Full width home advertisement

 

BÉISBOL VENEZOLANO

GRANDES LIGAS

Post Page Advertisement [Top]

La almohada fue una buena consejera para Félix Fermín en la final de Quisqueya


Por Alfredo Villasmil Franceschi 
Avf024@gmail.com 

Santo Domingo. El recordado Pompeyo Davalillo, manager en la Serie del Caribe y uno de los primeros grandeligas latinoamericanos, lo repetía siempre. “No hemos hecho nada si no hemos ganado el cuarto juego”. 

Este sábado quedó demostrado que tal premisa es cierta. Los Gigantes del Cibao estaban a 27 outs de ganar la final de Lidom y comenzaron sonándole jonrones consecutivos a Carlos Martínez “El Tsunami”.


Se fueron tres arriba en el primer inning, pero al final no pudieron contener el empuje de las Águilas. ¿Qué ocurrió? 

Es largo el análisis que hay que hacer. La serie final se pone 3-2 a favor de los Gigantes, todavía, pero Félix Fermín demostró que su almohada es buena consejera. 

“Al finalizar el juego del viernes les dije que iba a consultar con la almohada algunos cambios que iba a hacer”, dijo el estratega, vía Zoom, una vez finalizado el compromiso. “Así lo hicimos y dio resultado”.  


Pero ¿qué tiene que ver Martínez en todo esto? Se fue sin decisión, le hicieron tres carreras, todas limpias. 

¿Por qué fue tan importante su presencia? Porque después del jonrón retiró a 12 en forma consecutiva y a 18 de los últimos 20 que enfrentó, para mantener a raya a sus adversarios y permitirles a sus compañeros repuntar y voltear el resultado. 

“El Tsunami está de vuelta”, dijo Fermín. “Mantuvo a raya a los Gigantes y nos permitió volver. Hay que darle mucho crédito a él”. 


Pero crédito también a Fermín, por haber colocado a Ramón Torres de primer bate y campocorto. El criollo se fue de 5-4 con doble, jonrón y tres remolcadas. 

“Siempre me he mantenido trabajando”, explicó el héroe ofensivo del conjunto rapaz. “Yo solo entré a batear buscando mis pitcheos y gracias a dios le pude dar bien a la bola”. 

Pero también Melky Cabrera, quien sumaba de 17-1 antes de comenzar el juego, y Jonathan Villar, pudieron sonar indiscutibles en los momentos claves, para salir de sendos slumps y poder tomar esa confianza que tanto necesitan. 


Sea como sea la final no se termina todavía. Hay mucho por delante. Por lo menos quedan 27 outs para tratar de hacer la hombrada de empatar la serie… 

Pero los Gigantes también tendrán el mismo chance de vengar la derrota en casa, donde no pudieron titulares. Sigue la emoción.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

Bottom Ad [Post Page]

| Colorlib