lunes, 31 de octubre de 2016

Por favor, enséñale la técnica a tu hijo con mucha calma y por etapas

Camino a las Grandes Ligas
Por Rhay Kepler 

 ¿Te han mandado a hacer más de una cosa al mismo tiempo? 

Si eres hombre, nunca falta una linda esposa que te diga: “Mi amor, compra pan, jamón, queso, pasa por el periódico, tráeme un sobre para hacer sopa... de la ferretería trae los tornillos para la cortina, para ver si la montamos de una vez, y también compra algo de tomar. Ah, trae leche y cereal para los niños".

En ese momento, cuando termina de hablar tu esposa, tú cerebro está todavía en la palabra mi amor. Como no podemos procesar tantas cosas, a diferencia de las mujeres (con algunas excepciones para ellos y ellas), podemos responder: “Mándame lo que quieres por mensaje, mi amor”, mientras salimos por la puerta con lo primero que recordamos en la mente.

Es natural irnos por lo más fácil. Así funcionamos mejor, anímica y mentalmente, y logramos mejores resultados.

Ahora bien, ¿por qué tu hijo, que juega beisbol, debe ser diferente a ti? 

Muchas veces, como entrenadores, damos instrucciones sin el orden adecuado. Si te fijas al comienzo de esta columna, la linda esposa lo manda a la panadería, lo manda al supermercado, a la ferretería y de nuevo a la panadería, para finalmente terminar en el supermercado, nuevamente. Y él resuelve con un mensaje de texto.

¿Cómo resuelve tu hijo, si está bateando en la práctica o en un juego, si le dices algo como esto, no solo tú, sino también su entrenador?

“Juan, recuerda el pie, estás dejando las manos abajo, sube el codo, mira la pelota, no olvides rotar cuando le pegues, agáchate un poquito, estas muy parado".

Por otro lado, el entrenador dice: “vamos, hijo, pégale a la pelota, dale por tercera, levántala, para que sea fly de sacrificio”.

Dependiendo de la edad, esta información puede terminar en strike y ponche. El niño no supo qué resolver o resolvió como pudo.

La calidad de la técnica debe prevalecer sobre la velocidad de ejecución de la técnica.

Eso quiere decir dos cosas: Primero, el orden y la orden. Segundo, la ejecución.

1) La orden que des para que el niño ejecute debe ser en orden lógico, cronológico, secuencial de la técnica. En este ejemplo de técnica de bateo, debes ver el inicio de la técnica y cómo avanza con movimientos alternos, secuenciales y simultáneos, hasta llegar a golpear la pelota. Sólo pide que haga una cosa, que este pendiente de una sola cosa que en ese momento le ayude más.

2) Para ejecutar con calidad no debes estar fatigado. Con cansancio, la técnica no tiene calidad. La fatiga neuronal (mental) y muscular (física) no son buenos aliados de la calidad de ejecución de la técnica, mucho menos de la velocidad de ejecución de la técnica. Por lo tanto, la relación de trabajo y descanso debe ser supervisada siempre.

¿Qué podemos hacer con el pelotero al que queremos enseñar?

Escribe en una hoja qué hace el cuerpo cuando batea o lanza.

Organiza las ideas que colocaste en orden cronológico.

Crea mínimo un ejercicio y máximo tres para cada parte que quieres corregir en la técnica.

Paralelamente al trabajo técnico, realiza un plan de ligas que le dé fuerza física al niño.

Repite y ten paciencia.

Hacer un ejercicio (la técnica de bateo, de lanzamiento o carrera requiere) fuerza. Sin fuerza, difícilmente nos podemos mover bien. Por otro lado, sin coordinación no podemos movernos con armonía y de forma fluida. Entones, agarrar un bate pesado para hacer swing, pero sin técnica, es pérdida de tiempo; tendrás un swing rápido al usar tu bate de juego, pero no será el correcto.

Hacer swing hasta que no puedas más por el cansancio también es pérdida de tiempo. Dañarás la calidad y la velocidad de la técnica del swing.

Enseña el swing con algo liviano y enseña por fases. En la medida en que hagas eso, verás cómo la técnica bien enseñada se queda y no se olvida. Usa las ligas para crear la fuerza que a su vez generará la velocidad.

¡Un gran abrazo!

Rhay Kepler es preparador físico especializado en beisbol y experiencia con equipos de la LVBP. Cada semana desarrollará un nuevo tema en este sitio. Pero también puedes seguir su trabajo visitando sus plataformas en la red.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada