_

Full width home advertisement

 

BÉISBOL VENEZOLANO

GRANDES LIGAS

Post Page Advertisement [Top]

Guillermo Moscoso / Foto Prensa Serie del Caribe

La tribu venezolana perdió este miércoles por tercera vez en cuatro juegos y quedó al borde de la eliminación, con 2.42 de efectividad colectiva, brillante, y apenas cuatro carreras anotadas, fatal

Por Ignacio Serrano
ElEmergente.com

Tener un estupendo pitcheo le está sirviendo de muy poco a Caribes de Anzoátegui en esta Serie del Caribe, debido a su brutal sequía ofensiva.

Otra estupenda labor monticular venezolana, esta a cargo del veterano Williams Pérez, se perdió este miércoles, camino a la tercera caída en cuatro juegos para la tribu suramericana, que plantó cara a los favoritos de República Dominicana, sin pasar de la amenaza.


Un doblete productor de dos carreras por parte de Robel García rompió el duelo que mantenían los aborígenes y las Águilas del Cibao, empujando ante el relevista Loiger Padrón las dos rayitas que necesitaban los alados para extender a 4-0 su invicto.


El contraste entre los brazos y los bates de los campeones de la LVBP explica por qué están al borde de la eliminación, obligados a derrotar este jueves a los anfitriones Tomateros de Culiacán para mantenerse con vida en el estadio Teodoro Mariscal de Mazatlán.


La efectividad colectiva de Caribes, justo después de su tercera derrota, era de 2.53, con un estupendo WHIP de 1.00, el mejor del campeonato.

Embasar solo un hombre por inning vale poco, incluso si apenas se permiten dos carreras sucias en cuatro choques y se entrega la menor cantidad de bases por bolas hasta la cuarta jornada, apenas siete.

UNA CIFRA: 11.0
Es la cantidad de innings que sumaron Guillermo Moscoso y Williams Pérez entre martes y miércoles, sin carreras y con solo cinco hits en contra

Porque aparte de Jesús Sucre (.385 de average, con 1.077 de OPS) y Herlis Rodríguez (.333, con 1.135 y el batazo que impidió el no-hitter ante Colombia) nadie más ha bateado.


Los otros nueve toleteros orientales tienen averages de .214 o menos. Por eso, aunque Raúl Rivero, Guillermo Moscoso y Pérez han logrado estupendas aperturas, y los aborígenes permitieron solo tres rayitas en los pasados tres topes, su promedio global de .186, con .550 de OPS, le ha impedido sacar provecho al aporte de su staff.

1 comentario:

  1. Estimado Ignacio parece lo que le pasó a Cardenales en la final.¿Que misterio no?

    ResponderBorrar

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

Bottom Ad [Post Page]

| Colorlib