martes, 5 de abril de 2016

Una crónica inaugural que va del Patón al Rey Félix

El Emergente
Por Ignacio Serrano

¿Quién fue el primer venezolano en jugar un Día Inaugural en las Grandes Ligas?

Muchos seguro podrán responder con rapidez: Alejandro Carrasquel. Y es cierto. Lo curioso es que el Patón tuviera que esperar tanto para lograrlo.

El pitcher caraqueño llegó a las mayores en 1939, cuando los Senadores de Washington compraron su contrato. Se adelantaba así a los Héroes del 41 y al nacimiento, en 1946, de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional. La suya fue, pues, una verdadera hazaña en el deporte local de aquellos tiempos.

No fue sino hasta 1943, casi un lustro después, que Carrasquel vio acción en una jornada inaugural de la MLB, aquel 20 de abril, en el Griffith Stadium.

El derecho entró como relevista. Pasaría medio siglo, exactamente 53 años, para que Felipe Lira se convirtiera en el primer criollo en abrir un encuentro de ese tipo desde la lomita, concretamente en 1996, con los Tigres de Detroit.

Pero Carrasquel pudo dejar huella de otro modo. 

Luego del fracaso de Dutch Leonard aquella tarde, subió a la loma y tiró los últimos cinco episodios ante la toletería de los Atléticos de Filadelfia. Al salir Leonard, los capitalinos perdían 3 carreras por 0. Entonces, en el sexto tramo, pisaron el home seis veces, para voltear la pizarra y darle el triunfo al Patón.

Fue la primera victoria para un nativo en choques inaugurales de la gran carpa. Aisló dos hits y dos rayitas en sus cinco actos, y le quitó a sus herederos el privilegio de anotarse en los libros como el primero en dar imparables en esas fechas, porque al bate también rindió, con un cohete en dos viajes y una anotada.

El segundo serpentinero venezolano en un inicio de torneo demoró bastante. Gracias a esa estupenda herramienta que es el motor de búsqueda de Baseball Reference, lo encontramos en 1983: Luis Mercedes Sánchez, de los Ángeles de California. Y sólo en 1988 apareció el tercero: Oswald Peraza, quien por entonces era una sólida promesa de los Orioles de Baltimore.

Es sorprendente que apenas tres monticulistas criollos —y ninguno como abridor— aparecieran en los días inaugurales en el lapso comprendido entre 1939 y 1989. Sobre todo, al mirar por el retrovisor desde el panorama actual, ahora que contamos a 30 abridores del patio en ese tipo de compromisos entre 1996 y 2016, desde aquel Lira de anteayer hasta el Félix Hernández de hoy.

Es un contraste feliz, remarcado por ese otro detalle iniciado en 2002, fecha en la que se inició esta seguidilla de 15 años en la que siempre ha habido al menos un representante de la expedición local comenzando la acción desde el morrito inaugural.

¿Y quién es el venezolano que ha participado en más duelos de estos?

Tenía que ser Omar Vizquel, claro, porque disputó 24 temporadas en las mayores. Pero hay un dato que realza la grandeza de Luis Aparicio, el más grande entre todos sus antecesores: Vizquel vio acción en 19 y Aparicio en 18, que fueron, además, sus 18 campañas arriba, ya que nunca se quedó en la banca cuando se oyó la voz de playball.

El legendario zuliano no fue, sin embargo, el primero en repetir el privilegio de saltar al terreno desde el mismo primer día de un campeonato en las Grandes Ligas. Pero del Chico Carrasquel y otras curiosidades hablaremos en una próxima entrega.

Publicado en El Nacional, el martes 5 de abril de 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada