Full width home advertisement

BÉISBOL VENEZOLANO

GRANDES LIGAS

Post Page Advertisement [Top]

EL EMERGENTE. El desafío de Tony La Russa, el señor de los númeritos



EL EMERGENTE
Por Ignacio Serrano

George Will pinta un retrato formidable de Tony La Russa en el libro Men at Work, esa extraordinaria pieza de la literatura deportiva y del periodismo estadounidense que se publicó hace tres décadas.

La primera imagen que describe Will es la de un estratega literalmente rodeado de páginas y páginas con estadísticas, acompañado de su coach de banca Dave Duncan, en el dugout.


Los folios aparecen repartidos entre la banca y el suelo, en las escaleras de la cueva y en las manos de él y de Duncan.

Faltaban años para la aparición de Moneyball y la consolidación de la sabermetría, pero La Russa era un adelantado a su tiempo.

Cada tarde, antes de cada juego, el legendario piloto repasaba decenas de archivos, numeritos y reportes sobre sus propios jugadores y los rivales. Eran horas de estudio, reflejadas en un cúmulo de victorias que hoy, a punto de terminar su carrera, le tienen como el tercero entre los managers más ganadores de todos los tiempos, muy cerca de obtener el segundo lugar.

Men at Work es una pieza fundamental para todo buen amante del juego. Will divide su obra en cuatro grandes capítulos, para escribir la historia y evolución del bateo, el pitcheo, la defensa y la táctica en el beisbol.

Como columna vertebral emplea a una figura emblemática de aquellos años 80-90, alrededor de quien construye su análisis, yendo de la experiencia personal de sus entrevistados hasta el recorrido que ha seguido el beisbol desde los tiempos fundacionales.

Tony Gwynn es el protagonista del capítulo dedicado al bateo. Orel Hershiser es el ejemplo en el pitcheo. Cal Ripken Jr. lleva la voz cantante en la defensa. Y La Russa, por supuesto, es el manager elegido para hablar de la inteligencia aplicada al manejo del juego.


Los Medias Blancas acaban de contratar nuevamente al veteranísimo dirigente. ¿Quieren saber el dato más impresionante de esta firma?

La Russa se estrenó como timonel en 1979. Han pasado 41 años años. Pues bien, ningún bigleaguer en esta última temporada, NINGUNO, había nacido para cuando él ya era piloto. Solo un año después, en 1980, verían la luz los primeros: Rich Hill, Erik Kratz y Albert Pujols.

Es, sin duda, un movimiento arriesgado. Su último trabajo en la cueva fue en 2011, cuando decidió retirarse. Su historial es brillante, pero el tiempo pasa. La prensa estadounidense asegura que su regreso a la Ciudad de los Vientos fue una imposición del dueño del equipo, Jerry Reinsdorf. La gerencia quería a alguien más joven.

Es la segunda vez que Reinsdorf impone su criterio por encima de lo que desean Ken Williams y Rick Hahn. La primera fue con Oswaldo Guillén y poco después celebró la conquista de la Serie Mundial.


La Russa es, teóricamente, el hombre ideal para pensar en otro golpe así. Son más de 5.000 encuentros dirigidos en las Mayores y más de 2.700 victorias, con seis banderines de liga y tres anillos de campeón.

El detalle está en los 76 años que cuenta desde su nacimiento. Sí, dos personas contemporáneas a él se pelean por llevar el mando en la nación más poderosa del planeta, pero, sea por casualidad o no, ningún estratega ha ganado la MLB a tan provecta edad. Nadie. El mayor de todos, Jack McKeon, tenía 72 cuando llevó a los Marlins al título en 2003, luciendo ya como un abuelito.

La Russa no vuelve de la nada, pues se ha mantenido activo como asesor y ejecutivo de varias novenas. Se le ve vital, tanto física como intelectualmente. Quizás sea el hombre indicado para volver a romper el molde.

En los 80 lo hizo, cuando causó admiración por su deseo de estudiar en la universidad y sacar un título profesional en paralelo a su carrera beisbolera. Siempre destacó por su inteligencia. Siempre supo cómo comunicarse con sus jugadores e imponer su autoridad y sapiencia.


Que retorne en plena era del nuevo análisis no será problema para él. Por el contrario, nadie en la vieja escuela, ni siquiera el gran Earl Weaver, era más aventajado que él en el uso de las estadísticas. El retrato que pinta Will en su libro Men at Work es el de un Kevin Cash antes de tiempo, un adelantado de los rumores, que tiene la ventaja de saber leer también la mente y el corazón de los peloteros.

Es un Cash que ya ha vivido, y por lo tanto ha aprendido, y que por ello muy posiblemente tomará la decisión correcta cuando le toque dirigir un juego de ganar o morir.

Como todos los miembros de su generación, La Russa no se asume sabermétrico. Pero a diferencia de sus compañeros de época, sí admite el valor del nuevo análisis y el aporte que puede ofrecer a quien esté dispuesto a saber.

Chicago tiene una de las nóminas más prometedoras y emocionantes de la actualidad. Es un club lleno de estrellas en formación, jóvenes hispanos, muchos de ellos, dueños de un talento que entusiasma.

Hasta en eso parece haber pensado Reinsdorf. Su nuevo piloto, además de todo, habla perfectamente el español. Pero ojo: La Russa es enemigo de las nuevas conductas que vemos con frecuencia en los campos, los desplantes, los bat flips. De cómo pueda manejar sus posiciones personales y los cambios que han ocurrido en la pelota dependerá en mucho su acierto o su fracaso.


La próxima temporada promete alegrías. El torneo recortado por la pandemia resultó un éxito y nos dejó a muchos con ganas de disfrutar más, mucho más.

Uno de esos envites de 2021 será ver cómo le va a La Russa. Nadie ha triunfado a su edad. Irá contra la historia. Pero es un técnico que cautiva a quienes aman la vieja escuela y que ha sido, desde sus inicios, un maestro de los numeritos, un general con la lúcida inteligencia de quienes saben que empleando todas las armas disponibles es mucho más factible ganar.

Ignacio Serrano

Ayuda a que El Emergente no se pierda un juego. Colabora con este proyecto en la página patreon.com/IgnacioSerrano

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

Bottom Ad [Post Page]

| Colorlib