Top Menu

 

Llegan los años 70 y George Steinbrenner compra los Yanquis por solo $ 10 millones


Por Joaquín Villamizar
Historias del diamante

Hoy vamos a hablar del beisbol de Grandes Ligas entre 1970 y 1974.

En 1970, el comisionado Bowie Kuhn devolver la elección de los integrantes de los rosters por el Juego de las Estrellas a los fanáticos, en vez de mantenerla en los managers y periodistas. El motivo fue por los ingresos por publicidad en las tarjetas que crearon para que los electores pincharan los nombres de sus peloteros favoritos.



Por razones económicas, los Pilotos de Seattle terminaron su existencia después de sólo un año y fueron vendidos en 1970, para ser trasladados a Milwaukee.

En 1971, después de 71 años como sede de la Liga Americana, la capital de Estados Unidos, Washington DC, se quedó sin beisbol. El día 21 de septiembre se aprobó la mudanza de los Senadores a Dallas-Fort Worth, Texas, donde jugaría como los Rangers. Y nueve días después, ocurrió uno de los momentos más curiosos en la historia del beisbol. El 30 de septiembre de 1971, los Senadores perdieron el último juego del año por forfeit a favor de los Yankees, cuando en el noveno inning los fanáticos se lanzaron al terreno y destrozaron las tribunas para llevarse un souvenir.

En 1971, un latinoamericano ganó por primera vez el título de Más Valioso en una Serie Mundial. Fue el sensacional Roberto Clemente, de los Piratas, quien frente a los Orioles bateó para .441, con 12 hits en 29 turnos, 2 dobles, un triple y 2 jonrones, 4 empujadas, 3 anotadas y 15 jugadas en el rightfield, 3 de ellas espectaculares.

También en 1971, el primer contrato multimillonario de la televisión fue firmado entre Major League Baseball y NBC-TV por 72 millones de dólares y 4 años. Ese mismo año, Leroy Satchel Paige se convirtió en el primer afroamericano en ser elevado al Salón de la Fama de Cooperstown por la vía de las Ligas Negras. Antes, habían sido elevados dos afroamericanos, pero por los periodistas: Jackie Robinson y Roy Campanella, uno en 1962 y el otro en 1969, respectivamente.

El 13 de abril de 1972 estalló la primera huelga realmente organizada en las Grandes Ligas. En los 13 días que duró, dejaron de jugarse 86 juegos.

Roberto Clemente llegó a los 3.000 hits en su último turno al bate en la temporada de 1972, el 30 de septiembre. Ese mismo año, en la noche de Año Nuevo, cuando emprendía vuelo a Managua, Nicaragua con toneladas de alimentos, medicinas, ropas y otros auxilios, el avión se precipitó al mar. Nunca más se supo del aparato ni de sus ocupantes.

Jackie Robinson, el primer afroamericano que jugó en las Grandes Ligas en el Siglo XX, murió en Nueva York, el 24 de octubre de 1972, a las 7:10 am, con 51 años de edad, víctima de un infarto. Dejó de existir cuando lo llevaban al hospital. Era diabético, pero no se cuidaba y comía helados todos los días. Un año antes se hizo todos los exámenes de sangre. El médico que lo atendía, dijo: “Primera vez que examino a alguien con un cuerpo tan hercúleo y tan destruido por dentro".

Ahora puedes apoyar a ElEmergente. Haz click aquí y sé parte de esta comunidad. La cantidad más pequeña cuenta

El 3 de enero de 1973, George Steinbrenner y unos amigos compraron los Yanquis a la CBS por solo 10 millones de dólares. El 25 de febrero de ese año, bigleaguers y dueños de equipos firmaron un convenio de trabajo por 3 años que incluía las primeras modificaciones a la cláusula de reserva en favor de los peloteros, que fue el comienzo de los pasos jurídicos para los juicios de arbitraje. La figura del bateador designado entró en el funcionamiento de la Liga Americana el 6 de abril de 1973 cuando Ron Blomberg, de los Yanquis, recibió boleto de Luis Tiant, de los Medias Rojas de Boston, en Fenway Park.

El 21 de julio de 1973, Hank Aaron se convirtió en el segundo toletero con 700 jonrones, tras Babe Ruth, que se retiró con 714. El 11 de febrero de 1974, se celebró el primer arbitraje en las Grandes Ligas y lo ganó el lanzador de los Mellizos, Dick Woodson. En estos juicios, los abogados del equipo y del pelotero, exponen ante un juez (arbitro) sus argumentos, por los cuales piden que los honorarios sean de determinada cantidad de dólares. Al final, el juez debe decidir por una de las dos sumas, nada intermedio, ni menos, ni más.

A principios de este año, 1974, los Yankees comenzaron la primera de dos temporadas que jugarían en el Shea Stadium, mientras remozaban el viejo Yankee Stadium. Desde 1922 no eran home club fuera de la vieja casona del Bronx.

Hank Aaron había terminado la temporada anterior de 1973 con 713 jonrones, sólo a uno del récord de todos los tiempos de Ruth. El 4 de abril de 1974, en Atlanta, en la tarde inaugural de la temporada, en Cincinnati despachó el 714, con el cual empató la marca. Lo dio contra Jack Billingham. Cuatro días después, en la noche del 8 de abril, en Atlanta, en el segundo turno, chocó una recta al zurdo Al Downing y la pelota voló por encima de la barda del left, sobre el bullpen de los Bravos. El relevista Tom House, de los Bravos, gran amigo de Hank, la atrapó y se la obsequió al nuevo rey de los cuadrangulares. Elevaría la marca a 755.

Con 106 apariciones, 15 ganados y 12 perdidos, 21 salvados en 33 oportunidades y efectividad de 2.42, el lanzador derecho Mike Marshall, de los Dodgers, fue el primer relevista en la historia en ganar el Cy Young, en 1974.

La primera firma multimillonaria de un bigleaguer como agente libre la protagonizaron George Steinbrenner y los Yanquis. El 31 de diciembre de 1974 contrataron al lanzador Jim Catfish Hunter, de los Atléticos, por 3 millones 750 mil dólares por los próximos 5 años. Y el primer mánager afroamericano en Grandes Ligas contratado expresamente para el cargo también corresponde a este receso entre temporadas y fue Frank Robinson.

Es historia, amigos.

Joaquín Villamizar

Fuentes: Bill Felber, 125 Years of Professional Baseball. Cinco mil años de Beisbol por Juan Vené.

Revisa aquí el archivo de columnas de Joaquín Villamizar.

Comparte este artículo:

Publicar un comentario

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.