martes, 24 de enero de 2017

Zulia ganó en el terreno, ahora vendrán las sanciones

La tercera victoria de las Águilas del Zulia en la final, para tomar abismal ventaja de 3 por 0 sobre los Cardenales de Lara, resultó anticlimática y de rápida solución, dados los antecedentes: con un hit del primer bateador, Alí Castillo, ante el quinto pitcheo del dominicano José Cisnero.

Así terminó este martes el encuentro iniciado el lunes, con gradas y tribunas vacías, Cisnero sobre la loma en relevo del cerrador Hassán Pena y una fiesta en el cuadro, montada por los peloteros rapaces. El proceso de investigación y castigo demorará mucho más y debe incluir sanciones.


El Código de Ética de la LVBP ofrece un procedimiento relativamente expedito, que permitiría conocer el lunes, o a más tardar los primeros días de febrero, el destino de los jugadores que devolvieron la agresión del público, así como la posición de la liga frente a los dos clubes en los sucesos ocurridos.

El problema es que el Capítulo V del procedimiento disciplinario de la pelota venezolana fue dejado sin efecto por la Corte Primera de lo Contencioso Administrativo a raíz de una de las demandas de Alex Cabrera en contra de su sanción por dopaje.

La sentencia, dada a conocer hace cuatro meses, obliga a la LVBP a seguir el procedimiento administrativo sumario establecido en la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos, lo que en los hechos puede retrasar en un mes o más cada castigo, sea contra jugadores, árbitros, directivos o equipos.

Castillo no necesitó mucho tiempo para empujar al quisqueyano Jordany Valdespín con un sencillo que el center Paulo Orlando no pudo atrapar, a pesar de lanzarse de cabeza y alcanzar la pelota.

La afición y los involucrados sí necesitarán mucho tiempo para saber en qué terminan los lamentables episodios violentos de esta final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario