Top Menu

 

Houston lo comprueba: no se puede vencer a quien ejecuta mejor [+VIDEOS]



La historia de la Serie de Campeonato de la Liga Americana sigue el mismo guión: el equipo con más experiencia, el que ha demostrado "saber ganar", continúa en las manos del que juega mejor de manera implacable. Son tres encuentros y una amenaza de una barrida de los Rays

Por Ignacio Serrano
ElEmergente.com

A Houston no le basta con solo mejorar su desempeño para superar a Tampa Bay. Necesita jugar rayando la perfección. Porque estos Rays, que están a punto de barrer la Serie de Campeonato de la Liga Americana, ejecutan casi siempre sin fallo, aprovechan cada error contrario y combinan a la perfección la defensa y el bullpen.

Algunos analistas siguen hablando de la mala suerte de los Astros, que este martes cayeron 4 carreras por 2 y están al borde de una humillante barrida. Nada más falso que atribuir lo sucedido a batazos que salen de frente. Quien únicamente vea eso, está dejando de ver la otra mitad.


Aquella justificación podría usarse en tiempos pretéritos, no ahora, cuando nadie utiliza el ajuste defensivo con mayor frecuencia que los dirigidos por Kevin Cash. Las líneas no van de frente, en realidad los defensores están parados cerca de donde usualmente batean los rivales --y de eso se trata el nuevo análisis: de ajustarse a las tendencias del rival--.

Los guantes que tiene Cash a su disposición, además, tienen alcance y seguridad, lo que potencia su rendimiento y hace que los pitchers se vean incluso mejores de lo que son.


El guión sigue siendo el mismo. La escuadra de menor presupuesto, sin grandes figuras ni chequeras, juega con disciplina y rigor, esperando un fallo del rival. Puede ser en forma de un pitcheo mal colocado o un error al campo, da igual.


Esta vez fue lo segundo. Otro pecado de José Altuve, que no hizo tiros malos en toda la campaña regular ni en las primeras dos series de playoff, pero que ahora tiene tres marfiladas de ese tipo en apenas dos días, para infortunio de su causa.

El lunes fueron tres carreras sucias debido a ese motivo. En esta ocasión solo una fue inmerecida, pero el percance valió igual, porque fue con un batazo que podía ser doble matanza y que habría cambiado la cara del sexto inning... y la del encuentro.


Ganaban los Astros 1 por 0 gracias a otro jonrón de Altuve. Pero está visto que a veces también llueve cuando el rico lava. La desolación del venezolano es evidente.

Los Rays anotaron sus cinco marcas en ese episodio. Luego de una buena apertura de Ryan Yarbrough, luego de voltear las acciones, solo restaba que los relevistas y la defensa hicieran lo suyo.


Y lo suyo es evitar carreras. Ni más ni menos que eso.

Esta vez Houston conectó menos tablazos de 95 millas por hora con el ángulo de despegue ideal, seis contra nueve. Así que ni siquiera tienen el consuelo de creer que cayeron por mala suerte.

La verdad es que no se trata de mala suerte. Se trata de medirse con un gran rival, que juega a la pelota exactamente como se debe jugar, incluso en momentos de alta presión.

Comparte este artículo:

Publicar un comentario

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.