miércoles, 22 de marzo de 2017

La responsabilidad del alto mando en el Clásico Mundial

El Emergente
Ignacio Serrano

Resultado de imagen para venezuela clasico mundial de beisbolToda gerencia tiene responsabilidad en las victorias y en las derrotas de un equipo. Recordada esa perogrullada, tratemos de evaluar con reposo el papel del alto mando en el desempeño de Venezuela en el Clásico Mundial.

Primero está Edwin Zerpa, presidente de la Federación Venezolana de Beisbol. Fue suyo el nombramiento del Comité Operativo y la gerencia general. Y tuvo influencia en la escogencia del manager.

Zerpa no tiene muchos simpatizantes en la opinión pública. Cada cierto tiempo, justifica eso con sus particulares declaraciones. Una vez, ¿recuerdan?, explicó la permanencia de Luis Sojo como timonel porque supuestamente no había estrategas venezolanos en las menores, en un tiempo en el que más de 20 tenían equipos a su cargo. Y últimamente razonó el cambio de uniforme asegurando que el tradicional vinotinto “es pavoso”. Ya vimos lo que pasó.

El titular de Fevebeisbol tiene poco que ver con lo sucedido en Guadalajara y San Diego. Su papel, en realidad, es mayormente ceremonial. Nunca ha tenido poder para decidir quiénes deben entrar al roster ni tiene relaciones con los equipos de MLB. De hecho, es rescatable el papel de intermediación que jugó cuando estalló la crisis entre Carlos Guillén y Omar Vizquel, a finales del año pasado. Fue su insistencia lo que impidió la inmediata defenestración del estratega, aunque esto se haya difundido poco.

Guillén asumió con decisión su papel de gerente general. Su obligación era construir el mejor roster posible. En ese sentido, parece haber cumplido. Los grandes ausentes faltaron por decisión personal (Jeanmar Gómez, Freddy Galvis) o de sus clubes (Carlos Carrasco, Junior Guerra, Eduardo Rodríguez).

Asdrúbal Cabrera quería estar. Vizquel anhelaba tenerlo. Pero él mismo declaró que no deseaba ser suplente. Eso justifica que haya sido puesto a un lado, lamentablemente.

También Gerardo Parra esperaba asistir. La decisión de ir con 15 pitchers, en vez de 14, y su bajo rendimiento en 2016, llevaron a la ausencia del zuliano. Aunque esta escuadra no pareciera ser en el papel la mejor de las cuatro que han ido al Clásico Mundial, y así lo dijimos antes de empezar, esos 28 elegidos fueron, casi sin excepción, los mejores 28 disponibles.

Hubo sobresaltos, sin embargo, y en eso hay responsabilidad de Guillén. La Selección Nacional necesita verse libre de fricciones y nuevamente abundaron.

Su candidato original para conducir la novena era Oswaldo Guillén. Así lo dijo, y así se lo dijo al mirandino. Un canal de TV incluso grabó la entrevista en la que el emblema de los Tiburones de La Guaira hablaba sobre sus planes, tras saber de su escogencia. Hubo presiones extradeportivas, por la polémica y pública posición política del técnico, y su forzada baja, solicitada desde fuera del ámbito beisbolero, creó un primer e innecesario escándalo.

¿Cómo habría sido un roster manejado por el ex mandamás de los Medias Blancas de Chicago? No hay forma de predecir si habría sido más o menos competitivo, aunque sí hay algunos argumentos incontrovertibles: era el candidato ideal, el de más experiencia, mayor trayectoria y potencialmente el más influyente sobre los posibles seleccionados.

Las fricciones posteriores con Vizquel, una vez designado como sustituto, tuvieron justificación de parte y parte. Es un tema sobre el que escribimos bastante en su momento y que no ha debido trascender del modo en que trascendió.

La influencia de Miguel Cabrera evitó que todo fuera para peor, mediando desde la sombra, tras el combativo pronunciamiento público de varios peloteros.  Y luego vinieron los capítulos desagradables de Asdrúbal Cabrera y Parra.

¿Afectó toda esa pugnacidad en el resultado final? No pareciera tan claro. Aunque es verdad que el impasse amenazó con tirar todo por la borda. Y a la postre, tampoco ayudó a crear el ambiente ideal para salir todos juntos en bloque, jugadores, cuerpo técnico y afición, en pos del mejor resultado.

El maracayero es un dirigente inteligente. Cuando estaba activo, Jim Leyland apostaba por él como futuro piloto en las Grandes Ligas. En cambio, tomó el mando de los Tigres de Aragua y los hizo campeones al segundo intento. Le toca ahora asumir un aprendizaje. Hizo falta mano izquierda.

Tener esa habilidad para evitar los conflictos, mejorar la comunicación interna, será de gran ayuda para quienes diseñen el próximo equipo de Venezuela en el Clásico Mundial. Sea Guillén o alguien más.

Publicado en El Nacional, el miércoles 22 de marzo de 2017.

9 comentarios:

  1. no habia nadie mas capacitado que Guillen ganador de una seria mundial ! En todo caso Eduardo Perez manager campeon en Vzla y coach muy valoraso en las GL, Vizquel demostro que no estaba listo en cuanto los peloteros escogidos ? Porque no llevaron a Avilan relvista zurdo de los Dodgers o al zurdo Alvarez de Anaheim y si llevaron a dos zurdos sin experiencia y de clasificacion menor que clase A ? Porque no llevaron a Gorky Hernandez jardinero de SF o Cesar Hernandez de los Filis en resumen esta seleccion nacional fue la peor de todas, sin motivacion entregada y sin ganas de jugar asi digan lo contrario, puras vedettes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vizquel no escoge los jugadores que estarán en el roster de la selección el roster lo hace es el gerente. En este caso guillen, en cuanto que vizquel no estaba preparado estoy de acuerdo. Y sobre los jugadores escogidos te recuerdo que guillen es gerente de los tigres y de corazón magallanero.

      Eliminar
  2. Hay algo clave en la escogencia de jugadores, no hubo forma de comparar quién estaba rindiendo mejor, la mayoría ni siquiera estuvo jugando. Incluso de los jugadores de campo sólo había un jugador del cual sabíamos tenía cierto ritmo de juego: Alcides escobar. Entonces después de tanto debate volvimos al mismo método de formar una plantilla por "draft" de jugadores basados en el potencial pero no en el rendimiento, lo que es igual a adivinar. Es adivinar porque no podía haber una preparación óptima sino tocaba competir inmediatamente.

    Además se nos olvidó la analítica principal de la actualidad, la sabermetría (moneyball), que lo que busca es formar un equipo competitivo basado en estadísticas que de principio descartaban a la mayoría de la cual no tenías estadísticas porque no estaban jugando. Esta última omisión del análisis también pasa por el periodismo que en buena parte se quedó con las mismas estadísticas potenciales que cualquier fanático encuentra. Me hubisese encantado ver un gran análisis sabermétrico del equipo ideal de la actualidad que tomara también en cuenta los meses fuera de juego como una carencia que puede afectar ciertas capacidades de los peloteros. Disculpen mi ignorncia si lo hubo y no lo leí.

    Si vamos a paralelismos con otros deportes, y porque no puedes descartar a la camada de grandesligas sin darles una oportunidad, el béisbol tiene el spring training que es lo mismo que un gran "módulo de preparación" donde incluso se cortan los peloteros que no tienen el nivel para hacer el equipo. ¿Por qué se hace? Porque es distinto lo que tienes en papel y lo que ves en el campo y todavía te puedes dar el lujo de esperar que los "caballos" se pongan a tono, son 162 juegos, el clásico son 3 y quedas fuera.

    Es cierto que cortar a un pelotero grandeliga es casi inimaginable luego que este haya cedido sus vacaciones y con lo que conlleva para su imagen. Y se repite las veces que haga falta: HUBO COMPROMISO DE LOS PELOTEROS. Pero si queremos competir tiene que haber presión de juego y no de tribuna. Y por la forma que se organizó el equipo haciendo un draft basado en el potencial, es decir, en el nombre, terminamos teniendo un potencial buen equipo técnico con unos jugadores potencialmente buenos, que no rindieron bien y la verdad es que eso no es de la entera responsabilidad de ellos que sí dieron la cara. En cambio se traspasó la responsabilidad a la tribuna que en papel tiene los mismos datos que los organizadores, ni se diga hoy en digital. Y a menos que los fanáticos conformen el comité organizador o el equipo técnico no nos toca más que observar y opinar.

    Los fanáticos no les podemos mandar a coger rollings a Altuve y a Odor en tercera a ver quién la cubre, tampoco podemos mandar a coger flys a CarGo a ver si está apto, no podemos mandar a lanzar al Rey para probar su velocidad, menos mandar a batear a Miggy a ver si tiene el timing. Y es la verdad, todo se reduce a ese grupo de personas que se comprometieron a representarnos.

    Y si es tanta la voluntad que la fanaticada tenga voz y voto en el comité organizador primero que por favor nos dejen escoger si queremos patrocinantes en la camiseta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente y completo comentario amigo. Muy razonable.

      Eliminar
  3. Buen día, una vez más escucho y leo las mismas opiniones de las derrotas del equipo venezolano desde el inicio de este evento. Oswaldo Guillen lo ha reiterado en varias oportunidades:Quienes ganan juegos son los peloteros que están en el campo y las derrotas son del manager. Simple y llanamente la debacle del equipo fue que no batearon y el pitcheo fue mediocre con algunas excepciones.

    ResponderEliminar
  4. Buen día, una vez más escucho y leo las mismas opiniones de las derrotas del equipo venezolano desde el inicio de este evento. Oswaldo Guillen lo ha reiterado en varias oportunidades:Quienes ganan juegos son los peloteros que están en el campo y las derrotas son del manager. Simple y llanamente la debacle del equipo fue que no batearon y el pitcheo fue mediocre con algunas excepciones.

    ResponderEliminar
  5. es verdad julio y lo dice un ganador de serie mundial nada mas y nada menos. darle las riendas de la seleccion a vizquel es como si USA se las fuera dado a derek jeter y no se la dieron porque hay gente con mas experiencia

    ResponderEliminar
  6. de todos los manager de las selecciones favoritos el de menos rodaje como mandamás es vizquel estados unidos cuenta con jim leyland campeón del CMB 2017, república dominicana con tony peña, puerto rico edwin rodriguez, japon Hiroki Kokubo y hasta holanda tenia un buen manager como lo es bam bam meulens esto que les sirva de experiencia a los que gerencian a venezuela de vista al próximo clásico la selección de un buen manager con experiencia es fundamental para guiar a un buen grupo de jugadores al campeonato si quieren seguir fracasando entonces que sigan tomando decisiones con las tripas y no con la cabeza y sigan armando el show de cada clásico la novela sin fín del culebrón del favorito que nunca cumple. para finalizar oswaldo guillen era el hombre indicado para dirigir a venezuela estoy seguro q no huebiese fracasado como lo hizo vizquel y su cuerpo técnico.

    ResponderEliminar
  7. hasta cuando Edwin Zerpa ? porque los federativos Venezolanos se quedan toda la vida en la federacion ? es que acaso no hay elecciones ? si no hubiese sido por el FBI todavi el president vitalicio de FVF estuviera alli con sus mafias. Hay que salir de ese Senor y nombrar a un manager con experiencia y seleccionar peloteros triple A y dejar a las vedettes en sus casas,

    ResponderEliminar