Full width home advertisement

BÉISBOL VENEZOLANO

GRANDES LIGAS

Post Page Advertisement [Top]

EL EMERGENTE. Un cambio, tres lanzadores y distintas razones para cada equipo



EL EMERGENTE
Por Ignacio Serrano

El cambio que esta semana cerraron Tigres y Cardenales sorprendió a algunos aficionados y analistas. No es común ver un canje con puros lanzadores, tres en total, en un circuito donde todos los clubes buscan sumar la mayor cantidad posible de pitchers.

Aragua, en particular, tiene una necesidad clara en tan importante renglón. Ha ocupado la cuarta plaza en cada una de las últimas tres temporadas en el departamento de efectividad colectiva, lo que no le ha bastado para ser protagonista en la LVBP desde 2016.


Lara es un caso diferente. El bicampeón ha sido la divisa con mejor pitcheo en la liga y ha construido su cadena de cuatro finales consecutivas sobre la base de muchos buenos serpentineros criollos. 

Así que vemos aquí una primera explicación: los pájaros rojos podían darse el lujo de entregar dos monticulistas, porque tienen abundancia, y los bengalíes ansiaban sumar más de lo que ya tenían. Eso, visto de manera somera.

Pero hay que ir al detalle para encontrar más.

¿Qué buscan los felinos? Requieren ayuda en la rotación. Fue su aspecto más frágil, la razón de su eliminación en la campaña pasada. En ese sentido, el ex grandeliga Ósmer Morales e incluso Ángel Padrón pasan a ser opciones. Aunque es más probable que el papel de Padrón termine siendo el de un zurdo en el bullpen.

¿Qué buscan los alados? Desde que terminó la 2019-2020 han tratado de renovar su staff, agregando tiradores más jóvenes que puedan ir ocupando los lugares de la generación que les ha llevado a construir esta pequeña dinastía. Allí calza Alejandro Requena.


Pero, ¿no es un exceso, entregar a Morales, luego de haber cedido a David Martínez, allá por el mes de marzo?

Lo sería si ambos fueran piezas claves del cuerpo de abridores y si no tuvieran profundidad allí. 

Lo primero se responde con el rol que jugaron en la pasada recta final, en la que no fueron llamados a la acción. Ambos están en esa etapa en la que están obligados a tomar un segundo aire. Y lo segundo se responde con Néstor Molina, Raúl Rivero, Ángelo Palumbo, Williams Pérez --que continúan a bordo-- y un grupo de jóvenes que ahora encabezan los recién llegados Requena y Máximo Castillo, adquirido en el pacto por Martínez.

Padrón, que tuvo una buena eliminatoria, durante su estreno en el circuito, no alcanzó a sacar un out en los playoffs y al igual que Morales tenía a varios brazos por delante, ahora que los crepusculares pueden usar libremente a sus peloteros de MLB y Ligas Menores. Así que no parece un exceso entregar a ambos para adquirir a un lanzador cuya recta va a 92-94 millas por hora, que dice estar disponible para actuar ya, si hay acción, y que agrega una opción más a un bullpen nutrido y efectivo.

Por supuesto que debemos esperar los resultados, pero Requena es alguien que en 2021 debería estar mostrándose entre Doble A y Triple A, y llega a cambio de dos peloteros que desde hace más de un año son agentes libres en el beisbol organizado. Eso explica el dos por uno para ambas divisas.


Así que Cardenales ahora tiene un bullpen que le incluye, y que cuenta también con Wilking Rodríguez, Vicente Campos, Pedro Rodríguez, Elvis Escobar, Leonel Campos, Daniel Álvarez, Argenis Angulo, Andrés Machado, Luis Lugo, Felipe Paulino, Yapson Gómez y varios jóvenes en ascenso. No luce como un mal equipo de bomberos.

¿Y por qué los Tigres harían ese canje, si Requena en teoría es un talento más cotizado hoy? Por un lado, decíamos, para agregar abundancia y, por otro, ante el claro riesgo de no poder usarlo. El nativo de Villa de Cura pudiera quedar fuera del alcance de los centrales, debido a la posición del departamento de Tesoro de Estados Unidos, si consigue, como se espera, contrato en las Menores para el año venidero.

Solo Guillermo Moscoso como criollo de experiencia en la rotación es un riesgo. Morales agrega un segundo nombre, al que incluso podría sumarse Padrón.

 
Este es un canje con mucho sentido para ambas novenas. Cada una, desde su propia abundancia, sus necesidades inmediatas y sus carencias.

Aragua gana en número. Pero sus dos nuevas piezas están obligadas a demostrar que pueden jugar el rol protagónico que no tenían en Barquisimeto.

Lara gana también. Porque ahora cuenta con un mejor bullpen de cierre, si acaso su nuevo monticulista no acaba en la rotación.

Ignacio Serrano

Ayuda a que El Emergente no se pierda un juego. Colabora con este proyecto en la página patreon.com/IgnacioSerrano

3 comentarios:

  1. Muy buena explicación.. Muy buenos argumentos.! Dios quiera y los 3 involucrados den los mejores dividendos a cada una de sus nuevas novenas.. Particularmente, a David Martínez y Osmer Morales, gracias por la entrega todos éstos años y a Alejandro Requena, bienvenido y que el mayor de los éxitos lo acompañe en su periplo con nuestros Cardenales de Lara..
    Saludos amigo Ignacio..

    ResponderBorrar
  2. Respetado Ignacio; antes que nada recibe un cordial saludo. Tengo una interrogante q nada tiene q ver con los cambios aqui analizados pero si con Cardenales; tan cercanos a ti en los ultimos años; quisiera saber porque, no se menciona nunca el nombre de Juniel Querecuto? en los planes del equipo para jugar; gracias de antemano si puedes responderme.

    ResponderBorrar

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

Bottom Ad [Post Page]

| Colorlib