Full width home advertisement

 

BÉISBOL VENEZOLANO

GRANDES LIGAS

Post Page Advertisement [Top]


Un infarto se llevó, la semana pasada, al expelotero y coach que comenzó su carrera en la LVBP con los Navegantes del Magallanes y finalizó con los Tiburones de La Guaira, tras 19 años de acción

Por Johnny Villarroel 
ElEmergente.com

Bien fuera detrás del plato o en la caja del coach, Víctor Colina nunca estuvo alejado de un parque de beisbol. Al contrario, vivió sus 75 años de edad rodeado por pelotas, guantes y mascotas y fueron esos implementos deportivos los que le dieron la despedida en el último juego de su carrera.

"Desde muy chiquito me gustaba el beisbol y participaba en cuanta caimanera se montaba en
el estado Falcón, donde yo nací", recordó el ex pelotero durante la celebración del cumpleaños de uno de sus hijos en la parroquia caraqueña de Caricuao, donde vivió por muchos años junto a María, su compañera de viaje y quien no se sobrepone a la pérdida repentina de su ser amado.


A los19 años de edad hizo su debut en el beisbol venezolano, con los Navegantes del Magallanes, y en la campaña 1964-1965. 

"Con el equipo turco participé en 11 juegos en mi temporada de novato y aún recuerdo  el momento en que dí mi primer indiscutible. Lo celebré como si hubiera sido un jonrón", dijo mientras sacaba una cerveza bien fría de la nevera. En ese año de inicio bateó dos dobles y tres indiscutibles para finalizar con promedio de .250.

DATO
Víctor Colina vio acción en 10 temporadas con el uniforme de los turcos. Participó en 164 juegos y en 308 veces al bate bateó 66 hits, 11 dobles y un triple para promedio de .214, según el portal pelotabinaria.com.ve.

ENTRE TIBURONES Y TIBULEONES
A los 29 años de edad, el careta nacido en Coro, fue adquirido por el equipo del litoral central. Era un club que tenia en sus filas a jugadores de la talla de Dusty Baker (actual manager de los Astros de Houston), Ángel Bravo, Remigio Hermoso, Aurelio Monteagudo, José Herrera, Pulino Casanova y en el campocorto, nada mas y nada menos que Enzo Hernandez (grandeliga con los Padres de San Diego), entre otras estrellas de los escualos.

En esa temporada 1974-1975, los Tigres de Aragua, con el manager dominicano Oswaldo Virgil al frente, dio cuenta del Magallanes en la final. Ese primer año vestido de Tiburón, Colina participó en 12 juegos en los que dio 7 sencillos y un doble para terminar la zafra con promedio de .159.

Al año siguiente se produjo un hecho que antes de comenzar la temporada, que acaparó los titulares de la prensa deportiva de país. Todo comenzó con el precio del alquiler del Estadio Universitario. Tanto los directivos de los Tiburones de La Guaira como los Leones del Caracas se negaron a pagar el aumento solicitado por la Universidad Central de Venezuela y ambos clubes unidos se marcharon de la capital y montaron su base de operaciones en el estadio de Acarigua, bajo el nombre de Llaneros de Portuguesa y que los aficionados bautizaron como Tibuleones.

Si te gusta El Emergente, quizás puedas apoyarme con una mínima colaboración mensual. Haz click aquí y sé parte de esta comunidad

Fue la única vez que Colina compartió equipo, oficialmente, con estrellas del club felino como Antonio Armas, Baudilio Díaz, César Tovar y Víctor Davalillo. La fusión de los dos clubes cerró la eliminatoria con 33 ganados y 31 perdidos, y cedió en la semifinal con los Tigres de Aragua, divisa que alzó el trofeo de campeón.
 
En esa ocasión el catcher de esta historia firmó la mejor temporada de su carrera en la LVBP. Participó en 36 encuentros y en 110 turnos al bate dio 33 hits, 8 dobles y un triple para finalizar la campaña con .300. 

Colina decidió colgar la careta con los saldos tras finalizar la campaña 1982-83. Tenía 37 años de edad y ya estaba mentalizado para seguir su carrera dentro del cuerpo técnico. Además, con el buen humor de siempre, participaba en las caimaneras de los periodistas a final de cada año.

De allí que el comunicador social Cándido Pérez lo definiera como "Un catcher buena gente". Y estamos de acuerdo. Descansa en paz, amigo.


Johnny Villarroel

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

Bottom Ad [Post Page]

| Colorlib