Top Menu

 

Los Extrabases de Alfonso Saer, en homenaje a Lou Brock


EXTRABASES
Por Alfonso Saer

EL robo de bases, recurso tan relegado hoy, tuvo en Lou Brock uno de sus cultores históricos. No se puede sentir algo distinto a la admiración hacia un jugador que a los 35 años estafó 118 almohadillas en una temporada. El fin de semana nos dejó la triste noticia de su fallecimiento (81) haciéndonos revivir la estela brillante de su formidable carrera. Nos parece verlo limpiándose el uniforme tras arribar a salvo a la colchoneta siguiente… EN los Cardenales de San Luis, su segunda franquicia en Grandes Ligas, Brock coincidió con otro de nuestros jugadores preferidos, Bob Gibson, alguien que también dependía de la velocidad, pero la que generaba su brazo poderoso desde el montículo. Se había iniciado en 1961 como ligamayorista con los Cachorros, hasta que en 1964 pasó a ser pájaro rojo. Desde entonces logró cuatro campañas de 200 hits y totalizó siete encima de los 190 inatrapables. Para llegar a sumar 938 bases robadas —solo Rickey Henderson lo superó con 1.406— el alegre leftfielder burló a los receptores y lanzadores más de cincuenta veces en cada una de doce zafras, alcanzando las 118 en 1974. Con San Luis se adjudicó el anillo de Serie Mundial en 1964 y 1967. En este último clásico logró siete robos frente a Boston. Se convirtió en mejor pelotero con los Cardenales, culminando su esplendorosa trayectoria con 3.023 hits. Tres de cada cuatro veces que buscó una base extra tuvo éxito. El average de por vida quedó en .293. Claro, su nombre está enmarcado en Cooperstown.


DURANTE dos semanas, Miguel Cabrera se ha parecido al bateador que entre 2011-2015 obtuvo cuatro coronas de average. Su seguidilla de trece juegos con incogibles le permitió ir escalando casillas históricas de hits conectados, anotadas, jonrones y empujadas. Está en un nivel en el cual cada amanecer lo hace toparse con cifras impuestas por huéspedes del Salón de la Fama. En el horizonte, los 3.000 cohetes y 500 jonrones son el objetivo principal, certificado directo para Cooperstown… LOS Yankees viven problemas serios. No solamente se les fueron los Rays a una diferencia de 6.5 juegos. Es que Toronto los alcanzó y rebasó. El equipo sufre las lesiones de varios estelares —Stanton, Judge, entre otros— lo cual ha bajado el ataque a .236, mientras el pitcheo patina con 4.57. Tienen que apretar el acelerador… LOS Dodgers galopan en el Oeste de la Nacional. Van camino de asegurar pronto su pase a postemporada. Es curioso que solo conectan para un colectivo de .242, pero son segundos en anotadas en las mayores (236), solo detrás de San Diego, su rival divisional.


SAVIA fresca. Ya nos hemos acostumbrado al ingreso de muchachos criollos a la gran tienda del beisbol sin que hayan tirado una pelota en nuestro medio. Desde hace tiempo —con excepciones muy contadas— los prospectos criollos debutan allá antes que aquí. Y por lo general no hacen expediente en estos lares. Recién subieron Miguel Yajure, Carlos Hernández, Luis García y José Mujica para que sean 49 los noveles que se instalaron en el show de alta envergadura sin pasar por los estadios nuestros. Los cuatro son pitchers y los tres primeros resaltaron en esa incursión inicial. García (Houston) se mandó 4.1 entradas de una carrera y un imparable ante los Angelinos. Como Hernández, es guayanés… RONALD Acuña tuvo un inicio flojísimo. En julio, sin jonrones, conectó para .152. En agosto prendió motores (.348, con cinco para las gradas), y en lo poco que va de septiembre ha maltratado a los lanzadores con average y cañonazos de vuelta entera... ALGO parecido ocurre con Eugenio Suárez (Rojos) cuyo arranque fue terriblemente opaco en julio (.163). El average no ha crecido mucho pero las 27 remolcadas en sus alforjas son la décima cantidad de la Liga Nacional.


A la pregunta constante, la respuesta de siempre. El beisbol profesional venezolano sigue en la cuerda floja. Se habla de arreglar un torneo desde mediados o finales de noviembre con cuatro clasificados, dos playoff semifinales y la instancia decisiva. Nadie suelta prenda, en muchos casos porque no la tiene. Presuntamente esta semana habrá luz en el túnel. Al menos para saber una cosa o la otra… LOS playoff divisionales en Grandes Ligas serán, como se acostumbra, a ganar tres juegos. La diferencia este año es que el equipo con mejor registro en la regular jugará todos los partidos en su casa. La postemporada, aún con la frialdad de las tribunas vacías, estará interesante con dieciséis escuadras clasificadas… SOLO Víctor Reyes (Detroit) batea sobre .300 entre los venezolanos con turnos oficiales. El jardinero barcelonés estaba en .311 y sus cuatro jonrones superan los tres que sonó en 2019. Se ha consolidado como abridor de los Tigres, ubicación en la cual conecta para .354. Vive un buen septiembre... CHARLIE Blackmon (Rockies) despachaba para .500 el 11 de agosto. Los pitchers le aplicaron el ácido y desde entonces liga para .200 (85-17), decayendo a .336.

--

Publicada en La Prensa de Lara, el miércoles 2 de septiembre de 2020. Aquí reproducida con autorización del autor.

Alfonso Saer tiene más de 50 años en los medios de comunicación venezolanos. Es la voz más reconocible del Cardenales de Lara desde hace décadas y uno de los periodistas de mayor trayectoria en el país. Su columna es la más veterana de la prensa deportiva local actualmente.
Síguelo en @alfonsosaer

Comparte este artículo:

Publicar un comentario

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.