Full width home advertisement

 

BÉISBOL VENEZOLANO

GRANDES LIGAS

Post Page Advertisement [Top]

EL EMERGENTE. Daniel Mayora, un cambio a destiempo y una columna que estaba pendiente



EL EMERGENTE
Por Ignacio Serrano

Teníamos que escribir esta columna hace largo rato ya. La vecindad del Día Inaugural, la mudanza de este cronista a Barquisimeto y varios deberes adicionales retrasaron esta y las dos entregas que vendrán después, para evaluar los últimos cambios de peloteros en esta tan movida LVBP.

Daniel Mayora pasó a los Tiburones. Allá por febrero o marzo empezamos a preguntar a directivos y ejecutivos qué faltaba para que ese traspaso ocurriera. Fue producto de un debate intenso a lo interno de la organización. Y todo comenzó en enero, cuando este varguense, orgulloso de su estado natal, defendió a La Guaira en la postemporada.


¿Qué beneficios conllevaba agregar a Mayora? Sin duda su veteranía y su capacidad bateadora, que todavía es importante. Tan cerca como en agosto de 2019 fue campeón bate en la Liga Mexicana de Beisbol con un average que rondó los .400 puntos.

Además, es oriundo de la entidad que representa la divisa fundada por Pedro Padrón Panza, cuyo legado, valga la cuña, merece que algún día el Fórum lleve por nombre el de PPP. Eso, el toque regionalista, tiene un valor en sí para la organización. Sumar al toletero derecho implicaba agregar un extra, un intangible, según una parte del club.

¿Qué perjuicios podría conllevar el canje? Que los Bravos querían vender alto. Que Mayora pudiera estar a punto de empezar la cuesta abajo en su carrera, pues tiene 35 años de nacido, y que entregar material joven podría implicar una pérdida a mediano y largo plazo.

Ese era el debate y era evidente que se plantearía. El peso de los veteranos en el beisbol del Caribe es debatible, pues requieren de un muy buen ojo por parte de cada gerencia. 

Los Tigres de Homero Díaz Osuna se llenaron de veteranos entre los años 80 y 90, sin lograr un título. Los Tigres de Rafael Rodríguez Rendón supieron exactamente qué veterano añadir en los años 2000 y 2010, para lograr nada menos que seis coronas en un tris.


Ya está claro que ganó la opción A. Mayora es parte de los centrales. ¿Valdrá la pena?

Para responder esa pregunta primero hay que especular respecto a cuánto más puede rendir a tope este toletero. Y como no pudo jugar nuevamente en México, debido a la pandemia, la duda tiene menos pistas a la mano para facilitar su resolución.

Los antecedentes nos dicen que necesitará quebrar tendencias para brillar más allá de este torneo 2020-2021. Es un asunto normal en el deporte de alta competencia: a mayor edad, mayor tendencia a que disminuya la producción. El cuerpo va cambiando, la velocidad es menor, la fuerza se reduce. 

Esto, que en las personas comunes es casi imperceptible en períodos de 12 o 24 meses, en el deporte profesional puede marcar la diferencia entre un hit y un swing retrasado, por poner un ejemplo.

El buscador de Pelota Binaria nos dice que los bateadores con 35 o más años de nacidos únicamente han podido lograr un OPS sobre .800 en 29 oportunidades, en los casos de aquellos que fueron titulares. Descartamos peloteros con menos de 120 apariciones en el plato, que es una cifra razonable, porque deseamos hallar a quienes han podido aparecer lo suficiente en el lineup y al mismo tiempo han aportado ofensiva.

Es verdad, pudiéramos buscar otros aspectos, como jonrones, average o empujadas. Pero la suma del promedio de embasado y el slugging posiblemente sea más reveladora para lo que estamos intentando.

Que sean 29 en casi 75 años nos da una prueba de cuán difícil es la tarea de Mayora. No imposible, pero difícil.

La lista se reduce cuando buscamos quiénes han repetido la hazaña. Únicamente 3 hombres entre esas 29 ocasiones: Alex González, René Reyes y Alex Cabrera, este último protagonista de varios episodios relacionados con sustancias utilizadas para vencer el envejecimiento de manera artificial.

Así que a Mayora le toca esforzarse para seguir siendo una fuerza en futuros campeonatos.

Todo eso estuvo sobre la mesa durante la negociación. Margarita, sin embargo, no transó. La gerencia insular únicamente se decidió a cerrar el negocio cuando recibió incluso a un jugador adicional, además de Omar Carrizales.


Ese otro hombre es el catcher Andrés Guerra. No tiene estatus de prospecto, ya suma 23 años de edad y nunca ha jugad más arriba de categoría Novatos. Se le empieza a hacer tarde en una posición clave, pero también muy exigente. Parece tener un brazo por encima de la media, pero ha bateado para .206/.317/.278 en sus cinco torneos en las Menores. No ha podido enseñar contacto ni poder, aunque al menos sí algo de disciplina en el home (más de 100 puntos de diferencia entre average y OBP es una buena señal).

Guerra parece ser ese tipo de piezas que se incluyen en un canje para que sea un dos por uno y terminen las discusiones. Una apuesta difícil de acertar, pero quién sabe. Nadie apostaba por Marco Scutaro cuando fue el pelotero a ser nombrado después en un pacto realizado entre Cleveland y Milwaukee en 2000. Para 2002 daría el salto a las Mayores y tiempo después se convertiría en estrella, aunque casos así son más la excepción que la regla.

El epílogo de este cambalache, entonces, pudiera aportarlo Carrizales. Es jardinero central y zurdo, dos características valiosas. Su defensa es interesante. Tiene 25 años de edad. Pero no es un pelotero establecido, lo que explica que finalmente pasara acompañado a la isla.

El aragüeño tiene números globales muy discretos en sus siete justas en las Menores. Su línea de .268/.326/.371 no enseña poder, paciencia ni contacto. Mueve las piernas, pero quien no se embasa no puede ayudar con su velocidad.


La historia con él no termina aquí. Carrizales no había bateado mayor cosa en Venezuela, hasta que en la 2019-2020 ligó para .322/.388/.414. 

¿Floreció, finalmente? ¿O estamos ante un espejismo, motivado por haber enfrentado un pitcheo que careció de brazos procedentes del sistema MLB?

De la respuesta a esa duda saldrá el final del acertijo. Es un rompecabezas en el que, si todo va bien, quedarán los Tiburones con un buen pelotero del patio para unos dos o tres torneos más, mientras que los Bravos ganarán un primer bate y centerfielder para al menos un lustro. Veremos.

En todo caso, este cambio tan esperado nos obliga a aguardar en las dos aceras, antes de sacar una conclusión.

Carrizales tiene que demostrar que no es flor de un día, que ha alcanzado la madurez ansiada, y Mayora tiene que quebrar las tendencias de la historia.

Ignacio Serrano

Ayuda a que El Emergente no se pierda un juego. Colabora con este proyecto en la página patreon.com/IgnacioSerrano

5 comentarios:

  1. Salvo que Mayora sea el próximo René Reyes en cuanto a longevidad este cambio será extremadamente beneficioso para Bravos y perjudicial para los Tiburones.
    Igual da si Carrizales es un bateador de .270 el resto de su carrera multiplicado por unas 10 temporadas...

    ResponderBorrar
  2. ¡Lamentable no poder seguir el beisbol nuestro estando aquí! No se puede ir al estadio, no se puede oír por radio, no se puede ver por TV. Y eso que vivo en Caracas y tengo cable pero no Simple TV.
    Esto pasó de LVBP a LVBC, es decir, Liga Venezolana de Beisbol Clandestino.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Jajajaja qué ganas de perder el tiempo escribiendo una opinión sin sentido carente de fundamento ..... Amigo mío infórmate mejor TLT,IVC Y SIMPLE TV transmiten *todos los días* y no se de que equipo eres pero yo escucho los juegos de Caracas por "UNIÓN RADIO DEPORTES* sin problemas en Maracay creo que no eres lector constante de éste estupendo blog ya que toda la información de las transmisiones son publicadas por el gran Nacho Serrano saludos cordiales y feliz día.

      Borrar
  3. Totalmente de acuerdo, pero creo que hay que resaltar que esta gerencia de La Guaira no se ha caracterizado por realzar cambios que a la postre traigan beneficios para el club,son muy contados y usted lo conoce mejor que cualquiera.Coincido con que es hora de las caras jóvenes, así se tome un tiempo ver los resultados, creo que a estas alturas no se puede seguir pensando e iusionarse con que si va a llegar tal o cual pelotero de mbl porque es evidente que no, por la circunstancia que sea -ese sería otro tema- Pero lo que si necesita urgente el equipo es a un señor como PPP que si le dolia sus TIBURONES.

    ResponderBorrar
  4. Gran análisis lo de mayora y carrizales , siempre es intetesante ver qué desenlace ocurre

    ResponderBorrar

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

Bottom Ad [Post Page]

| Colorlib