Top Menu

 

Carlos Carrasco tuvo una temporada de Regreso del Año... aunque no ganará el premio


El derecho venezolano brilló en la rotación de los Indios, tras vencer la leucemia y superar claramente sus numeritos de2019. Pero claro, ya la MLB le entregó ese galardón en diciembre pasado por haber derrotado la enfermedad

Por Ignacio Serrano
ElEmergente.com

Carlos Carrasco venció la leucemia, volvió a ser un pitcher abridor de élite y recuperó las estadísticas que hace un año perdió debido al mal que sufrió. Pero aunque merezca ser el Regreso del Año en la Liga Americana, no obtendrá esta vez el preciado galardón.

No hay retaliaciones ni discriminación con este lanzador venezolano. Es cierto que en 2019 terminó con 5.29 de efectividad, muy lejos de sus estándares en la MLB, y también que fue empleado como relevista, no en la rotación, porque no daban los tiempos para que volviera al morrito en su rol original.



Todo eso haría a Carrasco un nominado lógico para esta oportunidad, salvo por el detalle de que en diciembre fue proclamado Regreso del Año debido a su inspiradora batalla contra la enfermedad.

El lanzador nacido en Barquisimeto se convirtió en un caso muy especial, en diciembre pasado. Además de ganar el Roberto Clemente por su excelencia en el campo y sus labores benéficas fuera del terreno, fue el receptor de esta otra distinción, que le convirtió, literalmente, en un pelotero que se fue y regresó en un mismo campeonato.

Si te gusta El Emergente, quizás puedas apoyarme con una mínima colaboración mensual. Haz click aquí y sé parte de esta comunidad


Anécdotas aparte, el cierre de campaña que tuvo Carrasco ante los Piratas de Pittsburgh, el fin de semana, coronó una cosecha sobresaliente, que hizo recordar al dominante tirador que desde 2014 ha sido uno de los mejores de los Indios de Cleveland, en particular, y del joven circuito, en general.

El larense dejó 2.55 de efectividad, su mejor desde ese 2014, precisamente. Su efectividad ajustada de 157 fue la mejor de toda su carrera y lo mismo sucedió con su rata de 10,9 ponches por cada nueve innings de labor.

Su promedio de 7,3 imparables por cada nueve entradas solo está por detrás de 2014, también, y en estos tiempos de poder desatado él estuvo exactamente en la media de su carrera con 1,1 jonrones por cada nueve actos.


Puede que haya aspectos que no recuerden sus tiempos más brillantes, como la cantidad de bases por bolas que concedió. Pero aunque Shane Bieber es el número uno de la tribu, heredero del ya ido Corey Kluber, Carrasco se mantuvo como su escudero ideal, aunque su marca de 3-4 resultara discreta, producto de la escasa ofensiva de los indígenas.

No ganará el Regreso de Año. Puede que ese premio vaya a otro venezolano, a Salvador Pérez, y no a él. Pero su vuelta al rol de abridor, con la misma fortaleza y dominio de siempre, hacen que el diestro sea, sin dudas, una de las historias más felices de este torneo regular que acaba de terminar.

Revisa otras noticias de los grandeligas venezolanos haciendo click aquí.

Ignacio Serrano

Comparte este artículo:

Publicar un comentario

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.