lunes, 19 de noviembre de 2012

El emergente: ¿Magallanes o Caribes? ¿Quién gana el cambio?

Un grandeliga con notable pasado a cambio de dos importantes figuras jóvenes

Carlos Zambrano pasó al Magallanes, finalmente.

La tribu, que había anunciado la víspera su renuncia a continuar con las negociaciones, ante el paquete que ofrecían los turcos, obtuvo a dos peloteros jóvenes, de notable potencial: Johermyn Chávez y Marck Malavé.

Es mucho más de lo que los Navegantes habían dicho que entregarían por el “Toro”. Es mucho menos de lo que los Caribes pedían por el grandeliga.

¿Llegaron así a un punto medio? ¿Y quién gana con la transacción, si es que resulta válido plantearlo así?

Hay un beneficio a corto plazo para la nave.

Chávez, por tercera campaña al hilo, fue a dar a la paralela y no ha tenido continuidad en el equipo grande. Malavé, próximo a cumplir los 18 años de edad, está todavía a varios años de ser un bate de impacto en este circuito. Zambrano, en cambio, prometió a los bucaneros que no sólo actuaría en la 2012-2013, sino que lo haría hasta donde avanzara el equipo, incluidos los playoffs.

Cierto, ya no es el prodigio de precocidad que apuntaba a ser uno de los principales ases de las mayores, pero sigue siendo un pitcher que debe marcar diferencia aquí.

No es una adición despreciable en la carrera por la corona de este campeonato. No sólo llena una necesidad manifiesta del manager Carlos García, que incluyó a Orángel Arenas en la rotación porque desea más abridores venezolanos, una necesidad que se hace imperiosa en los meses de diciembre y enero, cuando los importados regresan a casa y cuesta encontrar reemplazos en el Caribe.

El derecho estará feliz, porque es natural de Puerto Cabello y trascendió que deseaba pertenecer algún día a la divisa que siguió cuando niño. ¿Estará en completa forma? Es algo que ya responderá con hechos, pero es de prever que no lanzará si no se encuentra a tope, porque es agente libre en las grandes ligas y un nuevo, buen contrato, dependerá en mucho de lo que muestre aquí.

¿Vale la pena cambiar futuro por presente? Sí, cuando la compensación es la corona.

Magallanes había advertido que no haría un pacto así, pero es de comprender que, al bajar la aspiración de los aborígenes, se decidiera también a entregar algo más de lo que estaba dispuesto a dar por él.

Para Anzoátegui hay una ganancia a corto y a largo plazo, esta última, al menos, en teoría.

En el corto, porque Zambrano no iba a lanzar con los orientales, así que obtienen a dos jugadores a cambio de un papel. Además, Chávez es un pelotero intrigante, un bateador que perdió el camino en los últimos dos años, luego de sólidas cosechas en las menores, y está listo para ayudar arriba.

Mark Malavé
No pocos prospectos han reencontrado la ruta al recibir la oportunidad de jugar sin presiones en este circuito. ¿Será el caso de él? El tiempo lo dirá. Pero vale la pena recordar que se trata del mismo toletero que tan cerca como en 2010 encabezó las menores en jonrones entre todos los venezolanos.

¿Y Malavé? Su firma en 2011 causó suficiente estruendo como para tener fresco el reporte de los scouts. Es catcher y antesalista. Todavía es muy joven, pero está en el mismo lote de Jesús Montero, Miguel Cabrera, Jackson Melián, Adys Portillo, Luis Domoromo o Adonis Cardona: bonos millonarios, enormes condiciones y un mundo por delante.

La lista de arriba ejemplifica perfectamente que la apuesta no siempre cristaliza. Pero para los Caribes todo lo que suceda con esta transacción se anota en números azules.

Malavé, por cierto, es un caso curioso. En tan poco tiempo ha sido noticia tres veces: primero al fimar, hace 18 meses; al ser tomado por Aragua en el draft de no protegidos, hace un año, en un caso que Magallanes ganó por apelación; y ahora, al convertirse en la pieza clave de esta transacción.

Publicado en El Nacional, el lunes 19 de noviembre de 2012.

1 comentario:

  1. Hasta cuando magallanes estara regalando el talento joven. Y digo regalando porque seguramente El Toro, solo lanzara esta temporada porque no tiene contrato. Basta mirar al equipo del zulia, cuya columna vertebral esta estructurada por peloteros provenientes de la nave, todos jovenes talento. Es lamentable que los fanaticos no importen en ese tipo de decisiones, y mas aun cuando somos nosotros a quienes se deben los equipos. Ya veremos a Yeoermin Chavez rindiendo con Caribes lo que no pudo rendir cn magallanes, por no recibir la debida oportunidad. Duele ver por otro lado como estan en eñl roster, desde el principio peloteros que ya no aportan nada al equipo como Luis Landaeta, y sin embargo, otrosque si lo hacen, como por ejemplo, Jesus Marchan, esta fuera esta semana.....Por dios, hasta cuando la mala dirección. Jose Miguel Calderón

    ResponderEliminar