lunes, 29 de mayo de 2017

El beisbol es un trabajo

Camino a las Grandes Ligas
Por Rhay Kepler

Pedro- ¡Hijo! ¡Vámonos a la práctica! Hoy quedé en verme temprano con tu entrenador, para conversar algunas cosas mientras tomas la práctica de bateo.

Entrenador- Saludos, amigo Pedro. Hola, hijo ¿cómo estás? ¿Cómo va la cosa?

(El entrenador se dirige al padre).

Entrenador- La idea de ayudarle a entender cómo trabajar la preparación física resultó ser una oportunidad para ambos. Para usted, representa aprender. Y para mí, igual. Nada mejor que explicar para aprender. Usted, dígame, ¿qué le gustaría saber el día de hoy? Entrenar con su hijo será un libro de aprendizaje.

Pedro- ¿Qué más, entrenador? Hijo, anda para la práctica de bateo, que va a empezar. (El hijo va). Bien, amigo, bien, gracias a Dios, usted sabe cómo es. Mi hijo sueña con ser pelotero. En mi vida he visto muchos peloteros que en el camino no llegaron. Eso me preocupa. Pero, por otro lado, otros han llegado y eso me alienta. No sé cómo hacer para que mi hijo pueda, por medio de los entrenamientos, sacar lo mejor de sí mismo.

Entrenador- Le entiendo. Le diré algo: estudiar es importante, graduarse es importante, trabajar es importante. El beisbol es un trabajo. Usted cumple un horario, en el béisbol también. Si en su trabajo usted no rinde lo pueden botar, en el beisbol pasa igual. Existen diferencias evidentes, pero el beisbol es un trabajo.

Pedro- Viéndolo así, pues lo que hay que hacer es que mi hijo vaya a la escuela y vea el beisbol también una universidad, para que luego consiga trabajo.

Entrenador- Es correcto. Cada categoría es un grado en la escuela, cada año es un aprendizaje nuevo. Si olvida lo que aprendió, no le irá bien. Así, igual en la escuela.

Pedro- Lo que me quiere decir es que mi hijo en cada año debe aprender cosas nuevas y mantener y mejorar las ya aprendidas. ¿Eso incluye los trabajos técnicos, tácticos y físicos?

Entrenador- Incluso los psicológicos y emocionales. Todo suma en la formación del pelotero. Recuerde que el pelotero profesional, al igual que un universitario profesional, va a trabajar con sus dudas y temores. Las emociones nos afectan a todos. ¿Usted cree que un pitcher no siente nervios antes de empezar? Claro que los siente, es normal.

Pedro- Entonces, ¿un niño que tiene 6 años y juega beisbol qué debería saber?

Entrenador- A esa edad se están creando los enlaces neuronales que servirán para mejorar el uso del cuerpo. Si su hijo recibe poco estimulo coordinativo, luego le será difícil aprender y mejorar las técnicas del beisbol. Por eso dice Omar Vizquel que quien no baila salsa no puede jugar en el short. Bailar es coordinar.

Pedro- A esa edad, entonces, necesita coordinación. ¿Y cómo se trabaja?

Entrenador- La mejor herramienta de trabajo es la escalera coordinativa. Hay ejercicios organizados por niveles que ayudan a mejorar el uso de los pies: mini vallas, conos, desplazamientos al frente, atrás, diagonales, todo eso los puedes hacer con pelota o sin ella, en forma de entrenamiento, con series y repeticiones. O en forma de juego. Sólo es cuestión de plantearse los objetivos y cómo se alcanzarán.

Pedro- ¿Y dónde consigo esa escalera?

Entrenador- Puede fabricarla con cintas en el piso, con tiza… o la compras. Se llama agility ladder o escalera de coordinación, en internet.

Pedro- Y los ejercicios en conos y eso, ¿dónde puedo verlos?

Entrenador- Yo te daré ejemplos de ellos, tranquilo. Cuando nos veamos de nuevo, te traigo algunas ideas para que las tengas.

Pedro- Oye, muchas gracias, amigo, buena charla. De verdad que hablando uno aprende bastante.

Entrenador- Igual, amigo Pedro, yo aprendo bastante también hablando. Nos vemos la otra semana.

Pedro- Hasta luego, pues. Fue un placer.

Entrenador- Igual para mí.

Rhay Kepler es preparador físico especializado en beisbol y experiencia con equipos de la LVBP. Cada semana desarrollará un nuevo tema en este sitio. Pero también puedes seguir su trabajo visitando sus plataformas en la red.

No hay comentarios:

Publicar un comentario