Derechos reservados. Las notas de este sitio no deben reproducirse sin la autorización de su autor

sábado, 28 de octubre de 2017

Alfredo Pedrique, el candidato de los Yanquis

El Emergente
Ignacio Serrano

Imagen relacionadaRodolfo José Mauriello, legendario periodista y hombre de beisbol, aseguró en los años 90, cuando aquello todavía era un sueño, que Alfredo Pedrique sería el primer venezolano en dirigir un equipo en las Grandes Ligas.

Tenía Pedrique treinta y tantos años de edad y todavía era un infielder activo en la LVBP, caudillo del Magallanes y luego de Aragua, con experiencia en las Mayores a bordo de los Mets, Piratas y Tigres.

A Mauriello le gustaba el modo en que el nativo de Maracay se comunicaba con la prensa, su seriedad y el rigor que dejaba entrever en sus palabras y conducta.

Se equivocó. Pedrique no fue el primero. Le faltaron unos tres meses para adelantarse a Oswaldo Guillén, que tomó las riendas de los Medias Blancas un poco antes de que su compatriota asumiera el mando de los Diamondbacks. Pero acertó en lo más importante: su favorito tenía madera de buen estratega.

Su recorrido ha sido mucho más fructífero desde su retiro del beisbol activo. Fue manager exitoso en las granjas de Arizona, coach de tercera con las serpientes en el equipo grande, piloto de los desérticos, asistente de la gerencia general de los Astros, coach de banca en Houston y estratega en varias categorías con los Yanquis, incluyendo dos títulos divisionales en Triple A desde 2016, uno absoluto (más otro en sus tiempos con los D’backs) y dos premios al Manager del Año.

El camino de Pedrique ha sido largo y notable. También ha conducido en Venezuela a los Navegantes, Caribes y Leones. Pero su mayor aporte al beisbol posiblemente haya sido su capacidad de convicción para lograr que José Altuve recibiera una oportunidad en la pelota organizada. A él le debemos este gozo de hoy.

No puede negarse que tiene buen ojo, este técnico nacido hace 57 años.

Ahora asoma como candidato a dirigir nada menos que a los Bombarderos del Bronx y las casas de apuestas le otorgan buen chance.

¿Tiene Pedrique la madera para ser el próximo venezolano en asumir el cargo de timonel en las Mayores?

Omar Vizquel, Oswaldo Guillén, Eduardo Pérez y Jorge Velandia han sonado recientemente. Abundan los hombres con trayectoria en el mercado de técnicos. Pero no es un sinsentido que una parte de la prensa de la Gran Manzana asuma desde ya como su favorito al maracayero.

Los Yanquis viven un momento semejante a 1996, cuando floreció un ramillete de estrellas surgidas en su granja: Derek Jeter, Andy Pettitte, Jorge Posada, Mariano Rivera, Bernie Williams y eventualmente Alfonso Soriano.

Esta edición de los Mulos tiene algo de aquella, con jóvenes como Aaron Judge, Gary Sánchez, Greg Bird y Chad Green, que se formaron con los neoyorquinos y pasaron por las manos del venezolano.

Pedrique ha sido un suceso con los RailRaiders de Scranton/Wilkes-Barre. En 2016 condujo a esa divisa a ganar el título de la Liga Internacional y venció al campeón de la Liga de la Costa del Pacífico en la serie de campeonato de Triple A. En 2017 fue campeón de la División Norte y cayó en la final de su circuito ante los Toros de Durham.

Ese cargo y ese éxito le han permitido moldear a quienes han ido subiendo a la gran carpa en su organización, máxime al recordar que pertenece a los Bombarderos desde 2014 y que también condujo las filiales en Clase A avanzada y Doble A.

Esa familiaridad con el talento actual de los Yanquis es una de las principales bazas de Pedrique ahora. Veremos si eso priva al momento de anunciar al elegido.

Columna publicada por El Nacional, el sábado 28 de octubre de 2017. 

Haz click aquí para leer otras entregas de la columna El Emergente

No hay comentarios:

Publicar un comentario