Full width home advertisement

 

BÉISBOL VENEZOLANO

GRANDES LIGAS

Post Page Advertisement [Top]

Los Extrabases de Alfonso Saer y las anécdotas de aquellos narradores de antaño


EXTRABASES
Por Alfonso Saer

SEGUIMOS por los senderos de la añoranza. En Venezuela muchos colegas, entre ellos Luis Enrique Arias --malogrado en la tragedia aérea de 1983-- transmitían los juegos de fin de semana en Grandes Ligas escuchando una emisora que se denominaba "La Voz del Ejército" --o algo parecido-- cuya señal llegaba en onda corta desde algún lugar de Estados Unidos. Lo acompañamos muchas veces --años sesenta-- los sábados por la tarde en Radio Terepaima de Barquisimeto, propiedad del entusiasta empresario Ramón Ramírez. Por supuesto, se copiaba en inglés y la traducción la hacía un recopilador muy conocido en Aragua, cuyo nombre era Hugo Prada Chierubini. En muchos sitios del país se estilaban esas versiones del beisbol grandeliga. Recordamos en especial una llave que hacía los juegos de la temporada norteamericana. Era un deleite sintonizar a Carlos Tovar Bracho y Rodolfo José Mauriello, par de connotadas figuras del periodismo y la narración en nuestro territorio. Radio Cultura ---años más tarde YVKE Mundial-- estaba como base de operaciones de la acreditada pareja, aunque ambos trabajaron en diferentes puntos del dial... 


HASTA que Juan Vené instituyó las transmisiones de Grandes Ligas en vivo por los 60-70, muchos profesionales versionaron el espectáculo. Ir en directo, aún en la Venezuela próspera de entonces, resultaba costoso y atrevido... EL anecdotario incluye a un señor entrado en años a quien llamaban "Musiú" Patiño, uno de los que se atrevió a saltar el mar Caribe para hacer partidos en el sitio de los hechos, muy ayudado por Juan Vené, entonces ya afianzado en este tipo de transmisiones para Venezuela. En cierta ocasión lo escuchamos decir en el quinto inning algo así como "hasta aquí los acompañamos por Radiodifusora Venezuela, continuaremos el juego por Crono Radar". Resulta que había comprado espacios insuficientes en ambas emisoras, instaladas en un mismo edificio en la capitalina esquina de Cipreses... PERO volvamos con las versiones. Se acostumbraba colocar un LP --luego llegó el cartucho-- con murmullos de público, sonido que se manejaba muy de acuerdo con lo que pasaba en el encuentro. El efecto estaba a cargo del operador de turno, a sugerencia muchas veces del narrador. O atendiendo lo que ocurría en el terreno. Había algo de novela en cada juego ya que las versiones sufrían inexactitudes por la pérdida de la señal radial. Como comentamos en las entregas anteriores, los encargados de ofrecer detalles --narradores y comentaristas-- derrochaban ingenio para presentar la mayor fiabilidad posible en sus relatos. No faltaban quienes con cada batazo golpeaban un vaso de cartón --de aquella marca Dixie-- con la goma o borrador de un lápiz, y eso sonaba muy parecido al choque del madero con la pelota. A veces había entrevistas con aficionados en el estudio, aunque simulaban estar en el parque beisbolero... VIAJAR a ese pasado es grato y muy anecdótico, gracioso. Hay mil historias que contar y son muchos los protagonistas de alto relieve que las vivieron intensamente. Hoy las repasamos con sonrisas, rebuscando en la agotada memoria, sin ser lo totalmente precisos que deseamos.


LA LVBP comienza a moverse para el torneo 21-22. El principal punto pendiente es la elección de su presidente. Suena mucho Giuseppe Palmisano, quien ha ejercido el cargo con carácter temporal luego de la renuncia de Juan José Ávila hace aproximadamente un año. Está a la vista que Palmisano, figura prominente del Magallanes, cumplió una excelente labor en tiempos difíciles, nada menos que el 2020, caracterizado por la pandemia, los retrasados permisos de MLB y la crisis económica que no es nada nueva. Afrontó un campeonato que caminaba por la orilla del barranco, a punto de suspenderse, y logró sacarlo a flote con el aporte de su tren directivo. Tiene el apoyo de la mayoría, probablemente por unanimidad... LA próxima campaña pudiera presentarnos un calendario de 49 juegos por equipo y comenzar a principios de noviembre. Esto significa que cada club enfrentará a sus rivales en siete ocasiones. El objetivo principal es que los equipos regresen a los respectivos hogares luego de la emergencia de meses recientes. Todo depende de la situación vigente con el virus y la posibilidad de viajar sin mayores restricciones... 


PARECE un hecho que José Moreno no volverá con Lara, a juzgar por lo que circula en el ambiente de la escuadra guara, insatisfecha con su desempeño a pesar de haber alcanzado el subcampeonato en la 20-21. Eso pone a sonar nuevamente a Luis Ugueto, si es que no está amarrado con los Tigres. La relación entre Ugueto y Cardenales quedó muy bien asentada, en los mejores términos, aunque fue apartado luego del cetro obtenido en la 19-20. Habrá noticias pronto... DURANTE décadas los ejecutivos de los equipos criollos y periodistas de la fuente han viajado a los entrenamientos de primavera. Es una gira sabrosa. Unos para contactar a sus peloteros y técnicos, amén de reforzar relaciones con los clubes de MLB, y otros para reportar noticias y novedades. Rubén Mijares hizo la gira al menos por cincuenta años. Al parecer las estrictas medidas que impone el covid-19 van a cortar esa agradable costumbre.

--

Publicada en La Prensa de Lara. Aquí reproducida con autorización del autor.

Alfonso Saer tiene más de 50 años en los medios de comunicación venezolanos. Es la voz más reconocible del Cardenales de Lara desde hace décadas y uno de los periodistas de mayor trayectoria en el país. Su columna es la más veterana entre las que se escriben en Venezuela para la prensa deportiva local actualmente. Síguelo en @alfonsosaer

1 comentario:

  1. Que sabroso fue leer esas anecdotas de antaño, deberias de seguir recolectandolas, creo que te falto nombrar a Pancho Pepe Croquer. Mi memoria es corta, recuerdo la emisora de los Tigres de Aragua era por Radio Vision con el gordo Benaim y tenia ademas de Focion Serrano Jose Anibal Manzo a Gonzalo Lopez Silvero y un novato Damaso Blanco, par de cacaitas como diria Cesar Arriba y yo lo vivi, no me lo contaron, saludos

    ResponderBorrar

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

Bottom Ad [Post Page]

| Colorlib