Derechos reservados. Las notas de este sitio no deben reproducirse sin la autorización de su autor

viernes, 28 de julio de 2017

El mejor prospecto de Venezuela, hoy

El Emergente
Ignacio Serrano 

Resultado de imagen para ronald acuna bravesNo importa lo que diga MLB.com en su más reciente actualización. El mejor prospecto de Venezuela, hoy, no es Gleyber Torres, aunque siga siendo el mejor ubicado en el ranking de talentos emergentes. El mejor prospecto criollo, hoy, es Ronald Acuña Jr., y pronto lo refrendará con su llamado a las Grandes Ligas.

Torres es el tercero en el escalafón general y cuenta con la bendición de los principales sitios especializados, como MLB Pipeline y Baseball America. Pero no hay modo de que llegue este año a las Mayores, porque actualmente se rehabilita de una cirugía Tommy John a la que se sometió en el codo izquierdo.

De no haberse lesionado, quizás ya estaría en la gran carpa. Puede que los Yanquis ni siquiera hubieran intentado el cambio con los Medias Blancas por Todd Frazier. Ha bateado tanto el caraqueño, contando desde finales de 2016, que era enorme la posibilidad de convertirlo en antesalista para llamarlo en 2017.

Aquel mal deslizamiento en el home cambió los planes de los Bombarderos del Bronx. Pero Acuña no lo desplazó en los hechos por ese percance. Es, sin duda, el criollo de mejor progresión en las granjas desde el inicio de la temporada.

El último escalafón da una prueba de eso, al ubicar al patrullero en la octava posición.

Acuña ha tenido una brillante campaña en las menores. Tiene apenas 19 años de edad y comenzó el torneo en Clase A avanzada. Baseball America lo había colocado en el puesto 67, en marzo, por sus notables herramientas. Pero MLB.com no lo incluyó entre los primeros 100 prospectos antes de iniciarse la justa.

Ese último detalle es el que habla del progreso de este adolescente nacido en el estado Vargas, el más reciente aporte de La Sabana al deporte de los diamantes. No estaba entre los 100 mejores de MLB Pipeline y ahora aparece en el octavo peldaño.

Han pasado muchas cosas desde que Chipper Jones comparó al muchacho con su ex compañero Andruw Jones, aquel jardinero con las cinco herramientas, que defendió el center de los Bravos de Atlanta en los años 90 y 2000.

Acuña fue subido a Doble A y luego a Triple A. Al escribir estas líneas, mostraba una línea global de .307/.362/.505, con contacto, capacidad para embasarse y poder. Sumaba 15 jonrones, 20 dobles y 35 bases robadas. Tenía 59 anotadas y 57 empujadas en 99 encuentros. Además, su defensa cautiva, pues es capaz de manejar con solvencia el bosque central y las esquinas.

El toletero derecho fue el único representante del patio en el Juego de Estrellas del Futuro. Allí, prometió que dará el salto a las Grandes Ligas antes de terminar el año.

Ahora mismo, no hay lugar para él en el outfield de los Bravos, que cuentan con Matt Kemp, Ender Inciarte y Nick Markakis. Pero su nombre ha sido asomado en las conversaciones que han mantenido Atlanta y Oakland por el as Sonny Gray. Los Atléticos tienen claro lo mucho que promete el litoralense.

¿Dará el salto con los aborígenes o lo hará con otra organización? Lo sabremos dentro de poco tiempo. Pero sí está claro que ningún otro prospecto criollo ha progresado tanto como él en estos tres meses. Está tan claro como el empeño que ha tenido su actual divisa en cuidarlo y no exponerlo, al punto de que en el último invierno boreal prefirieron enviarlo a jugar en Australia, en lugar de permitirle hacerlo en la LVBP.

También en eso Acuña es un caso especial.

Columna publicada en El-Nacional.com, el viernes 28 de julio de 2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario