Full width home advertisement

 

BÉISBOL VENEZOLANO

GRANDES LIGAS

Post Page Advertisement [Top]

Los Extrabases de Alfonso Saer: Mark Whitten vs Jesse Barfield y otros brazos portentosos


EXTRABASES
Por Alfonso Saer

CATAPULTAS humanas. Eso han sido algunos de los brazos poderosos que hemos visto en la pelota venezolana, específicamente entre los jardineros. Lógicamente --razones obvias-- nuestro cargamento de recuerdos detalla en mayor cantidad a los peloteros que han jugado con Cardenales desde su llegada a esta liga en 1965... FERNANDO Arreaza y Octavio Sasso, dos queridos y respetados colegas, nos remueven la memoria con su inquietud en las redes acerca de las "palancas" que tenían Jesse Barfield y Mark Whitten, insinuando una comparación entre ambos por su actuación en Venezuela. Menudo lio. Los dos disponían de escopetas en su extremidad de uso más frecuente. Eran derechos. Barfield vistió casaca roja en tres temporadas (1981-84) cuando lo rotulaban como prospecto de Toronto. Le gustaba tanto nuestro beisbol que hasta su hijo Josh vio la luz primera en una clínica barquisimetana. Jesse disponía de gran poder (11 jonrones en la 82-83) y disfrutamos sus frecuentes asistencias desde el jardín derecho mediante un brazo portentoso. Fue un verdadero espectáculo cuando disparaba desde la pradera que custodiaba... WHITEN se hizo tan local que participó en los tres primeros títulos larenses. También era novel destacado de los Azulejos cuando intervino inicialmente con los alados (89-90) y se distinguió por la intensidad en defensa de su escuadra. Tenía un madero de largo metraje, aunque aquí no dio tantos jonrones (12) como en la gran carpa, donde incluso la sacó cuatro veces en un partido. Dispensaba balazos desde el bosque derecho. Era impresionante la horizontalidad y dureza en los tiros. Ambos se hicieron afamados en liga grande y Barfield tiene destacados números, jugó más, está mejor rankeado, pero aquí --y de allí el tema-- nos pareció más imponente Whiten.


REBUSCANDO en nuestro archivo volandero nos topamos también con Dwight Evans, cuya defensa en los bosques bostonianos hizo historia. En 1987 tuvo la exagerada cifra de 41 asistencias y totalizó arriba 229. Lo trajo Luis Aparicio, a la sazón manager larense en 1972, cuando nuestro Salón de la Fama estaba cerca del retiro con los Medias Rojas. Al patrullero no le gustó mucho esta liga. Intervino en 32 encuentros y conectó para .301. Empero nos regaló varios relámpagos desde su posición en la zona derecha. Resultaba impactante su juego defensivo por el brazo encomiable, tan potente como el de los mencionados anteriormente... HURGANDO más en la retrospectiva mental nos trasladamos a la 66-67. Cardenales contrató un pelotero de diestra maravillosa. Se llamaba Bill Robinson y era de los Yanquis. Se jugaba en el viejo Olímpico y poco quiso Robinson quedarse en estos lares. En 20 careos bateó .333 y nos dimos banquete con sus tiros fabulosos. Como en este circuito no hay registros defensivos de esos tiempos, recurrimos a los guarismos de liga grande para exaltar que Bill retrató a 46 corredores en 1976, llegando a sumar 267 en 16 campañas. ¿Qué tal?... 

LEE TAMBIÉN:

TENEMOS otros nombres de relevancia: Shawn Green, Barry Bonnell, Dave Hengel, Andre Dawson. Pero también hablemos de uno cercano que hace poco nos obsequió estampas no menos impresionantes. Se trata del rendidor cubano Yordanys Linares, a quien le vimos disparos recios desde el centro y la derecha en las dos temporadas precedentes. Y claro, nos hemos referido exclusivamente a nuestro recorrido anecdótico por Cardenales de Lara. Cada club tiene su historial, terreno abonado para el recuerdo. Los magallaneros podrían comenzar con Rocky Colavito (1955-56), autor de 124 asistencias en Grandes Ligas, y los fanáticos de los Leones con su estupendo Bob Abreu, cuyo brazo fusiló sin misericordia en este circuito y alcanzó 124 asistencias en la pelota de mayor nivel. Imposible olvidar las hazañas de Vitico Davalillo y Antonio Armas aquí y allá. O aquel Luis Rodríguez que brilló con Valencia y Aragua. Ender Inciarte (Zulia), José Cardenal y Raúl Pérez Tovar (La Guaira). La tela para cortar es de largo metraje.

ODUBEL Herrera puede estar montando el último tren de su carrera. Tiene que aprovechar el chance extra que le dan los Filis. El controversial jardinero batea para .444 (9-4) y dice que dejará en el olvido su pasado tormentoso por cuestiones personales. Material siempre ha tenido, materia gris es necesaria... VARIADAS las apuestas con Félix Hernández. Hay que reinventarse tirando una recta que hasta ahora es de 87mph. Su primera muestra --dos carreras en dos innings-- no debe tomarse como una realidad absoluta. Puede ser un caso a lo Freddy García, quien terminó su carrera con maña y habilidad... ESTA semana cumplió 55 el ex pitcher Mike Timlin, cerrador del primer título de Lara --dos innings ante Caracas el 29-01-91-- y también del primer gallardete de Toronto en 1992, sacando el último el último out en el sexto juego frente a los Bravos. Estuvo 18 años con seis equipos de MLB. Cuando Cardenales lo contrató recién había ascendido a doble A. Tenía una slider mortífera... DOMINICANA es un horno beisbolero. Sumaba hasta el lunes 243 jugadores en los campos de entrenamientos, contando los invitados. Esa cantidad supera por mucho al otro gran representante latinoamericano, Venezuela (151), cuya cifra es marca novedosa en los anales criollos.

--

Publicada en La Prensa de Lara. Aquí reproducida con autorización del autor.

Alfonso Saer tiene más de 50 años en los medios de comunicación venezolanos. Es la voz más reconocible del Cardenales de Lara desde hace décadas y uno de los periodistas de mayor trayectoria en el país. Su columna es la más veterana entre las que se escriben en Venezuela para la prensa deportiva local actualmente. Síguelo en @alfonsosaer

2 comentarios:

  1. Un Gran Saludo estimado Don Alfonso, un gustazo siempre leer sus Extra bases, solo un detalle, en el juego final del Título en el 91,fueron 6 innings de W. Banks, 2 de R. Whitnevsky y el inning Final de M. Timlin, Un Fuerte Abrazo

    ResponderBorrar
  2. Alfonso Saer, es mi amigo mayor, aunque no me conoce, lo trato como mi amigo imaginario más grande que tengo, tiene permiso para hablarme y pintarme con su narración tan perfecta, que no me da cabida a mi imaginación a que se ponga a divagar!

    ResponderBorrar

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

Bottom Ad [Post Page]

| Colorlib