Top Menu

 

EL EMERGENTE. Dejen la tragedia con Acuña: él siempre empieza lento


EL EMERGENTE
Por Ignacio Serrano

¡Cuánto ruido por el lento inicio de Ronald Acuña Jr. este año!

Ha habido tuits, reportes, análisis y encuestas. ¿Le costará esto el chance de ser Jugador Más Valioso? ¿Podrá salir a tiempo del slump? ¿Qué pasa con el astro venezolano?


Pues pasa lo que le pasa siempre, desde que es grandeliga. Pasa que apenas está empezando a encontrar el paso.

Quizás algunos no vean la tendencia, porque acuden al inicio de Acuña en 2018, ya con los Bravos, y ven su explosivo debut. Pero resulta que aquel año, el de su graduación, tardó 10 días y nueve juegos para finalmente empezar a producir con el madero.

Claro, Baseball Reference no lo dice, porque aquella sequía fue en Triple A. Pero igual sucedió. El nativo de La Sabana fue enviado al Gwinnett, la principal sucursal de Atlanta, antes de terminar el Spring Training. ¿Y qué pasó allí? Lo mismo que ahora.

En esa oportunidad, Acuña bateó de 35-6 (.171) y se fue en blanco en cinco de esos nueve choques. En ese lapso, apenas dio un extrabase, un doble. Y su OPS era un paupérrimo .411 ¡contra pitchers de Triple A!

Apoya a El Emergente. Haz click aquí y sé parte de esta comunidad. La cantidad más pequeña cuenta un montón

Luego de eso largó su primer jonrón y a partir del undécimo día no hubo quien lo detuviera. Fue subido el 28 de junio y hasta el sol de hoy.

¿Qué pasó en 2019? Pues lo mismo. La única diferencia fue que empezó la justa en las Mayores, como era lógico.

En sus primeros nueve cotejos del año pasado consiguió un average de .129, con un OPS de .612, también miserable. En cinco de esos topes se fue en blanco y en ninguno pudo duplicar con el madero.

¿Qué ocurrió después de eso? Que a partir de 8 de abril se encendió, y únicamente por una lesión en las piernas no pudo hacer historia como el quinto 40/40 en la Gran Carpa.


¿Cuál es la lección que nos deja el varguense? Que no importa su average de .143 en sus primeros siete juegos, o que mostrara un horrendo OPS de .429 ni que diera su primer cuadrangular apenas este fin de semana. Acuña va a batear. Y va a batear mucho, muchísimo, una vez encuentre su ritmo.

Porque hay peloteros así, que empiezan lento, y él tiene tres años diciéndonoslo a la cara. Del mismo modo que tiene tres años enrostrándonos que es uno de los toleteros más emocionantes e imparables, una vez que se suelta a batear.

Ignacio Serrano

Revisa aquí el archivo de columnas

Comparte este artículo:

Publicar un comentario

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.