Top Menu

 

Una batalla de récords entre los Yanquis y los Rays para equilibrar la serie [+VIDEOS]



Giancarlo Stanton igualó una marca del mismísimo Lou Gehrig con dos monstruosos cuadrangulares y los pitchers de Tampa Bay pasaron por las armas a 18 rivales, un hecho inédito en los playoffs

Por Ignacio Serrano
ElEmergente.com

El segundo encuentro entre los Yanquis y los Rays cumplió con las expectativas: los campeones de la División Este no dejaron escapar a sus escoltas, respondieron al golpe del lunes con otro golpe este martes y completaron entre ambos una jornada de récords que dejó empatada 1-1 las Series Divisionales entre ambos clubes.

Tyler Glasnow y tres relevistas sometieron como pudieron a la poderosa toletería de Nueva York, que sumaba 31 carreras en sus anteriores tres encuentros y lleva ya 36 en la postemporada, a una media de 9 por día.


Glasnow permitió cuatro rayitas en cinco entradas, porque también recibió dos jonrones. Parece imposible salir sin daño si los Bombarderos del Bronx tienen su lineup ideal completamente sano. Pero repartió 10 de los 18 ponches con que Tampa Bay hizo historia.

Esa cifra de fusilados es una marca para encuentros de nueve innings en playoffs, reportó la agencia The Associated Press, y en consecuencia, obvio, también es un tope para los Yanquis acumular tantos terceros strikes en un choque de esta instancia.


"Eso es crédito para nuestros brazos y sus herramientas", se felicitó el manager ganador, Kevin Cash.

"Estamos enfrentándonos a uno de los mejores y más ponchadores staffs que existen", admitió su rival Aaron Boone.

Pero los dos bambinazos que descargó Stanton también son récord.


El slugger la ha botado cinco veces en esta acción decisiva, incluyendo cada uno de los cuatro choques disputados. Eso es una marca absoluta, desaparecer la pelota en todos los primeros cuatro topes en que participe un toletero en una postemporada, igualando a Lou Gehrig, el primero en lograrlo, y a Reggie Jackson, Igor González y Jeff Leonard.

Los Mulos han puesto en órbita 13 pelotas en lo que va de playoffs, casi 3 por compromiso.

Al final, vencieron los Rays, aunque Stanton sumara más de 800 pies con sus conexiones, incluyendo 458 en el segundo palo.


"Vamos a estar bien, vamos a fajarnos, no veo problema alguno", exclamó Stanton en la rueda de prensa final.


Boone se la jugó con el prospecto Deivi García como opener y A.J. Happ como relevista largo desde el segundo acto. No le salió bien, pues entre ambos recibieron seis anotaciones (cinco para Happ) que resultaron decisivas, pues la pizarra terminó con resultado de 7 por 5.

Puede que el problema no haya sido la elección de los pitchers, sino de catcher, Gary Sánchez, en lugar de Kyle Higashioka, de mucho mejor defensa y que ha bateado más en 2020, como apunta un sector de la prensa en la Gran Manzana.

Sea lo uno o lo otro, Tampa Bay no iba a ser un rival fácil. Después de todo, comenzó la serie como favorito, tras ganarle ocho de diez a Nueva York en la fase regular y quedarse con la corona divisional.

Comparte este artículo:

Publicar un comentario

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.