Top Menu

 

Las metas de José Altuve en 2018

El emergente
Ignacio Serrano

José Altuve habló sobre las metas que quiere cumplir en 2018, aspectos que espera mejorar para convertirse en un pelotero aún más completo. Quiere tomar más boletos, mejorar entre las bases y ser un mejor defensor. Bien. Veamos nosotros qué puede conseguir en esta campaña, en caso de mantener el paso que hasta ahora lleva.

Ya es el único venezolano con más de una cosecha sobre 200 hits. De hecho, suma cuatro temporadas consecutivas sobre esa cifra, algo que ni siquiera Miguel Cabrera tiene. Pues bien, otra cosecha de dos centenares le permitirá igualar a los inmortales Ty Cobb y Chuck Klein como los únicos toleteros que han exhibido cinco zafras de 200 cohetes a los 28 años de nacido, la edad que cumplirá el camarero el 6 de mayo.

Sólo Cabrera ha logrado más títulos de bateo entre sus compatriotas. El aragüeño muestra cuatro y esa es la cantidad que persigue el Pequeño Gigante de los Astros.

No es poco. Se trata de una distinción que ganan mayormente zurdos y ambidiestros, por la ventaja relativa de enfrentar a más lanzadores derechos, que forman la mayoría en la gran carpa. De hecho, la marca para un diestro es de siete diademas y la implantó el legendario Rogers Hornsby entre 1920 y 1928.


Hornsby también fue un defensor de la segunda base con notable vocación ofensiva, uno de los jugadores más dañinos con el madero en la historia de la MLB. Su average de .424 en 1924 con los Cardenales de San Luis es el más elevado de la era moderna y una meta inalcanzable para todos, incluso para su émulo de los siderales, a quien algún analista ha señalado, forzando la barra, como el único capaz de trepar a las cuatro centenas en el beisbol actual.

Cabrera y Roberto Clemente son los derechos con más coronas ofensivas desde entonces, cuatro. ¿Podrá Altuve emularles?

Sus seis justas sobre 30 bases robadas ya son una marca entre venezolanos, al igualar las que consiguió el gran Luis Aparicio. Como Aparicio, llegó a ellas de manera consecutiva, lo que tiene un mérito adicional.

Una séptima al hilo a los 28 años de nacido no representaría un récord absoluto. Los inmortales Cobb y Rickey Henderson tenían nueve al llegar a esa edad, y ocho tenía Tim Raines, otro miembro de Cooperstown, aunque eso no significa que no marque un paso histórico si mantiene el ritmo.

Delino DeShields es el único camarero con siete campeonatos de 30 almohadillas escamoteadas a los 28. La diferencia es que no lo hizo de manera corrida, pues falló en lograr la cifra en su primera oportunidad con los Dodgers, recién llegado de los Expos.

Es común comparar al venezolano con Pete Rose, dada la coincidencia entre su total de cohetes y los que Rose lucía un poco antes de alcanzar los 1.000 juegos. El infielder nacido en Puerto Cabello y criado en Maracay ya anda en 1.250 indiscutibles después de 982 compromisos, auspicioso, cuando se piensa en los 4.256 que logró el Rey del Hit.

No hay que ir tan lejos, sin embargo, para precisar otro logro cercano para Altuve. Desde el inicio de las Mayores, solamente un pelotero ha podido sumar cinco temporadas con al menos 200 imparables y 30 robos. Ese caso tan particular es el mismísimo Cobb, uno de los miembros referenciales de Cooperstown. Pues bien, el venezolano igualará al Melocotón de Georgia si repite ambas cifras en 2018. ¿Qué tal?

Columna publicada en El Nacional, el jueves 1° de marzo de 2018. 

Compartir:

1 comentario :

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Diseñado por BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes