Top Menu

 

Barry Bonds no fue el único en recibir boleto intencional con las bases llenas


HISTORIAS DEL DIAMANTE
Por Joaquín Villamizar

Hoy vamos a hablar de las Grandes Ligas entre 1995 y 1999.

El 19 de marzo de 1995 se anunció la expansión de las dos ligas grandes. En la bahía de Tampa, se inaugurarían en 1998 los Mantarrayas de Tampa Bay, en la Americana, y los Diamondbacks pasarían a formar parte de la Nacional, en Phoenix.



Pedro Martinez lanzó 9 innings perfectos con los Expos en San Diego el 3 de junio de 1995, y después que Montreal se puso a ganar 1-0 en la primera entrada del décimo capítulo, en el cierre de ese inning, Bip Roberts le conectó doble al dominicano. Pedro fue el pitcher ganador, pero no terminó el juego.

Mickey Mantle murió de cáncer en los pulmones el 13 de agosto de 1995. Había cumplido 63 años de edad.

El 1° de abril de 1966 el umpire John McSherry, quien trabajaba en home en esa tarde inaugural en Cincinnati, con los Expos de visita, cayó a tierra después de los primeros 7 lanzamientos. Una hora después, murió en el hospital, víctima de problemas cardíacos. El juego fue pospuesto.

El 27 de septiembre de 1996 el segunda base de los Orioles, el puertorriqueño Roberto Alomar, le escupió la cara al árbitro de home, John Hirschbeck, quién le había cantado un tercer strike. El hecho produjo un escándalo inmenso, pero después de ser sancionado, Alomar, trató de hacerse amigo de Hirschbeck y lo logró.

El 29 de septiembre de 1996 Barry Bonds terminó su temporada con 42 jonrones y 40 bases robadas, el segundo en la historia con 40-40, después de José Canseco.

El 15 de abril de 1997 se cumplían 50 años de la llegada del primer negro a las Grandes Ligas en el Siglo XX. Por eso, se retiró de los uniformes de todos los equipos el número 42 que usara Jackie Robinson. Pero se permitió que quienes lo estuvieran usando, como Mariano Rivera, pudieran mantenerlo hasta el final de sus carreras, si así lo deseaban.

Los Gigantes le ganaron 4-3 a los Rangers en Texas el 2 de junio de 1997, en el primer juego interligas en la historia del beisbol de las Grandes Ligas, ante 46.507 personas. La tradición de 96 años, que mantenía separadas los dos circuitos hasta la Serie Mundial había desaparecido. Otros 213 juegos interligas se celebraron ese año.

El 5 de noviembre de 1997 se decidió la mudanza de los Cerveceros de la Liga Americana a la Nacional, para integrar la División Central. Los Diamondbacks jugarían en el Oeste de la Nacional y los Mantarrayas en el Este de la Americana, mientras que Detroit se mudaría del Este de la Americana a la División Central.

El 15 de abril de 1998 por primera y única vez, cuatro equipos de Grandes Ligas protagonizaron dos juegos en un mismo estadio. Los Yanquis se vieron obligados a abandonar Yankee Stadium porque un pedazo de concreto había caído del techo de la Mezzanina, en el lado izquierdo. Mientras esa tarde reparaban y chequeaban toda la estructura, los Yanquis le ganaron a los Ángeles 6-5 en Shea Stadium. En la noche, sobre el mismo terreno, los Mets vencieron a los Cachorros 2-1.

El 28 de mayo de 1998 el manager de los Diamondbacks, Buck Showalter, se convirtió en el tercer piloto de Grandes Ligas en ordenar base por bolas intencional con 3 hombres en las bases. Arizona ganaba 8-6, cuando Barry Bonds, recibió la base de regalo para poner la pizarra 8-7. Ese fue el resultado final del juego.

El primer estratega en tomar ese riesgo había sido el manager-pitcher de los Chicago Stockings, Clark Griffith, el 23 de mayo de 1901. Pasó por bolas a Nap Lajoie, de los Atléticos, quién ese año bateó para .422 de average. El otro manager de la historia en hacerlo fue Mel Ott, de los Gigantes, el 23 de julio de 1944, ante Bill Nicholson, de los Cachorros. Estos dos timoneles también ganaron sus juegos.

El 9 de agosto de 1998, con los Bravos de Atlanta, el nicaragüense Dennis Martínez fue el pitcher ganador como relevista en juego con los Gigantes de visita. Fue su victoria 244 en las Mayores, una más que el dominicano Juan Marichal, para convertirse en el hispanoamericano más ganador en las Grandes Ligas. Antes de retirarse, Dennis ganó una vez más, para terminar con 245-183 y 3.70 de efectividad. Sería sobrepasado después por el dominicano Bartolo Colón, que dejó récord de 247-188 y 4.12 de efectividad.

Cal Ripken terminó su cadena de récord de apariciones en juegos consecutivos, con 2.632. Ocurrió el 20 de septiembre de 1998, cuando no apareció en la alineación para el juego final de la temporada en Baltimore, frente a los Yanquis.

Si te gusta El Emergente, quizás puedas apoyarme con una mínima colaboración mensual. Haz click aquí y sé parte de esta comunidad

El 12 de diciembre de 1998 fue firmado el primer contrato por 100 millones de dólares con un bigleaguer. Fueron los Dodgers, que contrataron al lanzador Kevin Brown, quien cobró 105 millones en 7 años, los últimos dos con los Yanquis. Durante estas actuaciones, Brown ganó más de 14 juegos en un sólo año, 2 veces terminó con récord negativo, su promedio fue de 10 victorias por torneo y la efectividad le quedó en 4.28. Como ganó en total 72 veces, se podía calcular que cada una de esas victorias costó 583.333 dólares. Ni los Dodgers ni los Yankees, llegaron a la Serie Mundial con él a bordo en ese período.

El 4 de abril de 1999 los Padres fueron homeclub en Monterrey, Nuevo León, México, porque el estadio de San Diego era ocupado por una convención política. Con una asistencia de 27.104 personas, los religiosos perdieron ante los Rockies 8-2.

El dominicano Fernando Tatis padre, de los Cardenales, asombró al mundo del beisbol el 13 de abril de 1999, cuando en un sólo inning, el tercero, conectó dos Grand Slams, y ambos contra el mismo lanzador de los Dodgers, Chan Ho Park. Anotaron 11 carreras en la entrada, en la ruta a una victoria de 12-5.

El 14 de julio de 1999, en Milwaukee, en donde construían el Miller Park para los Cerveceros, 400 toneladas de concreto y metal se precipitaron accidentalmente a tierra. Hubo tres muertos y decenas de heridos. El desastre produjo pérdidas por 75 millones de dólares y obligó a posponer la inauguración del nuevo parque hasta 2001.


En 1999 los Orioles fueron autorizados para jugar en La Habana, el 28 de marzo de ese año, contra la Selección Nacional de Cuba. Los Orioles ganaron 3-2 en 11 innings. Era extraño, porque el bloqueo o embargo estaba vigente este año y si uno entraba a Estados Unidos con un tabaco cubano podía ir a la cárcel. Pero bueno, el beisbol hace milagros y la explicación que dio el comisionado fue: “Todo era parte de una iniciativa para crear lazos de amistad con Cuba”. Luego de ese juego, el 3 de mayo de 1999, se jugó la revancha y la Selección Cubana viajó a Baltimore, donde se impuso a los Orioles 12-6. En ninguno de los dos juegos participó el slugger cubano de los oropéndolas, Rafael Palmeiro, a manera de protesta. Es historia, amigos.

Joaquín Villamizar

Fuentes: Bill Felber, 125 Years of Professional Baseball. Cinco mil años de Beisbol, por Juan Vené.

Revisa aquí el archivo de columnas de Joaquín Villamizar.

Comparte este artículo:

1 comentario :

  1. Buenas noches. Siempre Leo estas anécdotas y datos históricos sobre béisbol. si mal no recuerdo,el partido de los padres en México fue en 1996 y no en 1999 como comentas. La temporada de 1999 si empezó en Tijuana pero era por la decisión de empezar allá,no como el año donde se jugó por la convención política en el estadio de los padres. saludos y muchos éxitos

    ResponderBorrar

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.