Top Menu

 

Minifaldas y batazos: cuando las mujeres jugaban su propia Serie Mundial


HISTORIAS DEL DIAMANTE
Por Joaquín Villamizar Baptista

Hoy vamos a hablar de la Liga Profesional femenina y sus Series Mundiales.

Entre 1943 y 1954 las damas jugadoras profesionales de beisbol en Estados Unidos protagonizaron 12 Series Mundiales consecutivas como colofón a sus respectivos campeonatos. Las llamaron “All American Girls Professional Baseball League (AAGPBL).


Esta organización fue idea y creación del dueño de los Cachorros de Chicago en aquella época, Phillip Wrigley, quien quiso ofrecer beisbol extra a los fanáticos, después de que 400 bigleaguers, más de la mitad de los jugadores de entonces, fueran enviados al Servicio Militar durante la Segunda Guerra Mundial.

La historia de estas damas peloteras fue llevada al cine en la película de Penny Marshall que se estrenó en 1992, bajo el título de “A league of Their Own”, protagonizada por Madonna y Geena Davis, entre otras.

Wrigley tuvo una preocupación cuando preparaba su liga y espetaba: “¡No quiero que se vean disfrazadas de hombres! ¡Deben aparecer muy femeninas y sexys!”. Por eso, encargó a su esposa Jane el diseño de los uniformes. Y todo lo que ella hizo fue inventar la minifalda, pero con muchos vuelos. Por eso, durante la acción, se les veía a menudo la ropa interior. Eso, hoy día es algo sin importancia... ¡pero hace casi 80 años era muy osado y atractivo!

Actualmente ha existido la inquietud en las damas por jugar al beisbol. Las pruebas más antiguas que se han encontrado de equipos integrados por muchachas datan de 1866 y esos documentos reposan en el Salón de la Fama de Cooperstown. En ese año fue famoso el club “Resolutes”, de las damas de Vassar College de Poughkeepsie, en Nueva York. Se trata de un dibujo a pluma en el cual aparecen las chicas con unas gorras muy sugestivas, jugando sin guantes y con minifaldas, pero sobre grandes bombachas y medias largas que les cubrían muy bien las piernas.

Entre 1933 y 1935 se hizo notar un equipo femenino de Staten Island, Nueva York, llamado “New York Bloomers Girls”. En 1995, bajo el patrocinio de la cerveza Coors, se lanzaron las “Colorado Silver Bullets”, con Phil Niekro como manager. Hicieron giras para jugar contra equipos de hombres, conformados por bigleaguers retirados, peloteros de las Ligas Menores y estudiantes universitarios. Pero la empresa no fue exitosa y sólo duró un año.

Las más famosas de la historia y las únicas en dejar acciones dignas de Series Mundiales han sido las muchachas de la AAGPBL, quienes lograron vender 1 millón de boletos para sus juegos en 1948. Jugaban bajo la supervisión del Comisionado de esa liga, Max Carey, quien con los Piratas de Pittsburgh había dejado promedio al bate de .458 en la Serie Mundial de 1925 frente a los Senadores, y fue elevado al Salón de la Fama en 1961.

Las Melocotones de Rockford , Illinois, ganaron 4 de las 12 Series Mundiales. Pero, Wrigley tuvo poco que ver en esto, ya que en 1944 vendió su liga a Arthur Meyerhoff, quien conocía los pormenores del negocio por haber sido el director de publicidad.

Si alguna dama quería formar parte de un equipo de la AAGPLB tenía que demostrar sus habilidades naturales para el juego, y en caso de ser aceptada, debía dedicarse a los entrenamientos, que eran muy exigentes y prolongados.

Hubo estrellas notables, como Sophie Kurys, segunda base de las Bellas de Racine, Wisconsin, quien robó 281 bases en 221 juegos durante dos temporadas.

Si te gusta El Emergente, quizás puedas apoyarme con una mínima colaboración mensual. Haz click aquí y sé parte de esta comunidad

La mayoría de estas damas eran estudiantes y, además hermosas, bonitas y casi todas solteras, lo que resultaba difícil mantenerlas en un equipo durante mucho tiempo. A ellas les encantaba anunciar sus bodas. Hubo una semana durante la cual se casaron 17, y a 14 de ellas los esposos no las dejaron jugar más. Desde luego, “no era fácil sustituirlas a todas al mismo tiempo”, contó Meyerhoff, al explicar por qué se acabó la Liga. Por eso, el número de equipos es muy diferente de una temporada a otra. Hubo años con tan pocos como 4 equipos y otros con tantos como 10.

Es notable el caso de Dolores Brumfield, quien tenía 14 años y con permiso de sus padres abandonó la escuela y el hogar para jugar con las Medias de South Bend. Al retirarse, se dedicó a estudiar, hasta lograr un doctorado en Educación Física y convertirse en profesora de la Universidad de Arkansas.

En los equipos había un buen número de cubanas, tan buenas jugadoras y tan numerosas que organizaron una selección con ellas y en 1949, emprendieron una gira por el Caribe. Las enfrentaban a un “All Star” de estadounidenses y canadienses. Una de las estrellas del club cubano era Isabel Álvarez, lanzadora y bateadora zurda, quien como Brumfield, también había llegado al beisbol a los 14 años.

La gira por Cuba, Puerto Rico y Venezuela fue exitosa e Isabel resultó la sensación, no sólo como lanzaba, bateaba y corría, sino, también por su belleza.

Para 1954 los hombres ya habían regresado del frente de guerra y de las fábricas de productos bélicos, incluyendo a los bigleaguers. Las Grandes Ligas estaban de nuevo en un gran momento. Fue el año que Beto Avila y Willie Mays, ganaron los títulos de bateo en la Americana y la Nacional, respectivamente, y se enfrentaron en la Serie Mundial con sus equipos, Indios y Gigantes.

Era hora de dar por terminada la experiencia de la AAGPBL, que además, sufría por los constantes matrimonios de sus estrellas y por las deserciones a las Universidades. Fue entonces, cuando Arthur Meyerhoff decidió poner fin a la Liga. Al anunciar su determinación, dijo: “Ha sido una preciosa experiencia y un negocio muy divertido. Agradezco al señor Wrigley la oportunidad que me brindó de trabajar primero con él en todo esto, y después, de ser el propietario. Jamás olvidaré cuánto de bueno ha sido este beisbol”.

Es historia, amigos.

Joaquín Villamizar

Fuentes: “Great Baseball Feats”, por David Nemec. “Baseball Memories”, por Louis Mathews. Cinco Mil Años de Beisbol, por Juan Vené.

P.D.: Las ganadoras de las 12 Series Mundiales de las Damas fueron las de los siguientes equipos:
1943: Racine Belles.
1944: Milwaukee Chicks.
1945: Rockford Peaches.
1946: Racine Belles.
1947: Grand Rapids Chicks.
1948 y 1949 y 1950: Rockford Peaches.
1951 y 1952: South Bend Blue Sox.
1953: Grand Rapids Chicks.
1954: Kalamazoo Lassies.

Comparte este artículo:

Publicar un comentario

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.