_

Full width home advertisement

 

BÉISBOL VENEZOLANO

GRANDES LIGAS

Post Page Advertisement [Top]

Alfredo VillasmilBreves MLBcambio de reglasDiamondbacks de ArizonaMadison BumgarnerNo-hit no-runQuieto en primera

QUIETO EN PRIMERA. Madison Bumgarner se quedó sin no-hitter por culpa de Rob Manfred


QUIETO EN PRIMERA
Por Alfredo Villasmil Franceschi
 
Santo Domingo. Madison Bumgarner lanzó un juego completo, consiguió el blanqueó, se agenció la victoria, ponchó a siete, no permitió hits --o sea, lanzó un no hitter--. Hizo todo lo que un pitcher necesita para inmortalizarse, pero ¿saben qué? Nada de lo que realizó la tarde del 25 de abril de 2021 podrá anotar su nombre en el dorado libro de los juegos sin hits ni carreras oficiales de las Grandes Ligas. ¿Por qué? Porque así lo dicen las reglas. 

Bueno, más que las reglas, es una especificación del Comité para la Aplicación Correcta de las Reglas del Beisbol (Committee for Statistical Accuracy, en inglés), vigente desde el 4 de septiembre de 1991.


En aquel entonces, el comisionado Fay Vincent decidió, junto a un grupo de investigadores, que para anotarle un no-hitter a un lanzador éste debía trabajar completo, los nueve innings, y terminar el juego… Esto eliminó de la lista, por ejemplo, el famoso juego de Andy Hawkins del 1º de julio de 1990, quien para aquel entonces lanzaba con los Yanquis de Nueva York.

El derecho trabajó 8.0 entradas, pero no pudo lanzar en la novena, porque su equipo, los Yanquis, en el cierre del octavo capítulo, cometieron dos errores a la defensiva que significaron cuatro carreras para los Medias Blancas de Chicago. Ellos eran visitantes y en el último chance no pudieron empatar el juego, por lo que no se jugó el cierre de ese acto.

También dejaron de ser contados como hazañas únicas otros compromisos. Parte de esta decisión tomada por Vicent se debió a consejos dados por el ya difunto estadístico del beisbol Seymour Siwoff, quien fue, hasta su muerte en 2019 --contaba entonces con 99 años de edad-- el mandamás de la compañía Elias Sports Bureau, que lleva de manera oficial los récords del beisbol desde al menos 1952.

“Lo que más me gusta de las estadísticas deportivas es que te dan la oportunidad de revivir el pasado”, dijo en los años 70. Así que él consideró que con esta decisión estaba sincerando el beisbol y haciendo algo correcto. Sobre todo, si tomamos en cuenta que las Grandes Ligas son el máximo nivel de este deporte.

En aquel momento, todo parecía lógico, excepto por el juego de Hawkins. Aunque también querían dejar en claro que lanzar un no-hitter y perderlo en 8.0 entradas era como no lanzarlo. 

Pero, y aquí es donde viene el meollo de todo el asunto, el año pasado el comisionado actual, Rob Manfred, junto a la Asociación de Peloteros de Grandes Ligas (MLBPA, por sus siglas en inglés), decidieron que en las dobles carteleras se realizaran sendos juegos de siete entradas. Es decir, para poder trabajar más allá de límite, tenía que empatarse el compromiso y definirse en “entradas extras”.

Para este 2021 el inefable comisionado, decidió dejar la misma consideración, pero se le olvidó, quizá por ese espíritu tan grande de incapacidad que lo caracteriza, decirle al comité de reglas que, mientras dure esta contingencia, se hiciera una excepción a la regla. Pero no, el señor Manfred, el único que puede cambiar este tipo de decisiones, no lo ha hecho.


Por eso, a veces hay que ir más allá de los números, estar allí y entender el contexto de los hechos. Bumgarner retiró a los últimos 17 bateadores que enfrentó. De hecho, tampoco concedió bases por bolas. Su único problema estuvo, para ser perfecto, en un tiro errado de Nick Ahmed en el segundo inning, ante un batazo de Ozzie Albies.

"Me siento bien", dijo Bumgarner a MLB.com y otros medios. "Quiero decir, obviamente todo esto ha sido muy difícil, muy difícil, y he pasado por muchos momentos difíciles. Es solo una parte. Estaba esperando que cambiara. He estado haciendo un montón de cosas y solo han sido dos juegos malos que he tenido este año. No estoy poniendo excusas, pero definitivamente me siento bien acerca de dónde estoy ahora ".


Al momento de terminar el compromiso, Bumgarner sumaba 98 pitcheos, 73 de ellos en strike. ¿Hubiera podido salir para los dos innings siguientes? “Lo habría intentado”, fueron sus palabras. “Habría que tomar en cuenta muchas cosas. ¡Imagínate! Si funciono para siete innings, dos más no eran nada. Se podía hacer el esfuerzo”.

Sea como sea, la pifia del comisionado de no enmendar la plana y poner un inciso en las actuales reglas de recopilación del beisbol, le quitaron, por los momentos, una joya de pitcheo a un lanzador que hizo todo lo que tenía que hacer para acreditarse la hazaña. Pero así está la pelota en estos tiempos turbulentos de pandemia.

Listo, se acabó el juego.

Alfredo Villasmil

Alfredo Villasmil es periodista deportivo desde hace tres décadas y ha trabajado en algunos de los medios impresos de mayor tiraje en Venezuela, como el diario Meridiano y Últimas Noticias, donde ha sido columnista especializado en beisbol. Actualmente reside y ejerce en la República Dominicana.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

Bottom Ad [Post Page]

| Colorlib