Derechos reservados. Las notas de este sitio no deben reproducirse sin la autorización de su autor

martes, 14 de marzo de 2017

Venezuela sufrió, pero estará en la segunda fase

La Selección Nacional derrotó este lunes 4 carreras por 3 a Italia, a pesar de tener solamente a cinco lanzadores disponibles y estar dos veces abajo en la pizarra. Por una vez, quedó atrás el mal trago de la primera fase en el Clásico Mundial 

World Baseball Classic - Pool D - Game 3 - Venezuela v ItalyPor Ignacio Serrano
ElEmergente.com

Una Vinotinto casi sin brazos, con la obligación de ganar o sufrir la humillación de una segunda eliminación corrida en la primera vuelta del Clásico Mundial, vino de atrás para derrotar a Italia en el juego de desempate, ya entrada la medianoche del martes, y meterse así entre los cuatro grandes de la segunda fase americana, que se disputará en San Diego.

El choque, como los otros, estuvo cargado de dramatismo, incluso de pesimismo, pero le deparó un final feliz a los dirigidos por Omar Vizquel.

La Azzurra apretó desde temprano en el estadio de los Charros de Jalisco, en Guadalajara, embasando al primer bateador del juego, anotando en el inning inicial y amenazando en las dos primeras entradas. Si el equipo y la afición iban a tener el corazón en la boca, Omar Bencomo Jr. se los puso a todos prontamente.

Venezuela empezó abajo en el marcador en los cuatro compromisos que disputó en este Grupo D del torneo.

Bencomo terminó enderezando, aunque no fue económico. Llegó a los 65 envíos reglamentarios ante su último bateador y sacó el último out del tercer tramo con el número 66.

Algunos tuvieron problemas para ejecutar, en ocasiones al sentirse obligados a hacer swing temprano al abridor europeo A.J. Morris, que trabajó sin hits hasta el cuarto, o al ser hallado fuera de la base con un elevado a la derecha, como le pasó a Ender Inciarte en el primer intento de ataque de la Vinotinto.

Deolis Guerra relevó en el cuarto, dejando apenas a tres pitchers más en el bullpen. Traía consigo sólo un tercio en dos cotejos y cinco carreras en contra, pero por fin pudo mostrar su dominio, basado en el cambio de velocidad.

Guerra tendió un puente hasta el sexto tramo, mientras calentaba su brazo el zurdo José Alvarado, antepenúltimo lanzador disponible de los criollos.

El empate llegó antes del cambio de guardia en la loma. Luego de que los mediterráneos fallaran dos veces en intentos de dobleplays, regalando un boleto y dos tiros malos a la Selección Nacional, apareció Ender Inciarte en la alta de ese sexto pasaje, para romper el no-hitter con el cohete que empujó la carrera del empate.

Guerra salió para el sexto. No suele ser pitcher de tres actos y hace muchos años que dejó de ser abridor. Pero la ocasión ameritaba el esfuerzo y respondió. Se fue al dugout con 2.2 tramos en blanco, hasta que le tocó el turno a Alvarado, que completó otro cero.

John Andreoli, sin embargo, asestó un mazazo a la esperanza venezolana, al sacársela al zurdo por el right, en la baja del séptimo.

Alvarado llevó el juego hasta el octavo. De no ser por el bambinazo, habría cumplido a la perfección el papel asignado. Ante lo visto la semana pasada, parecía mucho pedir.

Miguel Cabrera le corrigió la plana, al sacársela sin atenuantes al cerrador Mike DeMark en el noveno. Había hecho swing temprano en cada uno de sus turnos, a diferencia de su costumbre, y no fue diferente esta vez. Lo distinto fue que la pelota salió a mil millas por el center field, igualando de nuevo la pizarra.

Un boleto a Víctor Martínez puso la potencial ventaja en la inicial. Rougned Odor, que jugó nada menos que en el lugar de José Altuve, pegó la pelota contra la pared del centro, empujando desde primera al corredor emergente Yangervis Solarte y dando, por fin, un momento de alivio a Venezuela.

Odor no pasó de primera, porque pensó siempre que había sonado un jonrón y no fue así. Tardó poco en arreglar ese yerro: se metió en la antesala con sencillo de Carlos González, que fue out en la intermedia, y anotó la cuarta con un squeeze play suicida ejecutado a la perfección por Alcides Escobar.

Francisco Rodríguez, el penúltimo pitcher disponible para la Vinotinto, vino entonces a cerrar, con un mínimo margen de error. En el bullpen sólo quedaba Gregory Infante y la eventualísima posibilidad de usar al único pelotero de posición sin contrato en el beisbol organizado, el catcher Jesús Flores, como relevista de emergencia, si ocurría un extrainning.

El Kid agotó rapidito su única posibilidad de error, al ver cómo Alex Liddi se la botaba por el center, ante una curva que se quedó alta.

Escobar, desde el short, y Martín Prado, en tercera, se lucieron con el guante para ayudar al monticulista activo con más salvados en la MLB. La fiesta en el medio de la loma fue discreta, pero merecida. La Selección Nacional sigue en deuda, es verdad. Pero con todos sus problemas, con un staff de lanzadores reducido a casi nada, esta vez sí tuvo un buen juego.

Por eso está en la segunda fase.

Revisa otras noticias del Clásico Mundial de Beisbol haciendo click aquí.

Ignacio Serrano

8 comentarios:

  1. Señores a ponerse Alpargatas porque lo que viene es Joropo, nada más y nada menos que la pura crema: Usa,Puerto Rico y Dominicana. NAGUARA!!!!Y con ese cuerpo de pitchers!!! PRONÓSTICO RESERVADO

    ResponderEliminar
  2. Creo que para esta ronda se sumaran nuevos activos, entre ellos Eduardo Rodriguez. Con un picheo que mantenga el score bajo y la ofensiva Venezolana quizá podamos dar una sorpresita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que cosas. Con tal equipo hablando de sorpresita. Perece mentira pero es así. Fue hasta una sorpresa clasificar. Eso solo lo hace tal pitcheo tan mediocre.

      Eliminar
    2. Que cosas. Con tal equipo hablando de sorpresita. Perece mentira pero es así. Fue hasta una sorpresa clasificar. Eso solo lo hace tal pitcheo tan mediocre.

      Eliminar
    3. Que cosas. Con tal equipo hablando de sorpresita. Perece mentira pero es así. Fue hasta una sorpresa clasificar. Eso solo lo hace tal pitcheo tan mediocre.

      Eliminar
    4. Eduardo Rodríguez no obtuvo el permiso de los Medias Rojas.

      Eliminar
  3. esperamos que en la 2da ronda nos valla mejor y explotemos, y por supuesto el pitcheo mejore, tal vez el envion de como se definio el juego ante Italia les haga sacar su mejor beisbol y pasemos de casi a quedar eliminado a ser contendiente!!! lo hemos visto en LVBP, de como equipos de la nada cambian a raiz de un juego o jugada y llegan a ser contendientes fuertes y hasta campeones!!! esperamos que con Venezuela suceda lo mismo, seguiremos ligando!!!

    ResponderEliminar
  4. Vizquel merece un juicio riguroso?. Unos diran que Sí, otros No.

    No me queda la menor duda que Visquel hace lo mejor que puede. Con compromiso, responsabilidad y por amor al juego y a la selección>

    Tener la decisión final es algo nuevo para El, es decir, ser Manager.
    Por fortuna esta rodeado por un equipo técnico experimentado, sin embargo, la decisión final recae sobre El.
    Ayer lucio un genio de la estrategia, días antes lucía como lo que realmente es. UN MANAGER INEXPERTO. y la inexperiencia trae consigo el natural temor a perder por una decisión, vista en retrospectiva desacertada.

    Venezuela, otra vez se jugó un farol teniendo como manager a alguien inexperto. Antes fué Sojo, ahora Vizquel.

    Eso es todo..

    ResponderEliminar