Derechos reservados. Las notas de este sitio no deben reproducirse sin la autorización de su autor

domingo, 14 de mayo de 2017

En homenaje al gran Derek Jeter (+VIDEOS)

Los Yanquis de Nueva York retiraron este domingo el número 2 de Derek Jeter, el último capitán de la franquicia y uno de los peloteros que mejor han jugado a la pelota en la historia de las Grandes Ligas

Por Ignacio Serrano
ElEmergente.com



El Yankee Stadium luce ya el número 2 del gran Derek Jeter, el último capitán de los Yanquis de Nueva York. Todavía no es inmortal, en cuanto al título nobiliario que otorga Cooperstown, pero eso es cuestión de tiempo. Además, ¿qué pelotero presente en ese pabellón de las leyendas ubicado en el el Bronx no forma parte para siempre de la memoria de los amantes del beisbol?

Jeter quedará en la historia por momentos incomparables, como aquel de 2001, que cambió el curso de ese playoff ante los Atléticos de Oakland.

No fue el mejor Yanqui en los anales de la divisa. Es difícil ponerlo por delante de Babe Ruth, Lou Gehrig, Joe DiMaggio, Yogi Berra y Mickey Mantle, quienes marcaron, como él, una época de dominio y magnificencia deportiva.

Ni siquiera fue el mejor shortstop de su tiempo o el más bateador. Jeter, visto desde la frialdad de los números, fue un pelotero extraordinario, pero no más extraordinario que otros brillantes súper astros como él.

Lo que lo hizo único fue su respeto al juego, su impecable forma de asumirlo dentro y fuera del terreno, su integridad, su liderazgo, su inteligencia y la capacidad para poner todo eso junto en el campo, sin par.

Completó jugadas inolvidables, como aquel "flip" en Oakland o la vez que terminó sangrante dentro de la tribuna, al atrapar un elevado bajo riesgo de dañar severamente su propia integridad física. Pero su lugar en la franquicia está determinado por haber sido el pelotero que en su época, no sólo en Nueva York, ejemplificó mejor lo que queremos de nuestras figuras y de nuestro deporte.

Esta es mi jugada favorita de su larga carrera. Y lo confiesa alguien que, como tantos que crecimos adversando a los Yanquis en nuestra niñez y adolescencia, nunca simpatizó con el malvado "Imperio del Mal".



Jeter dejó para siempre una huella única e imborrable en el deporte que amamos, no importa si eras o no seguidor de su equipo.

RE2PECT.



Ignacio Serrano

1 comentario:

  1. Sobretodo Jeter fue un jugador honesto en una época marcada por esteroides. Hoja de servicios transparente. Grande Jeter!!!

    ResponderEliminar