jueves, 5 de octubre de 2017

Comisión Antidopaje y LVBP investigan posible dopaje en niños y jóvenes

Mientras la MLB y la Asociación de Peloteros de las Grandes Ligas avanzan en su averiguación sobre las academias locales, fuentes oficiales y personas con conocimiento de la denuncia afirman que la Comisión Nacional Antidopaje y el beisbol profesional local trabajan para precisar una solución que defienda la salud de los menores de edad

Resultado de imagen para beisbol jovenes prospectosPor Ignacio Serrano
El-Nacional.com

La Comisión Nacional Antidopaje del IND, la Liga Venezolana de Beisbol Profesional y la Federación Venezolana de Beisbol investigan la denuncia de posible dopaje en academias de formación de jóvenes peloteros en el país y trabajan en diseñar un mecanismo que defienda la salud de los niños y adolescentes que se preparan en esas escuelas, informaron voceros que tienen conocimiento del caso.

Fuentes oficiales y otras ligadas a la actividad confirmaron la preocupación generada en la CNA y la LVBP por los señalamientos del doctor Arnaldo Machado, médico deportivo y traumatólogo de los Tiburones de La Guaira, que denunció días atrás el uso ilegal de hormona de crecimiento humano en algunos de esos centros de desarrollo.

La oficina del Comisionado de las Grandes Ligas y la Asociación de Peloteros de la MLB tomaron cartas en el asunto apenas surgió la noticia. Dos informantes que tienen vinculación con esos entes aseguran que es serio el interés de la gran carpa por desarrollar un mecanismo que defienda la salud de los muchachos que esperan dar el salto al campo profesional.

Decenas de academias han aparecido en Venezuela. Allí, chicos de entre 12 y 15 años de edad afinan sus condiciones para conseguir un contrato en el beisbol organizado. Al menos tres escuelas en Caracas y una en Maracay han sido citadas en la investigación.

Machado sostiene que algunos agentes suministran sustancias dopantes a sus pupilos, en el afán de acelerar su crecimiento físico y potenciar su fortaleza, permitiendo que niños y púberes lancen rectas a 90 millas por hora, la velocidad que este año promedió Francisco Rodríguez, el cerrador activo con más salvados en las Grandes Ligas.

El consumo de la hormona de crecimiento humano y de esteroides con fines no medicinales puede dejar importantes consecuencias en la salud de los atletas, algunas de ellas irreversibles, un riesgo que se potencia cuando se trata de menores de edad.

La MLB entró en contacto con la LVBP, durante la investigación, y el ente nacional antidopaje trabaja directamente con Fevebeisbol para atacar el asunto, informó un representante de esos organismos.

La Asociación de Peloteros de las Mayores también está involucrada en la averiguación, aunque su teórico radio de acción abarca, en rigor, a los jugadores protegidos en el roster de 40. Ese despacho, sin embargo, se comprometió en el más reciente Contrato Colectivo a poner su atención en todas las etapas del desarrollo de los beisbolistas.

“En los próximos días se harán públicas las medidas para atajar este asunto”, dijo una fuente, que como las demás consultadas, pidió declarar bajo anonimato.

Publicado en El Nacional, el jueves 5 de octubre de 2017.

Revisa otras noticias del beisbol venezolano haciendo click aquí.

Ignacio Serrano

No hay comentarios:

Publicar un comentario