Full width home advertisement

BÉISBOL VENEZOLANO

GRANDES LIGAS

Post Page Advertisement [Top]

Los Rays le prueban a los Dodgers que son un equipo muy duro de matar [+VIDEOS]



Tampa Bay dejó en el terreno a Los Ángeles gracias a dos errores de la mejor defensa de esta temporada y el concurso de cuatro cuadrangulares, para igualar a dos victorias este sábado la Serie Mundial

Por Ignacio Serrano
ElEmergente.com

Se suponía que la Serie Mundial podría terminar este domingo. Se suponía que el juego sabatino era ya de los Dodgers, que tres veces se fueron arriba en la pizarra y estuvieron a tres outs de ganar a los Rays, para poner el duelo con diferencia casi irremontable de tres juegos por uno.

Se suponía que los grandes favoritos irían felices a su hotel. Pero ya está visto que Tampa Bay es un equipo duro de matar.


Uno de los finales más rocambolescos en la historia del Clásico de Otoño dejó en el terreno a Los Ángeles. Con su cerrador Kenley Jansen en la lomita y con dos errores en la misma jugada, el novato sensación Randy Arozarena se zabulló de cabeza en el home, con la segunda carrera del inning y la sentencia de victoria, 8 por 7, en el Globe Life Field.

Los campeones de la Liga Americana estuvieron a un turno de despedirse del encuentro. Corrían dos en las bases, pero Jansen había puesto dos fuera y fue a batear Brett Phillips como emergente, un toletero que ligó para .150 en la campaña regular y que únicamente había tenido el bate entre sus manos tres veces en estos playoffs.

Lo que pasó era impensable:


Todo se conjugó a favor de los floridanos. Phillips no solo dio el imparable más importante de su vida, como dijo el narrador; la defensa con más alcance y mejor actuación global de todo el beisbol cometió dos errores, para que ambos corredores llegaran al plato. Y lo de Arozarena es la prueba de cuán sortarios y difíciles son los acuáticos, pues está claro que iba a ser reventado, de no perder el catcher Will Smith el buen disparo de Max Muncy.

Fue un maratón que terminó más allá de la medianoche, hora de Este y de Venezuela, un duelo que comenzó muy bien para los californianos, gracias a la gran labor de mexicano Julio Urías, y a un jonrón de Justin Turner abriendo el choque y otro, el octavo de estos playoffs, para Corey Seager en el tercero.


Los cuatro bambinazos de los Rays fueron demoliendo la resistencia de los campeones de la Liga Nacional. Ayudaron a voltear el choque en el sexto, a empatarlo en el séptimo y llevárselo finalmente a casa en el noveno.


Contra todo lo que llegó a plantearse en el compromiso, Tampa Bay pasó de estar a punto de despedirse de la serie, de quedar abajo tres cotejos por uno, a igualarla a dos topes por bando.

TAMBIÉN: 

Todo cambia, gracias a ese último out que no llegó. 

Ahora los dirigidos por Kevin Cash van con sus mejores lanzadores, a partir de este domingo. Los Dodgers no, o al menos no necesariamente, porque después de Clayton Kershaw no se sabe bien quién irá el martes. El Clásico de Otoño, de golpe, vuelve a estar al alcance de cualquiera, gracias a la capacidad de resistencia de un elenco que está determinado a conquistar el anillo, aunque el gran favorito siga siendo su rival.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

Bottom Ad [Post Page]

| Colorlib