_

Full width home advertisement

 

BÉISBOL VENEZOLANO

GRANDES LIGAS

Post Page Advertisement [Top]


EL EMERGENTE
Por Ignacio Serrano

Siempre hay peloteros disgustados con el manager. La frase no es nueva y tampoco es propia. Se la escuchamos hace días a un alto ejecutivo de la pelota venezolana, mientras hablábamos de los acontecimientos ocurridos en esta y en la anterior temporada de la LVBP.

El nada disimulado disgusto de varios peloteros en la cueva de los Tiburones terminó con la salida de casi todos ellos, vía cambio o agencia libre, y terminó costándole también la carrera como piloto a Renny Osuna. Es plausible creer que el entonces timonel de La Guaira no habría llegado al absurdo extremo al que llegó con el umpire Carlos Leal, hace 12 meses exactos, en caso de no haber sido el centro de una situación tensa y descontrolada en su propio dugout.


Siempre hay peloteros disgustados con el piloto. Cada cierto tiempo se hace público, pero muchas veces queda en conocimiento solo de algunos iniciados, de esas personas que tienen acceso privilegiado a lo que pasa dentro de cada club.

La salida de Alexi Amarista del conjunto de toda su vida, Caribes, comenzó con su molestia --pública y notoria-- con Jackson Melián. Hoy ni el súper utility ni el estratega están con Anzoátegui.

Este siglo empezó en nuestros diamantes con un escándalo semejante, incluso peor, cuando los jugadores de los Tigres se amotinaron antes del quinto encuentro de la final de 2002 y exigieron a la directiva el despido de Bill Plummer, bajo amenaza de no jugar.

Daba sus primeros pasos como gerente general de Aragua el recordado Rafael Rodríguez Rendón. Plummer se quedó en el hotel. Rodolfo Hernández, actual coach de bateo de Minnesota en las Grandes Ligas, asumió el mando y los bengalíes cayeron ante el Magallanes, para ceder la corona y quedar con un palmo en la cara, sin celebración.


Lo que Rodríguez Rendón hizo después es parte de la historia del pasatiempo nacional. ¿No les gusta el estilo del manager? Pues tomen Buddy Bailey, podría decirse que pensó. En la siguiente campaña tomó el mando quien se convertiría en el técnico más exitoso en el último medio siglo del circuito, un estadounidense de hablar casi ininteligible, pocas pulgas y disciplina de hierro.

La oficina llevó, junto con Bailey, un cuidadoso proceso de purga que tomó algo de tiempo, pero que no dejó rebelde alguno en casa. Estrellas o no, fueron saliendo de Roberto Zambrano, Wiklenman González, Rubén Salazar, de cada uno de los inconformes. Buena parte del éxito de los felinos, que ganaron seis títulos al mando de este sureño enamorado de Maracay, tuvo que ver con la inflexible conexión entre el alto mando y su manager.

Ni siquiera la protesta del mismísimo Miguel Cabrera, que se atrevió a pedir en televisión la salida del piloto, movió una ceja a Rodríguez Rendón, no digamos al norteamericano. Años después saldrían de la divisa otros inconformes, pero Cabrera terminaría entendiéndolo todo, mientras se convertía en el pelotero maduro y centrado que es desde hace años: tiempo atrás dedicó un post en Instagram al propio Bailey, reconociendo su valor como dirigente y sus enseñanzas como hombre de beisbol.

Aragua protagonizó el más célebre motín que se recuerde en la LVBP, allá por 1972, aunque aquella vez los jugadores no pedían la cabeza de su piloto. Más bien se unieron a él, para exigir un aumento salarial antes de los playoffs, razón por la cual todos, mandamás incluido, fueron dados de baja el 1° de enero por el gran Rubén Mijares, que por entonces era el gerente de los rayados. Lo demás es leyenda, escrita a seis manos por Rubén, David Concepción y Rod Carew.

Pero aquello de los aragüeños en realidad no tuvo que ver realmente con el tipo de disgustos que recuerdo hoy en esta columna; esos otros episodios que, por citar ejemplos, tuvieron en el centro a Osuna, Melián, Plummer, Bailey y ahora, por lo visto, a Carlos García.


¿Qué pasó realmente con García?

Es insólito que para el mismo caso haya versiones tan encontradas de periodistas con tanta credibilidad como Efraín Zavarce y Carlos Valmore Rodríguez. Versiones que van desde su destitución por un motín entre los Navegantes hasta su pase a la cuarentena forzosa, por haber contraído covid-19.

Un miembro del equipo con conocimiento del día a día en la divisa sostiene que, al saber de la rebelión, el propio García decidió hacerse a un lado en plena semifinal. Otro, con acceso a la toma de decisiones, admite que había jugadores con malestar, pero "siempre hay peloteros disgustados; si les das la razón y sales del manager, van a exigir que vuelvas a hacerlo cada dos semanas". Esa fuente asegura que la versión del coronavirus es cierta y que todo coincidió en un vórtice inesperado.

Llama la atención que Magallanes no haya manejado el asunto con una política asertiva de control de daños. Por un lado, porque la imagen del Almirante es importante en la historia de la centenaria novena. Por el otro, porque la más mínima sospecha de que algunos levantiscos pudieron haber logrado su cometido podría generar nuevos levantamientos en la venidera temporada.


Mari Montes y Daniel Álvarez contactaron al propio García. Sus palabras dejaron la misma duda. Remitió la causa de su salida a lo dicho por el presidente turco, Maximiliano Branger, al reportero Jesús Ponte. Aquel tuit es la única posición más o menos oficial que respalda la versión de la enfermedad y el confinamiento, mientras que en la página oficial de la liga han aparecido dos notas que, en cambio, apuntan a la rebelión.

La discreción con que se han tratado de manejar los positivos por coronavirus, en respeto a la privacidad de cada quien, poco ayuda para esto, es verdad. Pero para la nave es importante dejar claro ante su legión de seguidores, y sobre todo dentro de la cueva, qué fue lo ocurrido en la final. 

Si en verdad hubo inconformes, y casi todo parece indicar que los hubo, la lección histórica es clara: no importa quién sea el próximo piloto, lo realmente fundamental es que todos, sin excepción, acepten que nada está por encima del equipo, aunque implique medidas dolorosas y aunque los descontentos se tengan que marchar.

Ignacio Serrano

Ayuda a que El Emergente no se pierda un juego. Colabora con este proyecto en la página patreon.com/IgnacioSerrano

11 comentarios:

  1. AMIGO IGNACIO SUS PALABRAS MUY ACERTADAS RESPECTO A LA SALIDA DE GARCIA, AUNQUE LO DEL MAGALLANES VIENE DESDE LA TEMPORADA PASADA MOTIVO DE LAS RESTRICCIONES QUE TIENEN DE LA MLB, COMO ES POSIBLE QUE EL EQUIPO QUE REUNE A PELOTEROS VALORADOS, ESTRELLAS Y PROSPECTOS DEL MEJOR BEISBOL DEL MUNDO NO PUEDAN JUGAR EN SU PAIS, CLARO IGUAL QUE LOS TIGRES DE ARAGUA, PERO IMAGINECEN QUE CON PELOTEROS SIN RELACION CON MLB PERO CON EXPERIECIA EN EL BIG SHOW EL EQUIPO LLEGO A LA SEMIFINAL IGUAL A PASADA TEMPORADA , SERIA PRACTICAMENTE UNA TRABUCA, ESO SI CON UN BUEN MANAGER COMO OMAR LOPEZ, BUDY BAILEY ,POR NOMBRAS A DOS DE LOS MEJORES ESTOS ULTIMOS AÑOS EN VENEZUELA. MEJOREN LA DIRECTIVA, EL CUERPO TECNICO Y QUE LEVANTEN LAS SANCIONES ASI MAGALLANES SERA CAMPEON, GRACIAS.. HUGO GOMEZ MAGALLANERO POR SIEMPRE....

    ResponderBorrar
  2. Este tipo de peloteros que siempre traen problemas en los equipos, hacen mucho daño y curiosamente los equipos luego de los despidos de los mánagers no son los mismos y terminan perdiendo.

    ResponderBorrar
  3. yo lo que no entiendo si un pelotero lo votan o mejor dicho lo dejan en libertad por problematico para que magallanes lo firma entonces eso quiere decir que le gusta eso tener problema en el equipo

    ResponderBorrar
  4. Para mí concepto la regla es el que no esté de acuerdo con lo que coloque el manager en la mesa q se valla, porq para eso el manager tiene jefes encima d el como los jugadores a su manager así pa la verga todo aquel jugador q no quiera estar ya vendrá otro q si quiera defender los colores

    ResponderBorrar
  5. Siempre existió porque hay peloteros que no entienden su rol y compromiso..Su deber es aprender a desarrollar su talento con la divisa que te dió la oportunidad de hacerlo..aprender y punto.!

    ResponderBorrar
  6. El día día sábado 16 de enero se jugó el 3er encuentro de la semifinal y Magallanes lo ganó colocando la serie a su favor 2-1. Yo me pregunto: ¿Que tan necesario era convocar al equipo a una práctica ese domingo siguiente que era el único día libre en la serie? ¿Esa no es una medida que vulnera el derecho de los jugadores a su día de descanso? Además recuerden que en ese momento estaba presente el problema del pago de deuda a los jugadores, lo cual resulta ser un elemento desmotivador. Ojo, no estoy justificando la conducta de los peloteros al faltar al llamado a práctica, pero hay que estar en el lugar de ellos para entender su proceder.

    ResponderBorrar
  7. El día día sábado 16 de enero se jugó el 3er encuentro de la semifinal y Magallanes lo ganó colocando la serie a su favor 2-1. Yo me pregunto: ¿Que tan necesario era convocar al equipo a una práctica ese domingo siguiente que era el único día libre en la serie? ¿Esa no es una medida que vulnera el derecho de los jugadores a su día de descanso? Además recuerden que en ese momento estaba presente el problema del pago de deuda a los jugadores, lo cual resulta ser un elemento desmotivador. Ojo, no estoy justificando la conducta de los peloteros al faltar al llamado a práctica, pero hay que estar en el lugar de ellos para entender su proceder.

    ResponderBorrar
  8. Desde el tocuyo estado lara saludos mi pana ignacio soy su fiel seguidor y fanatico hasta los tuetanos de los pajaros rojos q pasa con lara q anda con los animos por el suelo en esta final o es q moreno no habla con ellos necesitamis ganar hoy ahi q ir como si fuera el ultimo juego ahi q hacer un miting me tiene preocuoado esta situacion

    ResponderBorrar
  9. NO SE EL MOTIVO DE SU SALIDA, TAMPOCO SOY DEL MAGALLANES, PERO GARCIA MANEJANDO EL PITCHEO, FUE UN DESASTRE

    ResponderBorrar
  10. magallanes no paso a la final por el mal manejo del pitcheo en el primer y 6 juego. Asi de simple

    ResponderBorrar
  11. Excelente análisis Ignacio Serrano no dejaste fisura en tú artículo. Lo que esperamos la gran afición de Magallaneros, es acabar con esa seguidilla de derrotas en las semifinales

    ResponderBorrar

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

Bottom Ad [Post Page]

| Colorlib