Top Menu

 

EL EMERGENTE. En busca de los nuevos grandeligas de Venezuela (primera parte)

Aarón Bracho, cotizado prospecto de los Indios de Cleveland

EL EMERGENTE
Por Ignacio Serrano

Son 24 los venezolanos sin experiencia en las Grandes Ligas que hasta ahora han sido incluidos en las nóminas de 60 jugadores convocados para la temporada 2020 de la MLB.

Es genial. ¿Saben por qué? Porque al no haber Ligas Menores este año, al saber que es necesario aparecer en estas listas para ser elegible, por primera vez podemos reducir al máximo el margen de error en nuestra búsqueda anual de los próximos bigleaguers en la expedición nacional.


Vamos a dedicar algunas columnas a esta promoción, para detallar cada caso y evaluar su chance. Porque con esta y las siguientes entregas tendremos el retrato y el vaticinio de los potenciales nuevos miembros de la legión criolla en la Gran Carpa.

Vayamos desde la Liga Americana hasta la Nacional, de cinco en cinco, comenzando aquí.

Luis Alexander Basabe (Medias Blancas). Está realmente cerca de su graduación. Tiene 23 años de edad y es un prospecto legítimo de Chicago. Si la campaña se hubiera disputado sin los sobresaltos de la pandemia mundial, habría empezado entre Doble A y Triple A. Le falta muy poco.

Basabe pertenece en la LVBP a los Leones de Caracas y su talento cautivó a Omar Vizquel, que le dirigió en Clase A avanzada en 2018. Todavía debe mejorar la consistencia al chocar la pelota y añadir poder, aunque ya tiene cosechas de 15 y 12 jonrones.

Dos cosas le separan de llegar en 2020: afilar sus herramientas, subiendo su average y añadiendo extrabases, y lo más difícil, encontrar espacio arriba. Los Medias Blancas están repletos de talento, especialmente en los lugares donde él podría jugar: Eloy Jiménez, Luis Robert y Nomar Mazara en los jardines, Edwin Encarnación como designado.

Es difícil concebir que los patiblancos lo van a subir si no se abre una oportunidad para jugar a diario. Veremos.

Aaron Bracho (Indios). Esta es una sorpresa. A ver, es parte de las nóminas de 60 hombres, así que es candidato. Posiblemente esté, sin embargo, en la parte de atrás de la lista de espera.

Bracho es un joven que acaba de cumplir 19 años de edad. Defiende la segunda base y es reserva de los Tiburones de La Guaira. Todavía no ha jugado más arriba de Clase A corta. Le falta camino y madurez.

¿Por qué está aquí? Primero, por su talento. Lo tiene, y mucho. Choca bien la pelota. Lo mejor de todo, es que lo hace con poder, un detalle feliz, tratándose de un intermedista.

La verdadera razón por la que ha sido convocado por Cleveland posiblemente sea su estatus en la organización. La tribu pagó por él nada menos que 1 millón 650 mil dólares al firmarlo en 2017. No quieren que pierda el año practicando solamente, y nada mejor que foguearlo con los más experimentados, al no poder reportarse a Clase A avanzada. ¿Que podría dar la sorpresa? No parece todavía. Pero ojalá.
Anthony Castro (Tigres). Parece estar un poco más cerca de las Mayores que Basabe. Como aquel patrullero, jugó en Doble A la temporada pasada, pero tiene dos ventajas: su rol y sus resultados recientes.

Castro es pitcher. Ya tiene 25 años de edad. Y dejó 4.40 de efectividad como abridor en la Liga Oriental, sin desentonar luego en la Arizona Fall League, el circuito de prospectos de la Gran Carpa.

Aunque es abridor, su capacidad ponchadora puede hacer que le vean como una ayuda desde el bullpen en este mismo torneo. En 2019 ponchó a más de nueve adversarios por cada nueve innings, aunque todavía debe trabajar en su control. Esto último puede ser lo que postergue su momento estelar arriba. Y claro, también la capacidad competitiva de Detroit.

En Venezuela pertenece al Caracas.  

Franklin Pérez (Tigres). Se trata de un talento como pocos en la Ciudad del Motor. Pero entre sus características únicas también está el haber sido victimizado por las lesiones.

Pérez tiene rayas por doquier. Allá es de los bengalíes y también acá, pues pertenece a Aragua. Ganó renombre en 2017, porque fue la pieza clave en el cambio que envió a Houston al as Justin Verlander.

Todavía tiene 22 años de edad, lo que significa que tiene tiempo por delante. Pero en los últimos dos campeonatos enteros apenas ha podido aparecer en nueve compromisos, lo más alto en Clase A avanzada. ¿Cómo desarrollarse en esas condiciones?

Cuando ha podido lanzar, no obstante, ha sido bueno. Muy bueno. Con más de un ponche por inning, muy pocos jonrones y apenas 2,8 boletos por cada nueve entradas desde que se estrenó en las Menores.

Su caso parece estar en un sitio intermedio entre Castro y Bracho. Pudiera llegar a debutar, pero solo será si consigue mantenerse saludable y causa impacto al trabajar con el grupo que quedará en la reserva a partir del Día Inaugural.


Luis García (Astros). Es otro caso interesante. No ha ido muy lejos, lo que juega en su contra; apenas ha lanzado en Clase A avanzada. Pero tiene 23 años de nacido y, lo más interesante, es un legítimo prospecto, con numeritos excepcionales y la versatilidad de poder ayudar como abridor o relevista.

García es guayanés y desde que empezó a mostrarse en la Dominican Summer League cuenta con una efectividad global de 2.50 (con 1.17 de WHIP), casi 13 ponches por cada nueve actos y apenas 14 cuadrangulares permitidos en 54 encuentros, algo especialmente notable al ver que 32 de esas incursiones han sido como abridor.

Todavía da muchas bases por bolas. Lo que, junto a no haber pasado todavía por Doble A, permite hacer apuestas en su contra.

Pero ojo con García, pues produce demasiados abanicados, ya ha tenido experiencia como apagafuegos —con éxito— y mantiene la pelota dentro del parque, por lo que es un claro candidato a ayudar desde el bullpen, si las circunstancias obligan en Houston. No lo perdamos de vista.

Ignacio Serrano

Comparte este artículo:

3 comentarios :

Todos los comentarios deben evitar los insultos. Se puede criticar sin llegar a la grosería o el irrespeto

 
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media. Licencia de OddThemes y VineThemes
Todos los derechos reservados © Ignacio Serrano, El Emergente. Dirección de BALOO Media.