Top Menu

 

Fanáticos de los Yanquis recibieron con pitas a Miguel Cabrera

El primer recordatorio de lo ocurrido en la temporada pasada que recibió el slugger venezolano Miguel Cabrera durante este Spring Training llegó en forma de abucheos, cuando el viernes fue a batear en Tampa, en el complejo de los Yanquis.

“Si quieren hacer algo, pueden hacerlo”, se encogió el primera base de los Tigres, al serle citado el episodio por MLB.com, reminiscencia del altercado que tuvo en un encuentro con los neoyorquinos. “No puedo complacer a todos”.

No hubo roces esta vez. Es primavera. Por más que Austin Romine estuviera detrás de plato, el mismo catcher con quien empezó lo que terminó como una tángana, apenas los aficionados reaccionaron y exteriorizaron sus sentimientos de antipatía.

Ya les tocará hacerse oír cuando Detroit visite el Bronx, durante la campaña regular. Por lo pronto, para los jugadores es tiempo de ajustarse y lograr la mejor forma posible, algo en lo que Cabrera marcha bien.

“Me siento suelto, eso es muy importante”, expresó el aragüeño delante del sitio oficial de Detroit. “Estoy tratando de trabajar en eso ahora, tratando de estar más tranquilo en el plato y de no hacer swing a muchos lanzamientos malos, como me pasó el año pasado. Quiero esperar mi lanzamiento y trata de poner mi mejor swing en cada ocasión”.

Si lo logra, escuchará muchos más aplausos. Aunque vuelvan a abuchearle cuando le toque estar de visita en Tampa o en Nueva York.


Ignacio Serrano

Compartir:

1 comentario :

  1. Su bate hablara por el no solo en yankee stadium sino en todos los parques de mlb.

    ResponderEliminar

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Diseñado por BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes