sábado, 10 de septiembre de 2016

¿A tu hijo le gusta la pelota? Entonces dale ya el mejor de los regalos

Camino a las Grandes Ligas
Por Rhay Kepler 

Si a tu hijo le gusta jugar pelota, tu primer regalo debe ser una liga (o banda de resistencia) y una escalera coordinativa.

En mi primera columna te mencione 10 tips que te ayudarán a conducir el desarrollo deportivo de tu hijo bajo condiciones de salud preventiva. Es el momento de explicarte brevemente cada uno de ellos en esta y en las siguientes entregas.

Comienza por regalarle una banda de resistencia y una escalera coordinativa.

Es normal que tu hijo en ocasiones no golpee con fuerza la pelota al batear, no lance con fuerza la bola, no levanta las rodillas al correr. Es normal. El asunto es ¿cómo ayudarle?

La fuerza es una capacidad que se adquiere de forma progresiva. Y la banda elástica te ofrece una gran ayuda.

Permite trabajar desde músculos grandes, los que están en las piernas, dorsales o pectorales, hasta músculos pequeños, como los ubicados en hombros, los bíceps y tríceps.

Mejora la fuerza, la coordinación y la movilidad articular.

Trabaja grupos musculares de una forma que ninguna máquina de gimnasio podría.

Pueden usarla niños y adultos con los mismos ejercicios; solo se cambia el color de la liga, que define la tensión que posee (sí, existe un código de colores para eso).

Permite el desarrollo de la concentración, la coordinación y el equilibrio.

Se adapta a los diferentes ángulos de aplicación de fuerza.

Su bajo impacto previene lesiones y dolores musculares que son frecuentes en los primeros días de pesas en el gym.

Ayudan a quemar calorías y tonifican muy bien.

Son tan buenas, que acompañan en todos los viajes a los peloteros grandeligas, en especial los lanzadores.

También es frecuente ver a niños a quienes les cuesta desplazarse para fildear, o que usan los talones para moverse en el campo o al correr a primera base. Y nos hacemos la misma pregunta: ¿cómo ayudarlos?

Con una escalera coordinativa.

La coordinación es una capacidad que también se adquiere de forma progresiva, pero que tiene un tiempo límite, que va con la maduración del sistema nervioso; luego de eso, es muy difícil adquirirla en condiciones óptimas.

La escalera coordinativa, al igual que las ligas, también ofrece múltiples beneficios a tu hijo.

Mejora la fuerza del tobillo.

Mejora la fuerza de los gemelos (pantorrillas).

Mejora la técnica de pisada en punta de pie, para la carrera.

Mejora la capacidad de reacción.

Mejora la velocidad.

Mejora el uso de ambas piernas, derecha e izquierda.

Disminuye el tiempo entre el pensar y el hacer.

Todos estos beneficios son una pequeña muestra de lo que una banda elástica o liga puede hacer con el rendimiento deportivo de tu hijo, junto al uso de una escalera coordinativa.

No existe un camino único que conduzca al éxito. Hay demasiado espacio para equivocarse o acertar. Pero si alguien te dice que tu hijo necesita ser más rápido o más fuerte, en Camino a Las Grandes Ligas te lo simplificamos y te damos una ayuda.

Te dejo dos enlaces para que puedas ver trabajos con escaleras y ligas. Son ejercicios súper fáciles de realizar y altamente beneficiosos.



Eso es todo por hoy. Nos vemos en la próxima entrega.

Rhay Kepler es preparador físico especializado en beisbol y experiencia con equipos de la LVBP. Cada semana desarrollará un nuevo tema en este sitio. Pero también puedes seguir su trabajo visitando sus plataformas en la red.



Entra aquí a su canal de YouTube

O síguelo en Twitter a través de @Rhaydemwerdt

Revisa aquí su archivo de columnas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada