiros malos). Se decía de él, que era un “bateador decente sin poder”. En 1872 bateó .254 en 23 juegos y bajó los errores a 28, jugando distintas posiciones: tercera, short y los jardines, con 30 hits y 22 anotadas.

El equipo desaparece a finales de este año por cuestiones económicas. Para 1873, es firmado por los New York Mutuals y solo jugó 6 partidos. Bateó 7 hits, con 4 anotadas y promedio de .206 puntos.

Jugó en las Mayores hasta el 9 de julio de aquel año. Totalizó 59 juegos, con 288 turnos al bate, 68 hits, 98 carreras y average de .236 en su carrera toda.

Bellán adoptó la nacionalidad norteamericana en 1874. En su primer pasaporte aparece su nombre como Stephan Bellán.

Fue también pionero en Cuba. Jugó el 27 de diciembre de 1874 el primer juego oficial del beisbol amateur en su país, en el terreno Palmar del Junco de Matanzas, con el equipo Habana. Y el 29 de diciembre de 1878 juega como manager-jugador del Habana vs El Almendares, en el primer juego de la liga profesional en Cuba.

Murió en la Habana el 8 de Agosto de 1932 y fue exaltado al Salón de la Fama de la Universidad de Fordham en 1990.

El segundo latino y primer sudamericano en las Grandes Ligas fue Luis Castro. Nació en Cali, Colombia, el 25 de noviembre de 1876. Era lanzador e infilder y llegó a los 25 años a las Mayores con los Atléticos de Filadelfia. Era muy bueno a la defensiva, pero “bate de papel”.
Aprendió a jugar en el Manhattan College. Su lugar de nacimiento se convirtió en un enigma para el beisbol. Se decía que era de Medellín (y eso fue porque su padre se mudó con su familia a esa ciudad y vivieron allí entre 1894 y 1900). También se dijo que era venezolano y que era hijo del dictador de Venezuela a comienzos de Siglo XX, Cipriano Castro. Eso hizo, que muchos periodistas e historiadores, buscaran con afán, el verdadero lugar de nacimiento de este jugador. Hasta un equipo de la Asociación Estadounidense para la investigación del beisbol (SABR) estuvo investigando…

Pero, adivinen... ¿a quién corrrespondió el honor de encontrar el sitio de origen del jugador? Pues al egregio periodista e investigador venezolano Juan Vené.

Después de 13 años de investigación y 17 ciudades de tres países recorridos, encontró la documentación entre los archivos del Manhattan College. Allí quedaba claro  que nació en Cali.

En ese centro de estudios se hizo pelotero y cuando se graduó, en vez de seguir estudiando medicina, siguió jugando beisbol. La de 1902, fue su única temporada en las Mayores. En 42 juegos bateó para .245 en 143 turnos, con un jonrón y 15 empujadas.

Debido a su mal bateo, solo jugó 3 meses en Grandes Ligas. Murió en Nueva York, el 24 de Septiembre de 1941 Pero todo es un misterio en la vida de este jugador: sobre el piso del ala derecha de la Iglesia de Santo Domingo, en Cartagena, hay una lápida que indica que en ese lugar reposan los restos de Luis Castro, fallecido en 1902.

Es historia, amigos.

Joaquín Villamizar

Fuentes: Cinco mil años de Beisbol por Juan Vené. Diarios de Henry Chadwick.

Comparte este artículo:

1 comentario :

  1. Buenos días. En el último párrafo dice: Murió en Nueva York, el 24 de Septiembre de 1941 y más abajo: que en ese lugar reposan los restos de Luis Castro, fallecido en 1902. Podrían explicar? Gracias

    ResponderEliminar

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.