Top Menu

 

Los Extrabases de Alfonso Saer: Judge y Stanton, como McCovey y Mays


EXTRABASES
Por Alfonso Saer

AARON Judge mide 2,01 metros. Intimida en el plato con humanidad hercúlea y tablazos laberínticos. El actual despegue ha sido básico para que los Yanquis disfruten de su liderato oriental, satisfechos por la barrida ante el colista Boston, su rival por tradición. En cualquier momento, Judge —seis cuadrangulares en nueve juegos— y su ebánico compañero Giancarlo Stanton van a sumar quinientos pies con dos leñazos en una misma noche. Lástima que las tribunas están vacías y no reciben el calor de los aficionados para apoyar ese despliegue de artillería. EN una entrega anterior hablamos de parejas demoledoras y explosivas en el tiempo. Uno recuerda, por ejemplo, a los duetos Ruth-Gehrig, Aaron-Mathews, Mays-McCovey y Mantle-Maris, entre otros. Pero en esta época ninguna dupla le ha dado de manera tan bestial a la pelota como la de Stanton-Judge. NUEVA York suma vuela bardas y encabeza las Mayores en ese departamento. Casi el 80 por ciento de sus carreras provienen de conexiones supremas. Apenas compilan cuatro robos. Poco necesitan de eso.


INVASIÓN caribeña. Los cuatro primeros en la alineación de los Medias Blancas, el domingo ante Kansas City, son cubanos —Robert, Moncada, Abreu, Grandal—, pero luego venían los dominicanos Encarnación y Jiménez. En total hubo catorce latinos en ese encuentro, detalle que ilustra el crecimiento de la tropa de habla hispana en Grandes Ligas. HOUSTON tiene una buena arrancada (5-4) en el oeste americano, pero sus dos primeros en la lista diaria George Springer y José Altuve pisan en falso. El criollo se nota muy apresurado en el plato. El domingo se fue de 6-0 —por tercera vez en su carrera— continuando su ácido slump. UNA de las frecuentes secuelas de la covid-19 es la afección cardiaca. Por ello Eduardo Rodríguez perderá la temporada. La miocarditis diagnosticada lo envía directamente hasta la campaña 2021, Dios mediante sin mayores males. ALBERT Pujols, el mejor bateador caribeño de todos los tiempos, le respira en la espalda nada menos que a Willie Mays. El domingo pescó una recta alta y la depositó en los vacíos graderíos de la izquierda para anotarse el Grand Slam quince de su carrera. Un trío de jonrones lo harán superar los 660 del gran Willie —quinto en la selecta lista— y otras veinte remolcadas lo pondrán en 2.100. Además va por 3.206 hits, 1.335 de ellos extrabases. Con otros siete fletes estará sobre Álex Rodríguez, apenas detrás de Babe Ruth (2.297) y Hank Aaron (2.214).


LA cumbia colombiana estuvo de moda el fin de semana en Grandes Ligas. El campocorto Donovan Solano alcanzó average de .457 (35-16) —segundo mejor en ambos circuitos— y disputaba el segmento de los empujadores (13) en un crecido y hasta inusitado rendimiento ofensivo para los Gigantes. El barranquillero está en el alto estrato desde 2012 y ha sido un discreto bateador, por lo cual su estruendo al ataque es visto con entusiasmo en la tienda de los colosos. GIOVANNY Urshela, quien cautivó a la afición de los Yanquis con la campaña del 2019, resolvió con un Grand Slam el triunfo sabatino de su club ante Boston, 5-2. Nativo de Cartagena, el antesalista (.300, 3 jonrones, 9 empujadas) alivió un problema en esa esquina y ha mostrado el nivel que lo convierte en figura. En esa maquinaria de los Mulos del Bronx lo colocan de octavo, a sabiendas de la fuerza que hay en todo el elenco.     COLOMBIA ha subido 24 peloteros a las Mayores, la mayoría de ellos lanzadores (9) e infielders (9). Válido recordar que su primera individualidad en el circo beisbolero fue Luis Castro —segundo latino en las Mayores— en el muy lejano 23 de abril de 1902. Por razones obvias casi todos los neogranadinos que han saltado hasta Grandes Ligas nacieron en territorio costeño del Atlántico.


AGOSTO, para bien o para mal, debe ser un mes decisivo en el destino de la temporada venezolana. Hubo ya una reunión entre el sector oficialista y representantes de la LVBP. Nada concreto se registró y promoverán un segundo encuentro en fecha obligatoriamente cercana. Son tantas las cosas por resolver —además del crecimiento del COVID-19— que resulta imposible no dudar sobre la realización del certamen. ES indiscutible que el beisbol ha tenido un avance extraordinario en el desarrollo de los jugadores, amén de nuevas técnicas, el aporte de las ciencias matemáticas —ponderando la sabermetría— y la preparación de los peloteros. Ahora cualquiera lanza sobre 95 millas, velocidad que antes era propia de privilegiados. El toque de bola está en desuso, el robo de bases es un recurso secundario y los jonrones se multiplican.  AÚN con la devaluación inmisericorde, una divisa criolla vale varios millones de dólares, aunque hoy no haya quien los pague. Nos recordó Javier González en sus efemérides que hace 58 años —03 de agosto de 1962— el empresario Alejandro Hernández le vendió por UN BOLÍVAR el Pampero a José Antonio Casanova, días después fundador de La Guaira.

--

Publicada en La Prensa de Lara, el miércoles 5 de julio de 2020. Aquí reproducida con autorización del autor.


@alfonsosaer

Comparte este artículo:

Publicar un comentario

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.