jueves, 2 de junio de 2016

Una nueva generación de abridores venezolanos

El Emergente
Ignacio Serrano

¿Cuántos abridores venezolanos forman parte de las actuales rotaciones en las Grandes Ligas?

El dato es interesante y viene reforzado por la apertura de emergencia que le tocó este miércoles a Albert Suárez, en sustitución del lesionado Matt Cain, con los Gigantes de San Francisco.

Suárez quedó frente a frente de su compatriota Williams Pérez, para protagonizar ambos el segundo duelo de iniciadores criollos esta temporada. Ya eso supera el total de 2015, cuando únicamente una vez, el 19 de junio, sucedió un tope fratricida, entonces con Yohán Pino y Eduardo Rodríguez.

Hubo un tiempo en que eso fue mucho más frecuente. Pasó 11 veces en 2010 y nuevamente en 2012. Pero el cambio de guardia parece haber impactado transitoriamente en la legión tricolor, con las ausencias pasajeras o definitivas de Freddy García, Carlos Zambrano, Johan Santana, Carlos Silva y Víctor Zambrano, quienes fueron presencias habituales en la primera parte del siglo 21.

Comenzaron en sus rotaciones Carlos Carrasco, Félix Hernández, Martín Pérez, Williams Pérez y Aníbal Sánchez.

Fueron llamados a las mayores, posteriormente, Suárez, William Cuevas, Edwin Escobar y Junior Guerra.

Recuperó su viejo estatus: Jhoulys Chacín.

Reapareció, tras estar lesionado: el zurdo Rodríguez.

Son 11 abridores venezolanos en total, a la espera de que pronto se incorpore el duodécimo, Henderson Álvarez, cuya rehabilitación se detuvo, al reaparecer las molestias en el hombro derecho.

El Rey Félix es el único cuyo estatus le tiene entre las principales estrellas de la MLB. Y Sánchez está en duda, al ser enviado al bullpen este miércoles, a la búsqueda de una mejor forma física.

Pero estamos delante de una nueva oleada de ases. A la espera de refuerzos desde las menores, como Anderson Espinoza, hay arriba una generación luminosa que tiene las armas para emular a aquella banda que encabezaran Santana y compañía.

Rodríguez creció como uno de los principales prospectos del beisbol en las menores de los Orioles de Baltimore, y en este momento, con apenas una presentación en la actual temporada, es visto como el número dos de los Medias Rojas de Boston.

Martín Pérez ha ido reacomodando las cargas, adaptándose a la vida después de la cirugía Tommy John, cada vez más cerca de aquel brillante monticulista que dominó la Liga Americana en 2014, antes de lesionarse el codo.

Chacín todavía está a tiempo de ponerse al frente de su generación, si lo que hizo esta semana es lo que se cree, su verdadero regreso, y no una mera casualidad.

Y Carrasco, una vez sano, lo tiene todo para algún día competir por el premio Cy Young, algo que ha podido ocurrir este mismo año, de no sufrir una lesión que le sacó de acción durante casi dos meses.

Una nueva oleada de lanzadores venezolanos está tomando su lugar en las Grandes Ligas. Por eso, son tan poco comunes las notas que realzan el recorrido histórico que han hecho en la MLB. No se pueden escribir todavía esas notas, porque sus carreras están empezando.

Carrasco, Rodríguez y Martín Pérez fueron, en su momento, prospectos principalísimos en sus organizaciones. Así que no hay espacio para la especulación, aquí.

La generación de relevo viene pisando fuerte. Y parece que esta será la temporada en que hará sonar el primer campanazo.

Publicado en El Nacional, el jueves 2 de junio de 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada