Top Menu

 

La reconquista de Salvador Pérez y la hazaña de Ender Inciarte


EL EMERGENTE
Por Ignacio Serrano

No es poca cosa lo que lograron el domingo Salvador Pérez y Ender Inciarte. Más allá de haber ganado el Guante de Oro, está el hecho de haberlo conseguido a pesar de enfrentar obstáculos formidables, que amenazaban con dejar a Venezuela sin trofeos dorados por primera vez desde 2009.

Pérez perdió en la edición pasada ante el puertorriqueño Martín Maldonado, que nuevamente era finalista, y entre los candidatos se había sumado el brasilero Yan Gomes, que fue uno de los catchers con más progreso en la defensiva.

Inciarte buscaba preservar su sitial de honor entre los jardineros centrales, pero ello no lo hacía favorito. El favorito era Lorenzo Cain, uno de los más reputados patrulleros del beisbol, hoy.

A pesar de eso, la expedición nacional sumó otros dos galardones. Llegó así a 51, desde que el Luis Aparicio abrió la cuenta hace poco más de medio siglo. Grata noticia.

El método de escogencia en el Guante de Oro ha cambiado mucho, respecto a los tiempos en que la subjetividad primaba. Llegó a haber casos de peloteros lesionados que casi no jugaron y que igualmente fueron favorecidos, porque managers y coaches votaban “de memoria”.

El personal encargado de recoger las planillas en el pasado reveló que a menudo los electores preguntaban en voz alta, en el clubhouse: “No tengo un segunda base, ¿a quién me sugieres?”... o si no, de manera igualmente desprolija: “¿Cómo se llama aquel shortstop que hizo ese par de grandes jugadas contra nosotros, hace tres semanas?”. Así llenaban algunos su planilla, según el periodista Jayson Stark, que durante un tiempo fue el responsable de la Rawlings para repartir las papeletas.

Cosas así llevaron a que Omar Vizquel tratara de aprovechar las debilidades del sistema. Contaba el caraqueño, inteligente como es, que siempre salía al campo con la conciencia de lo que hacían los técnicos rivales. Por lo tanto, ponía su mayor esfuerzo para completar un par de outs brillantes en cada serie, para dejar una buena impresión en quienes al final podían votar por él.

Ahora es diferente. Existe un panel formado por ejecutivos, periodistas y analistas de nuevo cuño, que evalúan cada nominación y deciden. Aún existe subjetividad, porque nada es más difícil de medir con justicia que la defensiva. Pero al menos hay herramientas que antes no existían y se da prioridad a conceptos que ya Harry Chadwick había planteado a finales del siglo 19, pero que habían quedado postergados; por ejemplo, que mucho más ayuda un pelotero capaz de hacer más jugadas, aunque tenga peor promedio de fildeo, que otro cuyo alcance sea inferior y no cometa errores.


Cain, en ese sentido, era casi imbatible. No sólo completó vistosas acciones casi a diario, también tenía el respaldo de varios baremos que sirven de referencia. Su WAR defensivo, según Baseball Reference, fue el quinto más elevado en las Mayores y el mejor entre los outfielders (Inciarte fue el noveno de la general y el tercero entre los guardabosques de ambos circuitos).

Pérez tuvo el mérito adicional de superarse a sí mismo. Hace un año cayó a 27 por ciento de éxito ante los robadores contrarios y en 2018 regresó a 48 por ciento, una cifra que recuerda a Johnny Bench y otros grandes. Por cosas así volvió a lo más alto. Y con justicia.

Columna publicada en El Nacional, en su edición del martes 5 de noviembre de 2018.

Compartir:

2 comentarios :

  1. Me pregunto,
    Que pasaria si en los tiempos de VIZQUEL, habrían contado con estas herramientas que hoy dia se tienen;
    No hubiese tenido el mismo exito a la defensiva?????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quien sabe, a lo mejor hasta eso lo hubiese ayudado mas, lo cierto es que nunca lo sabremos. pero una cosa si es cierta, cada temporada que pasa le estan dando un gran valor a la defensiva, que a la larga es la que gana los juegos, y eso redunda en darle a los peloteros mejores contratos en comparacion con el pasado, donde se decia si no bateas no juegas. Hoy en dia no es necesariamente asi, pienso yo.

      Eliminar

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Diseñado por BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes