Full width home advertisement

BÉISBOL VENEZOLANO

GRANDES LIGAS

Post Page Advertisement [Top]

Randy Arozarena, la nueva sensación de Hispanoamérica que superó a Barry Bonds [+VIDEO]



El novato cubano se convirtió este sábado en el bateador con más jonrones en una postemporada de las Grandes Ligas, el día después de haber superado la marca de más hits para un recluta, que poseía Derek Jeter. De paso, alcanzó el máximo registro de imparables en este tipo de juegos para una misma campaña, que tenía el venezolano Pablo Sandoval

Por Ignacio Serrano
ElEmergente.com

Un pelotero que apenas había tomado 84 turnos al bate en su carrera como grandeliga, que había sonado 8 jonrones en las Mayores antes de estos playoffs, es el nuevo dueño en solitario del récord de cuadrangulares en una postemporada de la MLB.

El cubano Randy Arozarena es la nueva sensación de Hispanoamérica y del beisbol en general. Y este sábado escribió una página brillante en la historia de la Gran Carpa, una página en la que borró nombres tan relucientes como el de mismísimo Barry Bonds.


Arozarena llegó a nueve bambinazos en la acción decisiva de octubre con otro soberbio tablazo ante los Dodgers, una conexión que fue a caer a 399 pies del home, por el center left del Globe Life Field.

El antillano se convirtió así en el toletero que ha sacado más pelotas en una misma postemporada, sin compañía, rompiendo el empate que desde este viernes mantenía con Bonds (quien impuso la marca en 2002), Carlos Beltrán (que la igualó en 2004) y Nelson Cruz (que la alcanzó a su vez en 2011).


Son dos estacazos más de vuelta completa los que Arozarena en estas cuatro series de playoff, respecto al total de bambinazos que acumuló en sus dos campañas en las Grandes Ligas: la de 2019 con los Cardenales y esta de 2020 con los Rays.

El duelo sabatino terminó en sus spikes, anotando la rayita de la victoria sobre Los Ángeles, para igualar la Serie Mundial. Y así, celebró doble, al ser dueño de al menos cuatro topes que le convierten en la gran figura de su equipo y, ahora mismo, de todo el beisbol.

En el encuentro se fue de 4-3. Aunque le están trabajando con pitcheos quebrados, para tratar de impedir que siga masacrando las rectas, no hay forma de pararlo.


Este viernes superó los 22 hits para un novato en los playoffs, un récord que le arrebató nada menos que a Derek Jeter. Y con su trío de indiscutibles en este cuarto juego del Clásico de Otoño llegó ya a 26 cohetes, más de los que ha dado en su carrera durante la zafra regular (24) y dando caza a la marca absoluta en una postemporada, que implantó con 26 el venezolano Pablo Sandoval.

"No juego para los récords", aseguró Arozarena, en rueda de prensa divulgada por MLB Network.

Curiosamente escogió como su favorito el logro que sentó para novatos, "porque soy yo solo, sin empates". Aunque ahora tiene también en solitario el de bombazos.


Sí, este año la acción de octubre es más intensa, porque se han disputado más encuentros. Pero igual es sorprendente lo que ha hecho este habanero, con tan poca experiencia, que además es ya, con 58 bases alcanzadas, el propietario de ese otro máximo registro en una postemporada, muy por arriba de las 52 de David Freese.

Arozarena fue cambiado por San Luis junto al Cafecito Martínez hace casi un año, por la misma razón por la que los Cardenales entregaron al patrullero venezolano: no tenían lugar para él en la alineación.

Ahora no hay modo de sacarlo del lineup de los Rays.

3 comentarios:

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

Bottom Ad [Post Page]

| Colorlib